Una iglesia 'pequeña' tiene un gran impacto en el reino a través de un programa extracurricular

Iglesia Bautista Internacional Hanmaum
La Academia de Grupos Étnicos, un programa extracurricular ofrecido por la Iglesia Bautista Internacional Hanmaum en Fort Worth, ve a los estudiantes llegar a la fe en Cristo cada semestre. FOTO ENVIADA

FORT WORTH — Cuando el pastor Jongsu Heo indicó sus intenciones de comenzar una Iglesia Bautista Coreana en South Fort Worth, parecía increíblemente difícil construir una iglesia misional fuerte y saludable debido a la pequeña población coreana en esa área.

Desde el inicio de la iglesia, el pastor Heo tuvo la visión de llegar no solo a los coreanos, sino a otras personas étnicas de su comunidad. Para ese propósito, nombró a su iglesia Iglesia Bautista Internacional Hanmaum en lugar de Iglesia Bautista Coreana Hanmaum. Con el apoyo de la Iglesia Bautista Willow Creek en Fort Worth, y de la Convención Bautista del Sur de Texas y la Asociación Bautista Tarrant, el primer servicio de adoración se llevó a cabo en el edificio educativo de la Iglesia Bautista Willow Creek el 22 de febrero de 2004.

Después de tres o cuatro años, la iglesia alcanzó alrededor de 150 miembros y la congregación comenzó a orar y buscar sus propias instalaciones. En 2010, Dios respondió a su oración a través de la Iglesia Bautista Willow Creek, que le proporcionó a Hanmaum un edificio educativo y un terreno.

Al año siguiente, Hanmaum pudo iniciar Ethnic Groups Academy, un programa extracurricular que tiene como objetivo llegar a los niños refugiados en Fort Worth. Cada año, entre 1,000 y 1,500 refugiados de Siria, Afganistán, Bután y otras naciones se establecen en el área de Fort Worth. En asociación con World Relief, más de 120 niños refugiados vienen a EGA los sábados para aprender instrumentos musicales, artes, deportes e inglés. Cada semana, antes de sus clases, escuchan el mensaje del Evangelio.

¿El resultado? Casi cada semestre, alrededor de 14 niños aceptan a Jesús como su Señor y Salvador. Algunos padres musulmanes que inicialmente se mostraron reacios a enviar a sus hijos a la escuela comenzaron a abrir sus corazones a medida que pasaba el tiempo debido al amor genuino de los maestros de EGA.

El propósito principal de EGA es la salvación de los preciosos niños refugiados. Además, EGA quiere que esos niños descubran los talentos que Dios les ha dado y desarrollen sus habilidades potenciales para cumplir el propósito que Dios les ha dado en la vida. Los entornos y circunstancias difíciles pueden obstaculizar a los niños a perseguir sus sueños, pero los maestros de EGA los animan a perseguirlos. La congregación de Hanmaum, así como el personal y los voluntarios de EGA, tienen la visión de ver a esos niños refugiados, después de 12 años de una relación íntima con el Señor y los maestros de EGA, convertirse en líderes entre su gente para impactar a su comunidad con el Evangelio y el amor de Jesús.

Es digno de elogio que la Iglesia Bautista Internacional Hanmaum haya dado un ejemplo y haya demostrado que una iglesia no tiene que ser grande para liderar los ministerios de refugiados, pero cualquier iglesia que tenga un corazón puede hacerlo. El pastor Jongsu Heo testifica que desde el comienzo de EGA, fue Dios quien inició, guió, proporcionó y logró la visión de hacer discípulos de todas las naciones en su comunidad a través del pueblo fiel de Dios.

Especial para el tejano
Dr. Hyoung Min Kim

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.