Pastor a pastor: las conexiones críticas ayudarán en nuestra batalla contra el cansancio

No eres solo tú. Yo también estoy cansado. Cada contexto de ministerio tiene suficientes desafíos para desgastar a cualquier pastor emocional, física, mental, relacional y espiritualmente. Sabemos que se requiere perseverancia. Recuerde las palabras de Pablo: "No nos cansemos de hacer el bien, porque cosecharemos en el momento adecuado si no nos damos por vencidos". (Gálatas 6: 9)

Quizás no estemos cansados ​​de hacer el bien, pero quizás estamos cansados ​​de tratar de resolver todas las complejidades de los últimos dos años. Cuando COVID-19 comenzó a cambiar nuestro mundo, tenía seis meses en un nuevo pastorado. Cada día mi lista de áreas de importancia crecía más. Sin embargo, responder a una pandemia global no estaba en mi lista de consideraciones. ¿Pero quién tenía eso en su lista?

Al instante, las complejidades de COVID-19 y sus efectos dominó comenzaron a robar nuestra atención, agotar nuestra energía y exigir acción. La comunidad de nuestra iglesia local ha sufrido pérdidas devastadoras debido al COVID-19, ataques cardíacos e incluso un asesinato en los últimos 18 meses. Absolutamente capas de horrible. Me da vergüenza pensarlo de nuevo junto con todas las reuniones. ¡Oh, las reuniones!

Nuestras experiencias pueden diferir, pero el agotamiento emocional, la fatiga por tomar decisiones, los escenarios sin salida y la energía gastada hacia los lados nos han dejado a todos agotados y cansados. ¡La confusión mezclada con la agresión irracional en torno a cuestiones especulativas seguro que me ha agotado! ¿Dónde vamos a encontrar la energía para restablecer los ministerios cuando estamos tan agotados por tratar de navegar por estas complejidades en el liderazgo?

A pesar de todo, me recuerda que la misión sigue siendo importante y también nuestro liderazgo. De muchas maneras estamos cansados ​​mientras intentamos reconstruir ministerios, relaciones e instalaciones, todo en medio de un trauma colectivo. Es un trabajo duro. Es un trabajo espiritual. Vale la pena cultivar una cultura eclesial saludable para los años venideros.

Como pastores, entendemos la importancia de las prácticas espirituales básicas, pero a menudo encontramos que la tiranía de lo urgente puede robar un tiempo precioso de nuestra propia salud espiritual y relacional. Aquí hay varias prácticas intencionales que continúan ayudando a estabilizar mi vida durante este tiempo:

Disminuye la velocidad para estar con Jesús

Mi conexión comunal intencional con Jesús nunca debe ser sacrificada en el altar de "Simplemente no tuve tiempo para llegar hoy". Todos hemos estado en modo de crisis durante demasiado tiempo y reduciendo la velocidad para estar en la palabra, caminando en silencio susurrando oraciones, escribiendo en un diario nuestras experiencias y respirando profundamente mientras miramos el horizonte, son todos los ritmos poderosos que necesitamos.

Come una comida con un amigo de confianza

Algo especial sucede cuando priorizamos el tiempo con personas seguras que nos abrazan como persona en lugar de como puesto. Estoy muy agradecido por otro amigo pastor que se toma el tiempo para reunirse semanalmente. Todos necesitamos un amigo que lo entienda. Sea ese amigo y ore para que Dios le envíe a usted también a ese amigo.

Estar presente y comprometido con la familia.

Nuestras familias se han visto afectadas por el trauma de los últimos años. Necesitan que estemos presentes y comprometidos. Apague el teléfono, salga de las redes sociales, tómese sus días libres, use su tiempo de vacaciones, mire a su familia a los ojos cuando hable, haga preguntas abiertas y preste atención. ¡Ellos te necesitan!

Hermano, no eres solo tú. Usted no está solo. Tu papel en el reino es importante. Recuerda que las sombras del sufrimiento cubren este mundo y necesitamos que la luz de Cristo brille a través de ti.

Como dijo Jimmy Draper: "No renuncies antes de terminar". Creemos que hay esperanza y sanidad en Jesús. Creemos que podemos experimentarlo y ayudar a otros a experimentarlo mientras permanecemos en Cristo, construimos relaciones saludables y cuidamos de nuestra comunidad.

Llevemos nuestro cansancio a Jesús y confiemos en él para que nos ayude a perseverar un momento a la vez.

Pastor
steven gaither
Primera Iglesia Bautista de McAllen
Lo más leído

La fe religiosa, la asistencia a la iglesia se alinea con puntos de vista más pro-vida

NASHVILLE—No todos los estadounidenses a favor de la vida son religiosos, pero es más probable que los estadounidenses religiosos sean a favor de la vida. Las opiniones de los estadounidenses sobre la moralidad del aborto siguen siendo mixtas en los días previos a una decisión de la Corte Suprema que podría...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.