Mes: Abril de 2022

La plantación de una iglesia en el sureste de Texas recibió recientemente deseos de construcción para plantar iglesias propias

Hope Church en Montgomery, cerca de Houston, se reunía en una escuela primaria cuando COVID los cerró, pero Dios tenía un plan para su futuro campus justo al lado. Ahora la plantación de la iglesia se basa en nueve décadas de servicio fiel en la misma comunidad. 

La planta tenía apenas un año cuando llegó la pandemia, y dado que manejaban de 75 a 100 personas cada domingo, el grupo era demasiado grande para reunirse en una casa, dijo el pastor principal Justin Dancer. 

“No había otros lugares para encontrarnos”, dijo, “así que fuimos
en línea." 

Justo al lado de Lone Star Elementary estaba la Iglesia Bautista Honea, con la que la plantación de la iglesia se había hecho amiga durante su corta existencia. Honea había estado en la comunidad durante más de 90 años, pero estaba disminuyendo y luchando. Los miembros vieron a Dios trabajando en Hope Church y querían unirse a Él.

“No fue una fusión. Se disolvieron y la mayoría de sus miembros se unieron a nuestra iglesia”, dijo Dancer. Honea entregó su campus, incluidos cinco acres y aproximadamente 15,000 pies cuadrados de espacio de construcción, a Hope Church como base para el futuro.

"Vieron la gran visión de Dios obrando, y vieron la vida y el crecimiento, y vieron como algo de Dios unirse a eso. Me lo tomo muy en serio".

Las comidas de los miércoles por la noche, donde múltiples generaciones pueden reunirse en una mesa para una conversación centrada en Jesús, son una parte clave de la estrategia de la iglesia.

“Vieron la gran visión de Dios obrando, y vieron la vida y el crecimiento, y vieron como algo de Dios unirse a eso. Me lo tomo muy en serio”, dijo Dancer, y agregó que la eficacia de Hope Church para hacer discípulos “honra los 91 años del legado de Cristo en Honea”.

Hope Church ha bautizado a unas 60 personas en sus primeros tres años, y tienen la costumbre de llevar a los niños, que normalmente se reúnen para el culto de los niños, al centro de adoración para ver los bautismos.

“Cada vez que eso sucede, veo a estas personas mayores y fieles llorando”, dijo Dancer. “Están llorando, tan felices”. Los ex miembros de Honea a menudo le dicen a Dancer: "Oramos por esto durante tantos años" y "No puedo creer que viví lo suficiente para ver esto". 

Hope Church ha renovado el espacio cedido por Honea para llegar a una comunidad del siglo XXI, que está creciendo sustancialmente. La iglesia tiene dos servicios los domingos con una asistencia de 21 a 200 personas, y cada miércoles por la noche el campus está lleno. 

“Tengo como 15 estudiantes de secundaria en mi oficina para tiempo en grupos pequeños”, dijo el pastor. “Literalmente usamos todas las habitaciones los miércoles por la noche”.

Dado que Dancer creció en Texas y las actividades de los miércoles por la noche son una fortaleza de la iglesia local, es importante para él que sea una parte clave de Hope Church en un día en que muchas iglesias no enfatizan una reunión entre semana.

Montgomery es un área multigeneracional con alrededor del 20% de cada una de cinco generaciones diferentes que aparecen en un estudio demográfico. Por eso, Hope Church es intencionalmente multi-
generacional

“Es por eso que tenemos comidas los miércoles por la noche”, dijo Dancer. “Quiero que las personas mayores se sienten con personas de mediana edad y jóvenes que tengan conversaciones centradas en Jesús con regularidad, por lo que estamos tratando de crear un espacio para eso”.

La Iglesia Bautista Honea, una congregación que ministró en Montgomery durante nueve décadas, entregó su campus a la Iglesia Hope como base para el futuro.

Montgomery es conocido por muchos de los que viven allí como una comunidad rica.

“El mayor obstáculo en nuestra comunidad, debido a la riqueza, es fingir”, dijo Dancer. “Afuera, hay dinero, casas grandes, lindos autos, pero adentro, nunca lo sabrías, pero todo el mundo es un desastre. Hay enormes cantidades de deuda, hay problemas familiares. Simplemente está tapado”.

Lo que eso significa para la iglesia, dijo el pastor, es que tienen que ser un faro de luz, proporcionando un lugar donde las personas puedan estar
“auténticamente conectados en relaciones centradas en Jesús”.

“Las personas pueden venir como son y estar conectadas y amadas y crecer sin importar dónde se encuentren”, dijo Dancer.

La idea de la Iglesia Hope comenzó cuando Dancer formaba parte del personal de la Iglesia Bautista Crossroads en The Woodlands y el pastor le pidió que plantara una iglesia en nombre de Crossroads. Dancer había servido previamente durante seis años en Dakota del Sur plantando iglesias con la Junta de Misiones Norteamericanas. 

Cuando se inauguró Hope Church en abril de 2019, un grupo central de unas 20 personas de Crossroads formaba parte de la asistencia promedio que oscilaba entre 50 y 100, dijo Dancer. Establecieron la meta de ayudar a plantar 25 iglesias en 25 años.

Para facilitar eso, Hope Church ya tiene un programa de residencia de plantación de iglesias y ha capacitado y enviado a un plantador a Conroe, a unas cinco millas por la carretera.

“También nos estamos asociando oficialmente para plantar otras dos iglesias fuera del área de Houston, por lo que somos tres en este momento con la visión de ser parte de la plantación de muchas más”, dijo Dancer.

La plantación de iglesias está en la primera línea del trabajo evangélico en todo el mundo, dijo el pastor, y su objetivo es capacitar a los plantadores para establecer iglesias eficaces y sostenibles. El desgaste elimina a demasiados plantadores y pastores, dijo Dancer, y quiere ayudarlos a lograr ministerios a largo plazo en las comunidades donde plantan.

“Si alguien está leyendo esto y tiene interés en plantar iglesias, me encantaría hablar con ellos”, dijo.

"También nos estamos asociando oficialmente para plantar otras dos iglesias fuera del área de Houston, por lo que somos tres en este momento con la visión de ser parte de la plantación de muchas más".

