LA INICIATIVA HISPANA AL DÍA: Una Iglesia Saludable y Creciente

Todos queremos que nuestra iglesia que sea saludable y creciente. Mateo 22: 36-40 dice: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y ​​con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas ”. Aquí vemos dos principios muy importantes que debemos ver en la vida de una iglesia saludable y creciente. Primero, el amar a nuestro Dios con todo nuestro corazón, alma y mente. Hay que poner a Dios en primer lugar de nuestras vidas. Si cada miembro en la iglesia de hoy tuviera este principio siempre en mente, la iglesia de hoy sería una iglesia fuerte. Hay que buscar a Dios cada día y hay que servir a Dios con toda nuestra vida. Y el segundo es de suma importancia porque, cuando decimos que amamos a nuestro prójimo como a nosotros mismos, eso va a hacer un gran impacto en nuestra comunidad. Las personas que viven en nuestras ciudades desean ver personas que pueden vivir lo que dicen. Hay que respetar y amar a las personas que no tienen a Cristo en sus corazones. 


Una iglesia saludable y creciente a la vez tiene ciertas características que van marcando su ministerio y vida. Vemos que en primer lugar hay una predicación Bíblica que se debe oír desde el púlpito cada semana. El pastor de la iglesia tiene el privilegio de predicar la palabra de Dios domingo tras domingo. Las iglesias saludables y crecientes tienen este ingrediente importante. Los mensajes deben ayudar e instruir a cada persona. Segunda de Timoteo 3: 16-17 nos dice: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra ”. El púlpito no es para compartir las últimas noticias del día o hablar de cosas insignificantes sino que el púlpito de una iglesia se usa para proclamar las verdades de Dios. 

Otra característica que señala que una iglesia es saludable y creciente es una adoración viva. La música tiene el propósito de preparar los corazones del pueblo de Dios. Las alabanzas deben ser Bíblicas en su contenido y deben preparar los corazones de los participantes para el mensaje de Dios.

También vemos que la evangelización, el discipulado, el compañerismo y el ser buenos mayordomos: con el tiempo, con los dones dados y con el dinero, ayudan a que una iglesia sea saludable y creciente. La vida de los primeros cristianos han ilustrando esto con gran excelencia, “Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo . Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que ofrecen de ser salvos. ” Hechos 2: 46,47

{article_author [1]
Lo más leído

¿Qué experimenta una familia con necesidades especiales cuando visita su iglesia?

Nota del editor: La Convención de los Bautistas del Sur de Texas ha designado el 14 de julio como Domingo del Ministerio de Discapacidad. Caminamos hasta el área de registro para las clases de niños un domingo en la iglesia que estábamos visitando en...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.