Una resolución de Obama que podría apoyar

La idea de celebrar algo sobre las elecciones presidenciales de noviembre pasado, que enviaron al hombre con el historial de votaciones más liberal en el Senado a la Casa Blanca, no entusiasma a la mayoría de los bautistas del sur, por conservadores que somos política y teológicamente.

Pero hay algo al respecto que los bautistas del sur harían bien en marcar este año, y no tiene nada que ver con el historial de abortos del presidente Obama, o su entusiasmo por el Mes del Orgullo Gay o los grandes esfuerzos del gobierno.

El pastor Dwight McKissic de Arlington ha presentado una resolución al Comité de Resoluciones de la SBC para su consideración en la convención del 23 al 24 de junio en Louisville titulada "Sobre la reconciliación racial y la elección de Barack Hussein Obama".

Esperamos que el Comité de Resoluciones se dé cuenta y ofrezca algo similar.

McKissic, un afroamericano y un defensor abierto del matrimonio tradicional, observa algo que todos los bautistas del sur (rojo, amarillo, negro, marrón y blanco) deberían ver y apreciar incluso en medio del enorme abismo de cosmovisión que existe entre la mayoría de los bautistas del sur y el presidente:

Las elecciones de noviembre pasado trascendieron a Barack Obama; Es un hito en el panorama estadounidense: un hombre negro vive en 1600 Pennsylvania Avenue, ubicado allí por el mismo sistema que impidió que muchos afroamericanos votaran libremente al principio de la vida de nuestro presidente. Cuando Obama todavía estaba en pañales en la década de 1960, muchas escuelas públicas todavía estaban segregadas y muchos púlpitos bautistas del sur todavía estaban en silencio.

Todavía no hemos llegado al sueño de Martin Luther King de que las personas sean juzgadas por su carácter, no por el color de su piel. Pero la última elección fue la confirmación de que estamos un paso más cerca.

Como seguidores de Jesús, el que creó todas las etnias “a partir de una sangre”, como dijo Pablo a los filósofos atenienses, tal hito no es simplemente digno de mención, es trascendental.

La resolución pide a los mensajeros de la CBS que celebren "la naturaleza histórica de la elección ... como una contribución significativa a la causa actual de la reconciliación racial", que los bautistas oren para que Obama "promueva la libertad y la justicia para todas las personas, incluidos los no nacidos", y "que uniremos nuestras manos con el presidente Obama y su administración para promover las causas de la justicia racial en la medida en que esos esfuerzos sean consistentes con los principios bíblicos de la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad".

Elogia la inclusión del ex presidente de la CBS Frank Page en un consejo asesor de fe de la Casa Blanca a pesar de que el presidente Obama "persigue numerosas políticas sociales, políticas y económicas que se oponen fundamentalmente a los valores que defienden nuestra convención y nuestras iglesias".

También señala la resolución de 1995 de la SBC sobre la reconciliación racial que “reconoció los fracasos de algunos bautistas del sur para afirmar la dignidad, el valor y la igualdad de derechos de los afroamericanos, se disculpó y buscó el perdón por estas injusticias y se propuso 'erradicar [el racismo] en todos sus formas '”, así como el repudio de la SBC al racismo que se remonta a 1937.

Como se observa en la resolución, la mayoría de los bautistas del sur son polos opuestos al presidente en temas como el aborto, que Obama ha apoyado inquebrantablemente como un derecho legal durante los nueve meses de embarazo.

La mención de McKissic sobre las diferencias de valores y el tema de la vida son fundamentales para el documento; Sospecho que el Comité de Resoluciones sería aún más específico, suplicando al presidente que busque la guía divina no solo sobre el tema de la vida, sino también sobre el matrimonio homosexual y una serie de desafíos sociales y económicos que enfrenta la nación.

Tal resolución de los bautistas del sur les diría a los bautistas del sur que no son blancos, especialmente a los afroamericanos, y a todos los demás que nuestra fe nos permite ver lo que Jesús ve, simpatizar cuando la empatía no es posible.

Al Mohler escribió acertadamente la noche de las elecciones: “Todo estadounidense debería conmoverse al ver a los jóvenes afroamericanos que, por primera vez, ahora creen que tienen algo que ver con la democracia estadounidense. Ancianos y ancianas, nietos y nietas de esclavos y dueños de esclavos, mirarán a un afroamericano como presidente ".

Tal "aceptación" por parte de todos los estadounidenses solo puede beneficiar el avance del evangelio, sin mencionar el bienestar de la nación.

Richard Land dijo a US News & World Report que hay algo más sobre el presidente que deberíamos aplaudir: "su ejemplo como padre y esposo modelo".

Con los nacimientos fuera del matrimonio como un círculo vicioso en la comunidad negra y aumentando al 40 por ciento en todos los grupos demográficos según las cifras del gobierno publicadas el mes pasado, los comentarios de Land son aún más acertados.

Vale la pena repetirlo: tal resolución no es un respaldo general del hombre o de sus puntos de vista; ¿Es un respaldo al hito alcanzado y el credo estadounidense se dio cuenta de que "todos los hombres son creados iguales y están dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables?"

<SPAN style="; FONT-FAMILY: 'Trebuchet MS'; mso-fareast-font-family: Cambri

{article_author [1]
Lo más leído

La película de Jesús íntegramente en lengua de signos es una primicia histórica para la comunidad sorda

COUNCIL BLUFFS, Iowa (BP)—Cuando Joseph Josselyn de “Jesus: A Deaf Missions Film” perdió la audición cuando era un niño pequeño, la vida se volvió “un poco dolorosa a veces” a medida que crecía, aceptaba a Jesús y adoraba a Dios en la audiencia...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.