Barber reflexiona sobre su primer año como presidente de la SBC y el trabajo que tiene por delante

Bart Barber, pastor de la Primera Iglesia Bautista en Farmersville, se acerca al final de su primer mandato como presidente de la Convención Bautista del Sur. Será reelegido para el puesto en junio en la Reunión Anual de la SBC en Nueva Orleans. Barber habló recientemente con el tejano sobre la necesidad de claridad, el valor de la cooperación y por qué está entusiasmado con el futuro de la SBC.

'Realmente he aprendido sobre la fidelidad de Dios y su pueblo'

¿Cuáles son algunas de las cosas que cree que los bautistas del sur pueden celebrar mientras nos preparamos para la reunión anual de este año?

barbero bart: Hemos dado mucho a Lottie Moon y Annie Armstrong. Los recibos del Programa Cooperativo son fuertes. Eso puede parecer mundano porque tomamos estas ofrendas todos los años, pero no hay nada mundano en la cooperación de los bautistas del sur para financiar el trabajo misionero en todo el mundo. Creo que también podemos celebrar el hecho de que nuestras iglesias han guiado a muchas personas a Cristo. Los informes que recibo de la convención son de muchas iglesias que están experimentando una vitalidad renovada. Sé que hemos visto eso en First Baptist Farmersville. He estado en los seis campus de nuestro seminario, y cuando conoces a esas personas que están estudiando y preparándose para ir al ministerio, te emocionas por el futuro. Nuestros ministerios están haciendo las cosas que les hemos encomendado y eso vale la pena celebrarlo.

¿Cuáles son algunas de las áreas clave que cree que nosotros, como Southern
Bautistas, ¿todavía tienen trabajo que hacer que pueda comenzar en Nueva Orleans? 

BB: Una de las cosas que creo que hemos visto en el transcurso de este año es que hay un poco de incertidumbre y falta de claridad en la forma en que funciona nuestro procedimiento del Estatuto 8 con respecto a las objeciones doctrinales a las iglesias y [su afiliación con] el SBC. Nuestros documentos rectores, en un esfuerzo por mantener la paz en nuestra cooperativa, han sido redactados deliberadamente de tal manera que [vagamente] hablan de una estrecha identificación con la Fe y el Mensaje Bautista. Afirmo los esfuerzos que se hicieron para tratar de construir una base de cooperación tan buena como se pudiera construir, pero creo que nadie sabe realmente lo que eso significa. El desafío de eso es que ahora tenemos un proceso que tiene un comité de credenciales y ellos tienen que saber lo que significa para hacer su trabajo. 

Todos tienen una idea diferente sobre lo que creen que exigen nuestros documentos rectores. Así que creo que vamos a tener la oportunidad de trabajar para que esos procedimientos y las ideas detrás de ellos sean claros, comprensibles y consistentes para que todos sepan que estamos operando de manera justa, que estamos operando de una manera que preserva el núcleo. distinciones teológicas que nos mantienen unidos como bautistas del sur, al tiempo que preservan la libertad de cooperación que nos permite aprovechar y utilizar los recursos y la energía de una amplia coalición de iglesias para la obra de la Gran Comisión.

“Aunque la cultura parece estar alejándose cada vez más de la verdad bíblica, creo que eso también está abriendo oportunidades para el evangelio.

¿Qué te ha enseñado personalmente el año pasado? 
y en su papel como presidente de la SBC?

BB: Una cosa que he aprendido es cuánto trabajo es ser presidente de la SBC. Las personas que han desempeñado este papel antes... las apreciaba, pero no las apreciaba lo suficiente. Es un trabajo que requiere mucha atención y esfuerzo. Diría que otra cosa que he aprendido es la excelencia y dedicación con la que el personal del Comité Ejecutivo de la SBC trabaja para ayudar a que los ministerios de la SBC funcionen bien. Me he apoyado mucho en ellos para gran parte del trabajo que he hecho. 

En lo personal, este ha sido un año de mucha lucha y dificultad en cuanto a cosas de salud en mi familia extendida. Además, tengo un chico de 20 y otro de 16, y he aprendido lo importante que es para mí colgar el teléfono e ignorar el SBC por un momento y prestarles atención. Tuve que ordenar algunas prioridades y asegurarme de atender esas cosas.