El corazón del sermón

“Enseñar es dar información que explica. La predicación es un intento de que la gente responda a la información que lo explica ”. Yancy Arrington

La aplicación tiende a ser una de las partes más difíciles del proceso de redacción de un sermón. Cuando los predicadores están atascados en hacer una exégesis de un texto difícil, analizar una palabra o frase o comprender el contexto, los comentarios son de ayuda. Pero el bloqueo del escritor tiende a manifestarse cuando se trata de aplicar el sermón al corazón de nuestros oyentes.

La aplicación es importante; así es como invitamos a quienes nos escuchan a responder al significado del texto y, en última instancia, al evangelio de Jesucristo. Si predicamos el evangelio, pero no damos forma de responder, ¿cómo sabrá nuestra gente qué hacer? No quiere que su congregación pida el llamado al altar como la gente en Hechos 2:37. Quiere llevar a su gente al corazón del texto y decirles qué hacer con él. De lo contrario, su sermón es como un automóvil sin ruedas. Puede tener un motor potente, una nueva capa de pintura y asientos cómodos, pero sin ruedas no irá a ninguna parte. De manera similar, sermones con el poder del evangelio, una presentación pulida y verdades reconfortantes debe: lleve a la gente a responder. La aplicación es el corazón mismo del sermón; no dar forma a que la gente responda es tener un sermón sin vida.

Entonces, cuando pensamos en la aplicación, debemos tener en mente el corazón porque la aplicación apunta al corazón. Debemos tener presente el corazón del Señor, el corazón del predicador y el corazón de los feligreses. Con ese marco, quiero alentarlo a caminar, sentarse y vivir de maneras que ayudarán a la aplicación de sus sermones.

  1. Camina con tu Señor. 

La oración es lo que los cristianos deben hacer en todo (1 Tesalonicenses 5:17). No es el , solamente cosa que hacemos, pero debe ser la primera porque es la más importante. En oración, le pedimos a Dios que haga lo que nosotros no podemos hacer: le pedimos al Creador, Sustentador y Orquestador soberano del universo que se mueva.

La oración es parte integral de la vida cristiana. Por ejemplo, si estamos luchando con el pecado, comenzamos con la oración y luchamos contra el pecado con oración. De manera similar, si estamos luchando con la aplicación en los sermones, debemos comenzar con la oración y continuar en oración. Si queremos que el sermón llegue al corazón de nuestro pueblo, debemos pedirle al Señor que fortalezca nuestra predicación con ese fin.

Cuando escribo sermones, oro antes de leer el texto; Rezo el texto mismo; Oro mientras tomo notas y bosquejo el pasaje; Oro antes de escribir un manuscrito; Oro entre terminar y pronunciar el sermón, y oro después de pronunciar el sermón. Le pido al Señor que me conceda claridad y verdad. Le pido al Señor que introduzca la verdad del texto en mi corazón, y le pido al Señor que prepare los corazones de aquellos que escucharán el sermón. De principio a fin, debemos caminar con el Señor.

  1. Siéntate con tu texto.

La aplicación siempre debe estar enraizada en el texto, así que dedique todo el tiempo que pueda al texto. Sé que cuanto más tiempo me siento con el texto, mejor es mi aplicación. La meditación no solo es un mandato bíblico, sino que también obtiene beneficios prácticos. Cuanto más tiempo pueda sentarse con un texto, más comenzará a ver las muchas facetas del mismo. Empiezas a contemplar doctrinas que se encuentran debajo de la superficie. Te das tiempo para recordar pasajes paralelos y comienzas a vivir la vida y a ver el mundo a través de la lente de ese pasaje.

Personalmente, me gusta comenzar a estudiar el texto tres semanas antes de predicarlo. Hago una exégesis del pasaje y lo pienso durante una semana. Escribo el sermón en el transcurso de la próxima semana, y luego me siento con mi sermón terminado durante una semana antes de predicarlo. El Señor me ha regalado la capacidad de realizar múltiples tareas, por lo que superpongo los sermones en los que trabajo.

Cuando me siento con el texto, le pido al Señor que lo aplique a mi corazón. Empieza a revelar mis propios pecados, luchas, miedos, frustraciones, esperanzas y heridas. Al confrontar estas realidades de mi corazón, puedo aplicar el evangelio a mi vida de una manera que nutre mi propia alma. Entonces, cuando se trata de solicitar un sermón, puedo mostrarle a mi pueblo de manera auténtica y aplicable lo que el Señor hizo en mi corazón a través de ese pasaje.

  1. Vive con tu gente.

Siendo tan joven como soy, no me he encontrado con tantas dificultades o tribulaciones como algunos de mis feligreses que han estado siguiendo a Jesús por más tiempo que yo. Pero cuando miro a la familia de mi iglesia cada semana desde el púlpito, veo personas, historias y luchas. Conozco el dolor y la angustia de nuestra gente porque he almorzado o tomado un café con ellos y han compartido sus vidas conmigo. Los conozco porque paso tiempo con ellos.

Entonces, cuando prediqué el Salmo 42, 51 y 84 hace unos años, pensé en los cansados ​​peregrinos de mi iglesia que anhelaban la paz, la renovación y la esperanza. Pensé en los miembros que luchaban por la alegría. Tenía en mente a los que acababan de enviudar y a los que luchan contra la infertilidad. Pensé en los matrimonios, los padres y las personas solteras que luchaban en nuestra iglesia.

Al pensar en cada una de estas personas por su nombre, me propuse dar a cada una de estas personas las buenas nuevas que solo se pueden encontrar en Cristo. Así como necesitamos hacer una exégesis de nuestro texto antes de predicar un sermón, también debemos hacer una exégesis de nuestro pueblo antes de predicarle.

Estos tres componentes son necesarios cuando se trata de encontrar una buena aplicación para un sermón. Si solo dedicamos tiempo al texto sin caminando con Jesús o viviendo con nuestra gente, tendremos información sin aplicación. El objetivo no es dar conferencias, sino predicar sermones. Y lo que separa la enseñanza de la predicación es la aplicación que surge de caminar con su Señor, sentarse con su texto y vivir con su gente.

