Ir a Birmingham de camino a Odessa ¿Quién es el tuyo?

Planeo estar en Birmingham para la reunión de la Convención Bautista del Sur de 2019 en junio. Nuestro presidente, JD Greear, ha hecho un llamamiento para colocar el "Evangelio por encima de todo". El tema de nuestra convención nos llama tanto a la unidad en torno al evangelio en nuestras relaciones mutuas como a la prioridad con el evangelio en nuestra evangelización del mundo. Para mí, sin embargo, la parada en Birmingham es solo otra parada en el camino a Odessa para nuestra reunión anual SBTC 2019, del 29 al 30 de octubre. En Odessa, nos reuniremos para celebrar otro énfasis que JD Greear ha anunciado: "¿Quién es el tuyo?"

Ya sea en Birmingham u Odessa, vivimos en una cultura religiosamente pluralista donde mucha gente cree que "todos los caminos conducen al cielo". Considere a todas las personas incrédulas en nuestras vidas que son engañadas por tan vacías esperanzas y sentimientos sentimentales. Cada uno de nosotros tiene al menos un no cristiano por quien podemos orar, planear compartir el evangelio y pedir una respuesta a Cristo. ¿Quién es el tuyo? Esa es la pregunta que queremos que todos los miembros de cada iglesia SBTC se hagan desde ahora hasta Odessa. Entiendo que es intimidante compartir el evangelio en una cultura religiosamente pluralista. Entonces, ¿cómo podemos hacerlo?

En una cultura religiosamente pluralista, no importa la respuesta, siga compartiendo el evangelio (Hechos 17: 16-17). No importa dónde se encontrara el apóstol Pablo, seguía compartiendo el evangelio. ¿Su costumbre? Ir primero a los judíos, luego a los gentiles. En Hechos 17, Pablo llega a Atenas, y después de ver tantos ídolos, se sintió “irritado dentro de él” porque estaba celoso de la gloria de Dios (Hechos 17:16). Pero en lugar de darse por vencido y seguir adelante, Pablo compartió el evangelio como era su costumbre (Hechos 17:17). Esta también es nuestra misión. Nuestra misión no cambia en función de la audiencia. Nuestra misión es proclamar el evangelio de Jesucristo —su vida, muerte, sepultura, resurrección y exaltación— a todos los pueblos en todas partes, independientemente de su respuesta. 

Puede estar seguro de que en una cultura religiosamente pluralista seremos etiquetados como intolerantes y llenos de odio. Aún así, lo único amoroso que podemos hacer es contarles a todas las personas acerca de Jesús y llamarlas a que se arrepientan y crean. Esta es nuestra misión, independientemente de cómo respondan nuestros oyentes.

Pero tenga en cuenta que cuando comparte el evangelio en una cultura religiosamente pluralista, sonará extraño (Hechos 17: 18-21). Mientras Pablo compartía el evangelio, otros escucharon acerca de esta “enseñanza extraña” y querían escuchar más acerca de ella. Olvidamos que nuestro evangelio suena extraño a este mundo (Hechos 17: 19-21). Suena extraño porque solo en el cristianismo Dios mismo actúa para salvar a la humanidad. Suena extraño porque el cristianismo aboga por un camino exclusivo hacia Dios: Jesús es el único camino, la única verdad y la única vida. Solo los que vienen al Padre por medio de Jesús tienen vida eterna. 

Entonces, para hacer que el evangelio sea comprensible en una cultura religiosamente pluralista, debemos hacer el arduo trabajo tanto de derribar como de edificar (Hechos 17: 22-29). Pablo usó el propio pluralismo religioso de los atenienses como punto de conexión para compartir el evangelio. Tenían un altar para un "dios desconocido" (Hechos 17:23). Así que presentó a Cristo derribando la cosmovisión de los atenienses, mientras que al mismo tiempo construyó una cosmovisión cristiana desde cero. Pablo comenzó con la doctrina de Dios (Hechos 17: 24-25), luego pasó a la doctrina de la humanidad (Hechos 17: 26-28). Pero aterriza en la doctrina del juicio final (Hechos 17: 30-31).

Verá, cuando comparte el evangelio en una cultura religiosamente pluralista, debe acercarse a Cristo y pedir una respuesta (Hechos 17: 30-34). Después del arduo y lento trabajo de derribar su cosmovisión errónea y construir la cosmovisión cristiana, Pablo proclamó a Jesús y los llamó al arrepentimiento (Hechos 17:30) porque se acerca el día en que Jesús regresará para juzgar al mundo, incluyéndolos a ellos ( Hechos 17:31). ¿Cómo respondieron?

Algunos permanecieron escépticos y probablemente rechazaron el evangelio, pero otros permanecieron curiosos y querían escuchar más (Hechos 17:32). Algunos, sin embargo, creyeron (Hechos 17: 33-34). ¡Así que anímate! Al compartir el evangelio, ya sea en Birmingham u Odessa o en cualquier otro lugar, algunos creerán. Hasta que Cristo regrese, entonces, sigamos orando por los perdidos, sigamos buscando oportunidades y sigamos compartiendo el evangelio. ¿Dónde estaremos? Bueno, la respuesta es un  pregunta que nos hemos estado haciendo como convención estatal: ¿Quién es el tuyo?  

juan sánchez
Secretario de Actas, SBTC
Juan Sánchez
Lo más leído

La película de Jesús íntegramente en lengua de signos es una primicia histórica para la comunidad sorda

COUNCIL BLUFFS, Iowa (BP)—Cuando Joseph Josselyn de “Jesus: A Deaf Missions Film” perdió la audición cuando era un niño pequeño, la vida se volvió “un poco dolorosa a veces” a medida que crecía, aceptaba a Jesús y adoraba a Dios en la audiencia...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.