También he aprendido mucho acerca de la fidelidad de Dios y Su pueblo. Ha habido tantas veces que he tenido miedo de las cosas. Esa entrevista con 60 Minutos, estaba aterrorizado por eso. Nunca he hecho algo así antes. Eso me puso frente a un montón de gente diferente. ¿Qué pasa si me equivoco? Eso hubiera sido fácil de hacer. Pero había un ejército de personas que oraron por mí al respecto. Mi iglesia oró por mí. Mis amigos oraron por mí. Las personas que no me conocían pero que se preocupan por la SBC oraron por eso, y vi que Dios respondió a esas oraciones y me ayudó a superarlo. Es muy reconfortante ver que en realidad nunca se trató de lo que podía hacer. Se trataba de lo que Dios podía hacer para ayudarme a superarlo.

¿Cómo podemos amplificar la voz de la SBC para hablarle a una cultura que parece alejarse cada vez más de la verdad bíblica? 

BB: Creo que, en última instancia, la sede del trabajo de la SBC es la iglesia local, y el mejor trabajo que podemos hacer es ayudar a los bautistas del sur a hablar, no a hablar por los bautistas del sur. Nuestros seminarios están haciendo un excelente trabajo para equipar a las personas para que puedan abordar los problemas que tenemos ante nosotros en el mundo. Amplificamos nuestra voz a través del trabajo realizado por instituciones como la Comisión de Ética y Libertad Religiosa a medida que surgen preguntas ante la Corte Suprema para abogar por los roles de género tradicionales, el matrimonio tradicional, las preocupaciones pro-vida y la libertad religiosa. El Comité de Ética y Libertad Religiosa de Texas también hace un gran trabajo con esto. 

Aunque la cultura parece estar alejándose cada vez más de la verdad bíblica, creo que eso también está abriendo oportunidades para el evangelio. Estamos viendo cuántas personas son perjudicadas por el movimiento de la cultura, la familia, la educación y la ley y la sociedad que los aleja de la verdad bíblica. Creemos en esas cosas porque Dios nos las dio, pero también creemos que esas cosas conducen a sociedades saludables, familias saludables, personas saludables. Esa ha sido la historia del despertar espiritual una y otra vez en los Estados Unidos. Fue en tiempos de gran oscuridad e indiferencia al evangelio que la gente tenía hambre y anhelo por algo más. Creo que la mejor manera de amplificar nuestra voz es compartir el evangelio con las personas de nuestra comunidad que están perdidas y ayudarlos a ver que Jesús es la respuesta.

"Para que seamos más fuertes que nunca, tendremos que convertirnos en personas más entusiasmadas y más interesadas en las cosas que logramos cuando cooperamos que en las cosas que nos dividen".

En 10 años, si los bautistas del sur pueden decir que son más fuertes en ese momento de la historia que nunca antes, ¿qué tendría que haber sucedido entre ahora y entonces?

BB: Primero, creo que vamos a tener que ayudar a nuestras iglesias locales a abordar el abuso sexual de maneras que sean más efectivas que las que hemos hecho en el pasado. Estamos incurriendo en gastos que no están relacionados con [el cumplimiento de la Gran Comisión] para abordar el abuso sexual ahora. [Esos gastos] surgen de fallas en abordar el abuso sexual de manera efectiva, ya sea en la prevención o en la atención a quienes han sido afectados. Por lo tanto, proteger el futuro financiero de la SBC es que abordemos esto de una manera sólida y eficaz.

En segundo lugar, creo que vamos a tener que adoptar una visión clara y compartida para la cooperación en la SBC. Vamos a necesitar desarrollar un apetito en el que las personalidades más interesantes y las declaraciones más interesantes, vengan de donde vengan, desde el púlpito o desde las redes sociales o lo que sea, no son las cosas más duras y severas, sino en cambio eso… nos emociona a mirar y ver lo que somos capaces de hacer cuando cooperamos. No digo que nunca podamos tener una diferencia de opinión y no digo que no podamos abordar los problemas reales cada vez que surjan. Pero creo que para que seamos más fuertes que nunca, tendremos que convertirnos en personas más entusiasmadas y más interesadas en las cosas que logramos cuando cooperamos que en las cosas que nos dividen.

Bautistas del Sur de Texas 

Recepción

Lunes, 12 de Junio (después de la sesión de la tarde)

Centro de Convenciones Ernest N. Morial
Habitaciones 206-207

Lo más leído

'¿Cuándo podré regresar a Uganda?': Misionero de la IMB comparte su viaje contra el cáncer

Rebekah Lockhart condujo entre frondosos y vibrantes plátanos de camino al aeropuerto de Uganda. Al pasar junto a ellos, se preguntó si algún día volvería a verlos. ¿Era esta la última vez que ella…?

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.