Johnston se une a Prestonwood en una doble función con el personal y la escuela

PLANO—La Iglesia Bautista de Prestonwood y la Academia Cristiana de Prestonwood anunciaron el 24 de abril que Jeremiah Johnston se unió a su personal en un rol doble con el objetivo de sustentar una cosmovisión bíblica en todos los aspectos de la iglesia y la escuela.

Johnston, uno de los eruditos más reconocidos y brillantes de la iglesia en la actualidad, se desempeñará como pastor asociado de apologética y compromiso cultural en la Iglesia Bautista de Prestonwood y decano de desarrollo espiritual en la Academia Cristiana de Prestonwood. Es presidente y fundador de Christian Thinkers Society, cuya misión es capacitar y equipar a los cristianos para defender la verdad central en el corazón de la fe cristiana.

“Durante más de tres años, mi esposa y yo hemos orado sobre cómo el Señor guiaría a nuestra familia y nuestro ministerio para ser parte de una iglesia local, servir en el equipo de personal pastoral y utilizar plenamente nuestros dones, becas y los ministerios de Christian Thinkers. Society para mejorar una escuela y una iglesia local en colaboración”, dijo Johnston. “Hemos sentido un llamado muy claro a la Iglesia de Prestonwood y al Sistema de Escuelas de la Academia Cristiana de Prestonwood. Deseamos agregar valor a la cultura de excelencia y unirnos a la misión de la iglesia y las escuelas de Prestonwood, que es 'excelencia en todas las cosas y todas las cosas para la gloria de Dios'.

“Audrey y yo, junto con nuestros cinco hijos, incluidos nuestros vaqueros trillizos, estamos encantados de unirnos a la familia y la comunidad de Prestonwood”.

Johnston es un erudito del Nuevo Testamento llamado a equipar a los cristianos para amar a Dios con todo su corazón y mente. Autor y coautor de 11 libros y estudios bíblicos, a Johnston le apasiona proporcionar recursos a los creyentes para que den explicaciones intelectualmente informadas de lo que creen. Como teólogo y experto en cultura, tiene la capacidad única de conectarse con personas de todas las edades, lo que lo convierte en la opción ideal tanto para la Iglesia Bautista de Prestonwood como para la Academia Cristiana de Prestonwood.

“Vivimos en un mundo en constante cambio y una cultura que cambia constantemente, y no para bien, para ser honesto, y como creyentes, debemos ser firmes en nuestros cimientos para que podamos defender la verdad en todas las áreas de vida”, dijo Jack Graham, pastor principal de la Iglesia Bautista de Prestonwood. “La incorporación del Dr. Johnston y su experiencia y dones espirituales ayudará a consolidar lo que inculcamos tanto en la iglesia como en la escuela.

“Realmente creo que esta asociación se convertirá en un modelo para las iglesias y las escuelas a medida que buscamos comprometernos con nuestra cosmovisión bíblica en una cultura cada vez más hostil y secular”.

Johnston también brindará capacitación de desarrollo profesional para los ministros, el personal y los líderes clave de Prestonwood, enfocándose en preguntas de actualidad, mejores prácticas para comunicar la fe en un mundo poscristiano, incluido el desarrollo de programas de certificación y educación superior para pastores. Trabajará en conjunto con el equipo de PCA en la creación de eventos, sesiones de capacitación, series de enseñanza y conferencias específicas para el compromiso cultural y la comunicación efectiva de una cosmovisión cristiana.

Mike Goddard, superintendente del Sistema Escolar de la Academia Cristiana de Prestonwood, dijo que la escuela busca equipar a los estudiantes en su cosmovisión cristiana y modelar un liderazgo como el de Cristo.

“Esperamos con ansias el papel del Dr. Johnston en PCA en la expansión del equipamiento de nuestro plan de estudios de cosmovisión bíblica y la integración a nivel local, nacional e internacional”.

Pratt de IMB llama a la próxima generación a orar y alcanzar a los musulmanes para Cristo

BROWNWOOD—Zane Pratt, vicepresidente de capacitación global de la Junta de Misiones Internacionales de la Convención Bautista del Sur, llamó a la próxima generación a tocar el mundo musulmán para Cristo. Pratt habló en los dos servicios del domingo por la mañana del Domingo de Ramos en la Iglesia Bautista Coggin Avenue en Brownwood el 10 de abril y ofreció un taller por la tarde al que asistieron entre 75 y 100 miembros.

Pratt, quien pasó gran parte de su carrera en el extranjero en Asia Central trabajando entre musulmanes, comenzó la sesión de la tarde negando los conceptos erróneos sobre los seguidores de esa religión. La mayoría de los musulmanes no son árabes, señaló Pratt; sin embargo, la gran mayoría de los árabes siguen el Islam. Los países predominantemente musulmanes no árabes incluyen Irán, Indonesia, Pakistán, Afganistán, Turquía y Bangladesh. Aunque fuertemente hindú, la India también tiene una gran población musulmana. Gran parte de África también sigue el Islam.

Después de dar una breve historia del Islam y la importancia de Mahoma, Pratt discutió las similitudes y las diferencias mucho más generalizadas entre esa religión y el cristianismo. Los musulmanes, explicó Pratt, no aceptan que los humanos nazcan en pecado original o que tengan una naturaleza pecaminosa. Los humanos son moralmente “neutrales”, capaces de hacer el bien y el mal. Dios es, para los musulmanes, “el principio más importante del universo”, una deidad unitaria en lugar de un Dios triuno, vasto y distante para la humanidad.

Los musulmanes reconocen las Escrituras judeocristianas, aunque afirman que cuando la Biblia entra en conflicto con las enseñanzas del Islam, es porque el significado original se ha corrompido. Los musulmanes aceptan que Jesús nació de una virgen, vivió una vida sin pecado y volverá, pero el Islam niega la divinidad de Cristo y lo considera simplemente un profeta en lugar de un salvador.

Si bien Jesús es un profeta, los musulmanes creen que Mahoma es el más grande de los profetas. El Islam es, señaló Pratt, una religión de absoluto "fatalismo", donde el dicho Inshallah o “si Dios quiere”, expresa resignación a una deidad arbitraria en lugar de confianza en un Dios personal.

