5 minutos con Steve Ramírez

A los 33 años, Steve Ramírez entró por primera vez en la Iglesia Bautista Immanuel de Fort Stockton y, a los pocos meses, aceptó a Jesús como su Señor y Salvador. Más tarde, comenzó a ayudar a enseñar una clase de escuela dominical para adultos y se convirtió en diácono. Se desempeñó como ministro de jóvenes de la iglesia y eventualmente se convirtió en pastor, cargo que ha ocupado durante los últimos 16 años. Ramírez también forma parte de la junta ejecutiva de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas. Él y su esposa Becky tienen tres hijos y cuatro nietas.

¿Qué es algo que has podido celebrar recientemente en la Iglesia Bautista Immanuel de Fort Stockton? 

Después del COVID, la asistencia disminuyó y se mantuvo baja durante bastante tiempo. Nos preguntábamos si las cosas volverían a ser como antes. Ahora que muchos han regresado, también hemos tenido la suerte de que muchos recién llegados se unan a nosotros, lo cual es muy alentador. Pero es igualmente alentador ver el hambre de Dios y Su Palabra y el amor que se muestra a Dios y a los demás, y la unidad dentro de la iglesia y con Dios. 

¿Cuáles son algunos de los mayores desafíos que ha enfrentado en su ministerio últimamente?

Como pastor bivocacional que trabaja los siete días de la semana, el tiempo siempre ha sido un desafío: asegurarme de tener mi tiempo con mi Señor en oración, tiempo para leer Su Palabra, tiempo con la familia, tiempo con el trabajo y todo lo demás. Tratar de equilibrar todo es un desafío, pero Dios es bueno y siempre hace que salga bien.

¿Cuál es una lección que has aprendido hasta este momento en tu ministerio y que sabes que nunca olvidarás?  

Mantener una relación cercana con el Señor es lo más importante. Siempre habrá desafíos, problemas y diferentes situaciones que surgirán en el ministerio, pero debemos mantenernos enfocados y no olvidar lo que estamos llamados a hacer. Mantén lo principal, lo principal. Manténgase cerca de Dios con mucha oración y escuche su guía en todos los asuntos.

¿Qué es lo que te gustaría que Dios hiciera específicamente en tu iglesia este año?

Este año y todos los años, mi principal deseo es que todo aquel que entre en IBC y no conozca al Señor llegue a conocerlo. Que todos estemos preparados para encontrarnos con Él cuando llegue ese día. Para que todos tengamos la urgencia de hacer saber a los demás acerca de la salvación por medio de Cristo, porque sin Él nada tenemos. 

¿Cómo pueden orar por usted otras iglesias de la SBTC?

Pido discernimiento para poder escuchar al Señor con claridad. Por sabiduría y coraje para cumplir lo que Él me ha llamado a hacer. Poder guiar a la hermosa gente de IBC, para que todos seamos cada vez más como Cristo. ¡A Dios sea la gloria!

Lo más leído

La película de Jesús íntegramente en lengua de signos es una primicia histórica para la comunidad sorda

COUNCIL BLUFFS, Iowa (BP)—Cuando Joseph Josselyn de “Jesus: A Deaf Missions Film” perdió la audición cuando era un niño pequeño, la vida se volvió “un poco dolorosa a veces” a medida que crecía, aceptaba a Jesús y adoraba a Dios en la audiencia...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.