Preguntas y respuestas sobre el candidato a presidente de la SBC: Robin Hadaway

Foto de prensa bautista

Desplácese hasta la parte inferior de este artículo para ver otras preguntas y respuestas de candidatos a presidente de SBC


Háblame de tu ministerio e iglesia actuales. ¿Cuánto tiempo ha estado en este ministerio? 

Fui ordenado en la Iglesia Bautista Bellevue en Memphis, Tenn., por Adrian Rogers y he estado en el ministerio durante 42 años. Esto incluye seis años como pastor principal, 18 años como misionero de IMB y 18 años como profesor de misiones. Ahora sirvo como profesor principal de misiones en el Seminario Teológico Bautista del Medio Oeste (Kansas City, Mo.). Después de una carrera residencial de 18 años como profesor residencial de misiones, ahora enseño cursos de maestría en línea y seminarios de doctorado en el campus.  

Hace un año, mi esposa y yo nos mudamos a Oceanside, California, (norte del condado de San Diego), donde nos unimos a New Song Community Church, una congregación bautista del sur multiétnica y multirracial. Predico una vez al mes en mi primer pastorado, la Primera Iglesia Bautista del Sur de Monterey Park, California, (Condado de Los Ángeles) y doy clases de Biblia en mi iglesia local. Enseño misionología a estudiantes de maestría 45 semanas al año. 


 
¿Por qué está dispuesto a ser presidente de la SBC este año? 

Recuerda la misión.

Después de graduarme de Southwestern Seminary, Kathy y yo nos fuimos al Pioneer West, donde pasé seis años como pastor principal. Luego pasamos 18 años como misioneros con la IMB en África y Brasil. Debido a la discapacidad de nuestro cuarto hijo, regresamos del campo misionero para convertirnos en profesores de misiones en el Seminario Teológico Bautista del Medio Oeste. Durante 18 años entrené a los estudiantes para que amaran y apreciaran las misiones cooperativas de los bautistas del sur. He sido empleado por los bautistas del sur como misionero y profesor de misiones durante más de 36 años. Tengo una visión nacional y global de la Convención Bautista del Sur y su alcance misionero y de personas. 

Como líder regional de la IMB para el Este de Sudamérica, supervisé a más de 300 misioneros y sus familias con un presupuesto derivado del Programa Cooperativo y la Ofrenda de Navidad Lottie Moon. Asistí a tres reuniones de fideicomisarios de IMB anualmente e implementé políticas de IMB en el campo. Mientras era presidente interino de Midwestern Seminary, guié a la institución a través de una crisis financiera. Durante los siguientes cinco años, serví en el gabinete del presidente de MBTS y asistí a todas las reuniones del Comité Ejecutivo de SBC. Además, serví en el Comité de Comités de la SBC de 2000 y en el Comité de Resoluciones de la SBC de 2006 y 2007. Sé cómo funciona el SBC y, lo que es más importante, cómo no funciona. Al aceptar ser nominado para presidente de la SBC, ofrezco mi experiencia, sabiduría y visión a los mensajeros en la reunión anual de la SBC en Anaheim este junio. 

Mi visión es ver 500 nuevas iglesias iniciadas en América del Norte; ver 2,000 nuevas iglesias plantadas en el exterior; ver a miles enviados como misioneros nacionales y extranjeros; ver 1,000 capítulos nuevos de WMU (Unión de Mujeres Misioneras) iniciados en todo el país para apoyar a nuestros misioneros; para “llamar a los llamados”; y ver a miles de hombres y mujeres bautistas del sur designados como misioneros nacionales y extranjeros. 


 
¿Cuáles considera que son los desafíos significativos que enfrentan los bautistas del sur a medida que nos esforzamos por cooperar para las misiones en todo el mundo? 

Siempre hay desafíos en cualquier era de misiones. El año en que Adoniram y Anne Judson, los primeros misioneros bautistas, partieron de Estados Unidos hacia la India y Birmania en 1812, los británicos quemaron Washington, DC Las misiones bautistas del sur sobrevivieron a la Guerra Civil Estadounidense de la década de 1860, la Primera Guerra Mundial, la Gran Depresión de la década de 1930, La Segunda Guerra Mundial, los disturbios civiles de la década de 1960 y la Guerra Fría. Varios de nuestros misioneros fueron martirizados al servicio de Cristo y en nombre de los bautistas del sur. Los misioneros bautistas brasileños aceptaron trabajos seculares en el campo porque la Junta de Misiones Extranjeras no pudo pagarles durante la Gran Depresión. 