Pratt dio varias recomendaciones para llegar a los musulmanes para Jesús, un mensaje adecuado en medio de la observación del Ramadán de 2022 (del 2 de abril al 1 de mayo) en el mundo musulmán. Pratt habló de sus experiencias viviendo en Asia Central y en su rol de liderazgo en la IMB.

Comience con las Escrituras, pero pase gradualmente a la doctrina

Los musulmanes, dijo Pratt, no entenderán inmediatamente la Trinidad. La noción de un Dios tres en uno sugiere, a los musulmanes, que Dios tuvo un hijo a través de las relaciones físicas con la virgen María y nació Jesús.

Pratt dijo que a menudo ha utilizado el Evangelio de Mateo para evangelizar a los musulmanes. Un adolescente de Asia Central que deseaba mejorar su inglés acudió a Pratt para recibir tutoría. Los dos repasaron Mateo juntos y después de muchas preguntas, el joven dijo que quería confiar en Cristo como Salvador.

“El Sermón de la Montaña lo destrozó”, dijo Pratt. “Las Bienaventuranzas lo abrumaron. Se dio cuenta de que no podía ser lo suficientemente justo para Dios”.

En un recordatorio aleccionador, Pratt dijo que aconsejó al adolescente sobre las consecuencias de convertirse en un seguidor de Cristo.

“No creo que mi padre me mate. Nuestros vecinos ciertamente lo harán. Pero esto vale más que mi vida”, respondió el adolescente.

Pratt luego explicó que el adolescente finalmente emigró a los EE. UU., donde trabaja con refugiados hoy. Su familia, a excepción de su padre, se hizo cristiana.

Apreciar su moralidad

Los musulmanes tienen un fuerte sentido de la moralidad, dijo Pratt, aunque las nociones de fidelidad en el matrimonio no siempre se aplican. Aún así, la mayoría de los musulmanes tienen un fuerte sentido del bien y del mal. Aprecian la honestidad.

Pratt recordó una conversación con un taxista musulmán en Asia Central. El conductor dijo: “Todo el mundo en este pueblo te conoce. Ustedes son verdaderos cristianos. Siempre eres honesto y ayudas a la gente”.

La reputación es importante. Así son las relaciones.

Zane Pratt de la IMB habló el Domingo de Ramos en la Iglesia Bautista Coggin Avenue en Brownwood y esa tarde dirigió un taller sobre la oración por los musulmanes durante el Ramadán. FOTO DE JANE RODGERS

Desarrollar relaciones

Pratt recomendó hacerse amigo de los musulmanes, algo cada vez más fácil de hacer en un EE. UU. cada vez más multicultural.

No confunda la religión, un capataz falso y difícil, con aquellos que la siguen, dijo Pratt, señalando que tiene muchos amigos musulmanes.

“Sé un verdadero amigo, pero sé visiblemente diferente”, aconsejó. “No tengas miedo de los musulmanes. Invítalos a tu casa”, animó, alabando la belleza de la genuina hospitalidad practicada por los musulmanes.

Uno debe ser culturalmente sensible... de hecho, incluso kosher.

“No sirva cerdo”, dijo Pratt, porque los musulmanes lo consideran impuro. También aconsejó nunca tocar ni servir nada a un musulmán con la mano izquierda. La mano izquierda se considera sucia, explicó, discutiendo brevemente las prácticas sanitarias musulmanas típicas con la mano izquierda. También aconsejó tomar nota de si quienes ingresan a una vivienda se quitan los zapatos y hacen lo mismo.

En resumen, cuando esté en un hogar musulmán, haga lo que hacen los musulmanes. Principalmente.

Comprender la cultura espiritual.

Pratt advirtió que la creencia en los malos espíritus está muy extendida entre los musulmanes. Entender esto puede conducir a conversaciones sobre el evangelio.

Por ejemplo, en Asia Central, donde Pratt y su esposa dieron la bienvenida a su primer hijo, un amigo musulmán lo instó a colocar una hogaza de pan sobre su hija mientras la llevaba a casa, y luego alimentar el pan, que supuestamente habría absorbido cualquier maldición. , a un perro.

Pratt usó ese encuentro para hablar de Jesús, el “pan de vida”, quien absorbió la maldición del pecado de la humanidad, cambiando el momento hacia el evangelio.

La importancia de la mujer

La versión islámica del cielo no es un lugar “amigable para las mujeres”, dijo Pratt, describiendo un viejo dicho islámico que dice que “9 de cada 10 hombres” alcanzarán el paraíso, mientras que solo “1 de cada 10” mujeres lograrán lo mismo.

En el mundo musulmán, el dicho de que “el día de la boda de una mujer es el día más triste de su vida” suena cierto en muchos lugares. Aún así, es imperativo incluir a las mujeres en la conversación del evangelio, porque las mujeres enseñan a los niños y propagan la fe.

“Si no llegas a mamá, no vas a ver ningún tipo de fruto generacional”, dijo Pratt, y agregó que los misioneros casados ​​enviados por la IMB deben estar involucrados en el trabajo de todo corazón.

El evangelismo también toma tiempo. Pratt dijo que nunca ha conocido a un musulmán que llegue a la fe después de una sola conversación sobre el evangelio. Llegar a la fe es un proceso que se cultiva mejor a través de la relación.

Musulmanes viniendo a Jesús

Hoy, los musulmanes están llegando a la fe en Cristo en formas y números nunca antes vistos. “Literalmente estamos viendo más respuesta al evangelio que en la historia del Islam desde principios de los años 600”, dijo Pratt. Se están produciendo explosiones del evangelio en muchos países de Asia Central.

Especialmente durante este mes de Ramadán, oren para que “Dios abra los ojos de los musulmanes”, instó Pratt. “Oren para que Dios les revele… que les han mentido acerca de Dios”, que se den cuenta de que no pueden salvarse a sí mismos ni ganar la salvación.

“Oren para que este mes les dé sueños y visiones que los acerquen a Cristo”, dijo Pratt, enfatizando la importancia de estos para los musulmanes.

Una guía de oración de IMB Ramadan está disponible en https://www.imb.org/south-asia/ramadan/.

4 maneras en que las esposas de pastores pueden bendecir a sus esposos

Proverbios 31:10-12 dice: “Esposa excelente, ¿quién la hallará? Ella es mucho más valiosa que las perlas. El corazón de su marido está en ella confiado, y no le faltarán ganancias. Ella le hace bien, y no mal, todos los días de su vida.” 

Como esposa de un pastor que ha servido más de 23 años en el ministerio, he visto a mi esposo pasar por muchas dificultades, angustias y desafíos. Los desafíos del ministerio pueden incluir, entre otros, problemas con el personal o el liderazgo de la iglesia, la pesada carga de cuidar y caminar con los miembros a través del dolor, la tragedia y el dolor, y la multitud de cambios provocados por la pandemia.  

Nuestros esposos también se ocupan de problemas personales como crisis de salud, problemas financieros y problemas con los niños. Entonces, sea cual sea el desafío que enfrenta tu hombre, tienes el poder de hacerle bien y no dañarlo todos los días de tu vida. No importa la dificultad, hay algunas formas prácticas de apoyar a su esposo pastor durante una temporada desafiante.

"Cualquiera que sea el desafío que enfrenta tu hombre, tienes el poder de hacerle bien y no dañarlo todos los días de tu vida".

Ora
Cubre a tu hombre con oraciones. Conoces los detalles y detalles del desafío que enfrenta más que nadie, por lo que puedes llevarlos ante el trono en nombre de tu esposo. Sostenga su  mano y ore en voz alta por él, y también abra su corazón por él en su tiempo devocional con el Señor.

Alabanza
Ofrezca palabras de aliento muy específicas. Cuando haya hecho algo bien, haya tratado a alguien de manera piadosa o haya mostrado gracia en una situación difícil, ofrézcale elogios sinceros que señalen lo que vio. Recientemente, mi esposo predicó un poderoso sermón y dio una clara invitación a la salvación. Me conmovió y expresé cómo Dios podía usar eso para moverse en los corazones de otros que lo escucharon, incluso si no respondieron en ese momento en particular. No pensé mucho en eso, pero luego compartió cuántas veces había recordado y se había sentido alentado por ese tipo de palabras. Usa tus palabras sabiamente para hacerle bien.

Para ofrecer
Haz de tu hogar un refugio y un lugar de paz y alegría. Anímelo a que descanse y duerma lo suficiente. Cocínale una buena comida. Haga su parte para asegurarse de que todos los aspectos del matrimonio sean saludables (intimidad física, intimidad espiritual, etc.).

Entidad colaboradora
Muéstrele que usted es inquebrantablemente su compañero en el ministerio. Pídele a Dios discernimiento sobre los desafíos que enfrenta tu esposo. Ofrezca palabras de advertencia si el Espíritu Santo ha revelado algo acerca de una persona o situación específica que tal vez no vea. Si siente que está equivocado o que no está viendo algo con claridad, indíquele con delicadeza lo que Dios ha grabado en usted.

Alaba a Dios porque te ha llamado y equipado para ser la ayuda de tu esposo y pídele que te ayude a hacer “¡hazle bien y no mal todos los días de tu vida!”

Pastor del norte de Texas ayuda a fundar consejo para facilitar la comunicación con la policía local

Siendo el cambio

Un par de años después de que Kason Branch plantara la Iglesia Creekstone en Keller, tuvo una idea que creía que mejoraría su comunidad. 

“Con tanto malestar civil entre las fuerzas policiales y los ciudadanos, sentí la necesidad de fomentar una mejor comunicación”, dijo. “Esto fue alrededor de la época en que Botham Jean fue asesinado en Dallas [2018], un momento muy volátil. Quería ayudar a las personas a hablar entre sí dentro de nuestra comunidad, en lugar de permitir que las cosas se salgan de control”.

“Queríamos adelantarnos a los problemas futuros en nuestra ciudad para poder hablar entre nosotros de manera civilizada si algo sucediera”, dijo Branch. 

El pastor habló con el entonces alcalde Pat Magrail, quien “tenía un corazón” para este tipo de iniciativa. Magrail puso a Branch en contacto con el entonces jefe de policía Michael Wilson, quien también estaba entusiasmado con las posibilidades. El pequeño grupo de líderes de la ciudad se reunió y delineó el propósito y la estructura de un consejo asesor.   

“Lo principal que haríamos cuando nos reunimos es revisar las denuncias policiales y el uso de la fuerza”, dijo Branch. “También revisamos todas las investigaciones de asuntos internos. Pero no somos policías y no podemos decir lo que sucede. Ofrecemos consejos y decimos lo que creemos que podría ser el mejor camino a seguir para nuestra comunidad. Me alienta decir que el jefe siempre fue bueno para escuchar y tomar en serio nuestros consejos”. 

Estamos llamados a ser la sal de la tierra y, como tales, a poder asociarnos con otros para realizar un ministerio práctico en la comunidad. Creo que esto es parte de lo que Dios nos ha llamado a hacer.

Los miembros de la Iglesia Creekstone disfrutan salir a la comunidad para orar por las personas del vecindario y compartir el evangelio. FOTO DE CORTESIA

Los miembros del consejo también participaron en capacitaciones especiales: simulacros de tirador activo, paseos en patrulla y simulacros de encierro escolar para comprender mejor el trabajo diario de un oficial de policía de Keller. 

“Siempre he tenido un sano respeto por la policía”, dijo Branch. “No se trata de culpar a los policías, sino de construir mejores comunicaciones dentro de nuestra ciudad. Los oficiales de policía acogieron esto porque les da a más personas la oportunidad de ver que están haciendo un buen trabajo. ¡De hecho ellos son!" 

En 2020, el valor del consejo se demostró cuando Keller estuvo en las noticias nacionales después de que un oficial de policía de Keller fuera acusado y luego acusado, luego de que su cámara corporal lo grabara arrestando y rociando con gas pimienta a un hombre hispano por estar parado en la acera grabando en video el arresto. de su hijo por una infracción de tráfico. El oficial abandonó la fuerza y ​​el jefe emitió una disculpa pública a la víctima. Tener un consejo antes de la crisis ayudó con la comunicación entre la policía y la ciudad. 

Branch se retiró recientemente del consejo porque la plantación de su iglesia compró una nueva instalación en la vecina North Richland Hills, el primer hogar permanente de la iglesia. El hecho de que un pastor iniciara la formación del consejo y, después de su renuncia, un pastor lo siguiera en el consejo fue de importancia para la ciudad y para las iglesias. 

Esto ha fortalecido mi resolución de que todos los cristianos deberían estar preocupados por lo que sucede en nuestras comunidades de lunes a sábado. Sin involucrarnos necesariamente en la política de la comunidad, debemos involucrarnos en el mejoramiento de la comunidad.

“Estamos llamados a ser la sal de la tierra”, dijo Branch, “y como tal, poder asociarnos con otros para realizar un ministerio práctico en la comunidad. Creo que esto es parte de lo que Dios nos ha llamado a hacer. Hacemos esto porque creemos que el evangelio debe vivirse.

“Esto ha fortalecido mi determinación de que todos los cristianos deberían estar preocupados por lo que sucede en nuestras comunidades de lunes a sábado. Sin involucrarnos necesariamente en la política de la comunidad, debemos involucrarnos en el mejoramiento de la comunidad”, agregó.  

A otras iglesias, dijo, “Esto es transferible. Creo que se podría hacer en todas las comunidades, y sería bienvenido en todas las comunidades”. 

Rompiendo los lazos de la preocupación

Lo admito: puedo preocuparme. Ese es un problema, dadas las palabras de Jesús en Mateo 6:25 (“Por eso os digo: No os preocupéis”) y el desafío de Pablo en Filipenses 4:6 (“No os preocupéis por nada”). Sin embargo, estoy aprendiendo a superarlo, así que tal vez estas sugerencias te ayuden: 

1

Sea honesto con alguien acerca de sus preocupaciones 
Algunos de nosotros, especialmente los líderes cristianos, nos damos cuenta de que la preocupación es problemática, así que no le decimos a nadie cuando nos preocupamos. Sin embargo, soportar las preocupaciones solo aumenta la carga. En realidad, la preocupación es egoísta (ignora las ofertas de ayuda de otros que nos aman) y tonta (supone que nadie más lo entenderá). No escuches a Satanás, que trata de convencerte de pelear tus batallas solo.   

2

Reconocer la preocupación por lo que es: una falta de fe
Escribir esas palabras es doloroso para mí como un preocupado, pero
No puedo ignorar la realidad. La preocupación dice: “No estoy convencido de que Dios vaya a solucionar este problema”. La fe dice: “Te lo doy”. Uno de mis pasos para superar la preocupación es confesar mi falta de fe, y he aprendido que dar este paso puede ser en sí mismo liberador, especialmente cuando se lo confieso a alguien que quiere ayudarme a llevar mi carga.

3

Ora por lo que te preocupa
Eso es lo que Pablo nos dijo que hiciéramos en el resto de Filipenses 4:6: “sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias”. Eche humildemente sus preocupaciones sobre Dios hablando con Él (Salmo 55:22, 1 Pedro 5:6-7) y pidiendo a otros que oren con usted. Francamente, la mayoría de nosotros nos preocuparíamos menos si oráramos más.

4

Lea, memorice y recite las palabras de Jesús tantas veces como las necesite.
Sé que es una respuesta básica, pero la Palabra triunfa sobre las preocupaciones. En particular, cite estas palabras de Mateo 6:27: “¿Y quién de ustedes, afanándose, puede añadir una sola hora a su vida?” La preocupación no logra nada, excepto entorpecer nuestra relación con nuestro Dios, quien, por cierto, no se preocupa por nada. Entierra Su Palabra profundamente en tu corazón y mente, y deja que Cristo te dé Su paz que el mundo no entenderá (Filipenses 4:7).

5

Tome medidas para abordar lo que le preocupa
Con los años aprendí que a veces me preocupo tontamente por cosas que en realidad no eran un problema en primer lugar (como, por ejemplo, si creo que hice enojar a alguien pero elijo no preguntar si ese es el caso ). La preocupación se convierte en un fuego que me consume cuando difícilmente sería una brasa si dejara de preocuparme y comenzara a hacer algo. Quizás ese sea tu caso también. 

Chuck Lawless es decano de estudios de doctorado y vicepresidente de centros de ministerio y formación espiritual en Southeastern Seminary en Wake Forest, NC. Para obtener más información sobre Lawless, visite chucklawless.com.

FBC Keller organizará foro de candidatos con candidatos a presidente de SBC

KELLER, Texas (BP)—Tom Ascol, Bart Barber y Robin Hadaway participarán en un panel de discusión el miércoles 4 de mayo al mediodía central en la Primera Iglesia Bautista de Keller. La discusión, que se transmitirá en vivo, será organizada por Joe Wooddell y Tony Richmond, ambos de FBC Keller.

El pastor Keith Sanders dice que la iglesia está feliz de albergar el evento, sabiendo que “estos hombres piadosos demostrarán cómo conversar, estar de acuerdo y en desacuerdo en el amor cristiano con civilidad”. Sanders siente que “los bautistas del sur deberían ser una luz para el mundo primero con el Evangelio, pero también en la forma en que nos relacionamos entre nosotros en la discusión pública”.

Ascol, Barber y Hadaway son actualmente los únicos candidatos anunciados para el puesto. La elección de un nuevo presidente de la SBC tendrá lugar el 14 de junio en la Reunión Anual de la SBC de 2022 en Anaheim, California. El actual presidente de la SBC, Ed Litton, anunció a principios de esta primavera que había optado por no buscar un segundo mandato en el cargo.

“Será bueno para los miembros y amigos de la SBC escuchar las respuestas de los candidatos sobre cómo alentar el evangelismo y las misiones, qué priorizarían y cuál es la mejor manera de navegar los desafíos denominacionales y culturales en los próximos meses”, dijo Wooddell.

Si bien la audiencia o los espectadores de la transmisión en vivo no responderán preguntas para los candidatos, aquellos interesados ​​en enviar preguntas antes del evento pueden hacerlo en sbc2022presidentquestions@gmail.com.

Ascol ha pastoreado la Iglesia Bautista Grace en Cape Coral desde 1986. Antes de su tiempo en Grace, se desempeñó como pastor y pastor asociado de varias iglesias en Texas. Ascol es más conocido en la SBC por su trabajo como presidente de Founders Ministries, una organización que Ascol ayudó a iniciar en 1982. También es colaborador frecuente de TableTalk, la revista mensual de Ligonier Ministries, es autor de varios libros y presenta un popular podcast – La espada y la paleta.

Pastor de la Primera Iglesia Bautista, Farmersville, Texas, Barber también se desempeñará como presidente del Comité de Resoluciones en la reunión de junio. Además de su liderazgo en el Comité de Resoluciones de este año, Barber sirvió en el comité en 2021, predicó en la Conferencia de Pastores de la SBC en 2017, sirvió como primer vicepresidente de la SBC de 2013 a 2014, sirvió en los Bautistas del Sur de La junta ejecutiva de la Convención de Texas de 2008 a 2014 (que incluye servir como presidente y vicepresidente), se desempeñó como fideicomisario del Seminario Teológico Bautista del Suroeste de 2009 a 2019 y se desempeñó en el Comité de Comités de la SBC en 2008. También enseñó anteriormente como adjunto profesor en SWBTS de 2006 a 2009.

Hadaway comenzó su carrera ministerial pastoreando iglesias en California y Arizona antes de servir con la IMB en el campo en África y América del Sur. Mientras estuvo en el campo, estuvo involucrado en la plantación de iglesias en Tanzania, iniciando iglesias entre los pueblos no alcanzados en el norte de África y dirigiendo los esfuerzos de plantación de iglesias en el este de América del Sur. Durante su paso por América del Sur, Hadaway se desempeñó como líder regional de la IMB al frente de más de 300 misioneros en la región. Después de su tiempo con IMB, Hadaway pasó casi dos décadas en el Seminario Teológico Bautista del Medio Oeste como profesor de misiones y se desempeñó en una variedad de roles administrativos que incluyen presidente interino, decano de estudiantes, vicepresidente de iniciativas institucionales, director financiero interino y vicepresidente administrativo interino. . Actualmente se desempeña como profesor principal de misiones en Midwestern.

El evento está abierto al público y las puertas se abren a las 11:30.

Este artículo apareció originalmente en Baptist Press.

Pastor del oeste de Texas desafia a su iglesia a una mision fuera de sus paredes

“Nuestro trabajo comienza al cruzar la calle”

En medio de una zona remota del oeste de Texas en donde la trata de personas y las drogas son rampantes, la Iglesia Bautista Immanuel sigue siendo de impacto en su ciudad y creciendo en la misión de Dios. 

El pastor principal de la Iglesia Bautista Emanuel (IBI), Juan Carlos Rico, está guiando a su iglesia a mantenerse firme en el servicio a Dios ya la comunidad en donde la iglesia ha perseverado por más de 100 años, a pesar de los desafíos que enfrentar al estar en un lugar muy remoto y peligroso en donde abundan las drogas y la trata de personas. 

¿Cuán remoto se encuentran? Actualmente, no hay ninguna iglesia de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas que se encuentre más al oeste que la suya. Además, el IBI está más cerca de las capitales de Arizona y Nuevo México que de la capital del estado al que llaman hogar. Sin embargo, esto no ha impedido que la iglesia tenga un impacto en esta comunidad y en todo el mundo. Esta iglesia ha podido seguir sirviendo activamente a través de la SBTC y de otras obras misioneras locales e internacionales que ellos realizan.

Uno de los proyectos locales que ha ayudado a la iglesia a alcanzar a muchas personas en su zona es una escuela cristiana privada fundada por la iglesia hace más de 50 años. La Escuela Cristiana Immanuel atiende a unos 500 alumnos, lo que la convierte en la escuela más grande de la zona, y recibe alumnos de 2 años hasta el 12mo grado. La escuela es uno de los ministerios más fuertes de la iglesia, ya que la considera una herramienta de evangelización.

Uno de los proyectos locales que ha ayudado a la iglesia a alcanzar a muchas personas en su zona es una escuela cristiana privada fundada por la iglesia hace más de 50 años. La Escuela Cristiana Immanuel atiende a unos 500 alumnos, lo que la convierte en la escuela más grande de la zona, y recibe alumnos de 2 años hasta el 12mo grado.

“Debemos aprender a llegar a otras culturas, pero lamentablemente nos limitamos, ya sea por el idioma, por la cultura o por querer llegar sólo a los que son como nosotros”.

Los miembros de la Iglesia Bautista Emanuel (IBI) preparan cajas de alimentos para impactar a su comunidad.

La escuela “nos ayuda mucho a alcanzar a otros, a crecer ya defender nuestra fe por medio de la Palabra de Dios”, dijo Rico, quien también sirve como representante regional de la SBTC.  

Cuando Rico comenzó a pastorear esta iglesia centenaria, dijo que se dio cuenta de que necesitaba un plan para innovar y poder resurgir. Una de las cosas que Rico ha observado es que otras iglesias en su área no están viendo crecimiento o incluso han cerrado sus puertas. Dice que cree que la IBI ha sido capaz de evitar esas tendencias negativas porque ha evolucionado, especialmente en la forma en que trabajan para alcanzar a otros. El mensaje del evangelio no cambia, pero según Rico, los tiempos cambian y las iglesias necesitan actualizarse para ser más efectivos. 

“Buscamos hacer lo que es más cómodo para nosotros”, dijo Rico sobre la mentalidad que tienen muchas iglesias. “Debemos aprender a llegar a otras culturas, pero lamentablemente nos limitamos, ya sea por el idioma, por la cultura o por querer llegar sólo a los que son como nosotros”.

 La IBI se considera una iglesia multicultural y orientada a las misiones. Hace un año y medio, iniciaon un culto en español que ya recibe unas 60 personas. El lema de la IBI es “Ven a Cristo, Crece en Cristo y Ve por Cristo”, y bajo esta visión, la iglesia trabaja para traer a la gente a Cristo, discipularla y enviarla a cumplir la Gran Comisión. 

Rico cree firmemente que el tamaño de la iglesia no debe impedir el cumplimiento de la Gran Comisión que Jesús dejó a sus seguidores. Para ello, dice Rico, las iglesias deben ser intencionales en enseñar y animar a la congregación cada domingo a que busquen alcanzar a otros. Es importante entender, agregó Rico, que la iglesia no es un club, ni un lugar de entretenimiento.

Su amor por servir y alcanzar a los perdidos comenzó a una edad temprana. Rico, quien es mexicanoamericano, dice que a pesar de vivir toda su vida en los Estados Unidos con sus padres y hermanos misioneros, asistió a una iglesia en Juárez, México, durante su infancia y adolescencia. En esta iglesia, formada parte de equipos que servían y evangelizaban de casa en casa, lo que dio a Rico una pasión por el evangelismo. Hoy, esa misma pasión es el motor que lo impulsa a seguir sirviendo con su esposa Rosie, con quien lleva 30 años de casado, y sus cuatro hijos.

“Nuestro trabajo comienza al cruzar la calle”, dice Rico sobre la misión de la iglesia. “Creo que nos hemos equivocado al entretener a la gente en lugar de ofrecer a las familias oportunidades de crecimiento. Hay mucho que hacer, pero todo empieza a cruzar la calle de nuestra casa. Ahi es donde esta la mision. Ahí es donde empieza”.

Pastor del oeste de Texas desafía a su iglesia a ir más allá de sus muros

'Nuestro trabajo comienza cruzando la calle'

En medio de un área remota del oeste de Texas donde los delitos graves son parte de la vida, la Iglesia Bautista Immanuel en El Paso continúa impactando a su ciudad y creciendo en la misión de Dios. 

El pastor principal de la Iglesia Bautista Immanuel (IBC), Juan Carlos “JC” Rico, lleva a su iglesia a mantenerse firme en el servicio a Dios y a la comunidad donde la iglesia ha existido durante más de 100 años, a pesar de los desafíos que enfrentan al estar en un lugar remoto y lugar peligroso donde abundan las drogas y el tráfico de personas. 

¿Qué tan remoto? Actualmente, no hay una iglesia de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas más al oeste de Texas que la de ellos. Además, IBC está más cerca de las capitales de Arizona y Nuevo México que de la capital del estado al que llama hogar. Esto no ha impedido que la iglesia tenga un impacto en esta comunidad y en todo el mundo. Esta iglesia ha podido servir activamente a través de la SBTC y otros proyectos misioneros locales e internacionales en los que participa.

Uno de los proyectos locales que ayuda a la iglesia a llegar a muchas personas en el área es una escuela cristiana privada que fundó hace más de 50 años. Immanuel Christian School atiende a alrededor de 500 estudiantes, lo que la convierte en una de las escuelas más grandes del área, y atiende a estudiantes de 2 a 12 años de edad. La iglesia considera que la escuela es uno de sus ministerios más fuertes y una herramienta clave de evangelización.

La escuela “nos ayuda mucho a llegar a otros, a crecer y a defender nuestra fe a través de la Palabra de Dios”, dijo Rico, quien también se desempeña como representante del ministerio de campo de la SBTC. 

Immanuel Christian School, que comenzó en 1969, atiende a unos 500 estudiantes, lo que la convierte en una de las escuelas más grandes del área, y atiende a estudiantes de 2 a 12 años de edad. La escuela es uno de los ministerios más fuertes de la iglesia.

“Creo que hemos cometido un error al entretener a la gente en lugar de ofrecerles a las familias oportunidades para crecer. Hay mucho que hacer, pero todo comienza al otro lado de la calle de nuestra casa. Ahí es donde está la misión. Ahí es donde comienza”.

JC y Rosie Rico

Cuando Rico comenzó a pastorear esta iglesia centenaria, se dio cuenta de que necesitaba un plan para innovar y resurgir. Una de las cosas que Rico ha observado es que otras iglesias en su área no están viendo crecimiento o incluso han cerrado sus puertas. Dijo que cree que IBC ha podido evitar esas tendencias negativas porque ha evolucionado, especialmente en la forma en que funciona para llegar a otros. El mensaje del evangelio no cambia, pero según Rico, los tiempos cambian y las iglesias necesitan actualizarse para ser más efectivas. 

“Buscamos hacer lo que nos resulte más cómodo”, dijo Rico sobre la mentalidad que tienen muchas iglesias. “Debemos aprender a llegar a otras culturas, pero lamentablemente nos limitamos, ya sea por el idioma, por la cultura, o por querer llegar solo a quienes son como nosotros”.

IBC se considera una iglesia multicultural y orientada a la misión. Hace un año y medio, comenzó un servicio de adoración en español que ya ha atraído a unas 60 personas. El lema de IBC es “Ven a Cristo, Crece en Cristo y ve por Cristo”, y bajo esta visión, la iglesia trabaja para traer personas a Cristo, discipularlas y enviarlas a cumplir la Gran Comisión. 

Rico cree firmemente que el tamaño de la iglesia no debe impedir el cumplimiento de la Gran Comisión que Jesús dejó a sus seguidores. Para hacer eso, dice Rico, las iglesias deben tener la intención de enseñar y animar a la congregación todos los domingos a alcanzar a los demás. Es importante entender, añadió Rico, que la iglesia no es un club ni un lugar de diversión.

Su amor por servir y alcanzar a los perdidos comenzó a una edad temprana. Rico, quien es mexicoamericano, dice que a pesar de vivir en los EE. UU. con sus padres y hermanos misioneros, asistieron a una iglesia en Juárez, México, durante su niñez y adolescencia. En esta iglesia, formó parte de equipos que servían y evangelizaban de casa en casa, lo que le dio a Rico una pasión por el evangelismo. Hoy, esa misma pasión es el motor que lo impulsa a seguir sirviendo junto a su esposa Rosie, con quien lleva casado 30 años, y sus cuatro hijos.

“Nuestro trabajo comienza cruzando la calle”, dijo Rico sobre la misión de la iglesia. “Creo que hemos cometido un error al entretener a la gente en lugar de ofrecerles a las familias oportunidades para crecer. Hay mucho que hacer, pero todo comienza al otro lado de la calle de nuestra casa. Ahí es donde está la misión. Ahí es donde comienza”.