El último capítulo de mi libro reciente, “A Survey of World Missions” (B&H Academic, 2020, p. 281-283) intenta visualizar los desafíos de la iglesia en la primera parte de este siglo: 

Aunque las bombas nucleares se detonaron por última vez en 1945, no hay garantía de que esto no vuelva a suceder. Además, la globalización ha aumentado la posibilidad de que otra gran plaga azote la tierra. La interdependencia de la tierra podría generar una crisis económica que rivalice con la Gran Depresión de la década de 1930. El auge de las criptomonedas podría significar un desastre para los mercados financieros... A pesar de su improbabilidad, podría ocurrir un impacto directo en el planeta por parte de un gran meteorito... En esta narrativa sombría, Cristo ofrece esperanza. Siempre se necesitarán misiones y misioneros tanto en el extranjero como en América del Norte.

No sé lo que depara el futuro, pero sea lo que sea lo que Satanás nos arroje, con la ayuda de Jesús, los bautistas del sur pueden vencer al mundo. Como dice I Juan 5:4-5, “porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo. Esta es la victoria que ha vencido al mundo; nuestra fe. ¿Y quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”

¿Existen cuestiones doctrinales importantes que dividen a nuestra confraternidad bautista del sur?
Durante la década de 1980, todos nuestros seminarios tuvieron problemas con los profesores neoortodoxos, moderados y algunos liberales. La Comisión de Vida Cristiana (precursora de la ERLC) apoyó el aborto. Aunque había conservadores sirviendo con nuestras entidades misioneras, muchos dentro de esas agencias siguieron una política de "mirar hacia otro lado" cuando se trataba de deriva teológica dentro de las instituciones de la SBC. Muy, muy lentamente, lo que llegó a conocerse como el Resurgimiento Conservador instaló fideicomisarios conservadores en cada entidad de la SBC. Cada agencia de la SBC, a medida que ocurrían las vacantes, comenzó a elegir presidentes conservadores que, a su vez, emplearían personal, misioneros y profesores conservadores. 

Este proceso tomó alrededor de 20 años. En cierto modo, nunca termina. Solo pasé ocho meses como director de una entidad de SBC (2012), pero durante ese tiempo escudriñé personalmente a todos los futuros profesores adjuntos de MBTS para asegurarme de que se adhirieran a BF&M 2000, la Declaración de Chicago sobre la inerrancia bíblica y la Declaración de Danvers sobre la inerrancia bíblica. Masculinidad y feminidad (la Declaración de Nashville sobre la sexualidad bíblica aún no existía). 

Los temas doctrinales de los años 80 y 90 incluyeron, entre otros, la historicidad del Antiguo Testamento, la realidad de los milagros de Jesús y la infalibilidad de las Escrituras. Los problemas de hoy, sin embargo, tienen menos que ver con la ortodoxia y más con la ortopraxis. Este último involucra la implementación de la interpretación de uno de la doctrina bíblica. 

En la Reunión Anual de la SBC de 2000, los mensajeros aprobaron un Mensaje y Fe Bautista actualizado. Los miembros de este comité, presidido por mi ex pastor, Adrian Rogers, construyeron cuidadosamente un documento que los bautistas del sur pudieran afirmar que era bíblico, conservador y evangelizador. Creo que el BF&M debe ser el documento que guíe nuestra fe, doctrina y práctica. 

Por supuesto, el BF&M 2000 no cubre todas las bases con respecto a la fe y la práctica. Por ejemplo, no se menciona la abstinencia de bebidas alcohólicas, drogas ilícitas y juegos de azar. Se aconseja a los seminarios y universidades bautistas lo siguiente en el BF&M 2000: “En la educación cristiana debe haber un equilibrio adecuado entre la libertad académica y la responsabilidad académica. La libertad en cualquier relación ordenada de la vida humana es siempre limitada y nunca absoluta”. El personal, los profesores y los misioneros de la entidad tienen derecho a expresar sus opiniones, pero son responsables ante la administración y los fideicomisarios de su agencia. 

Además, el BF&M 2000 establece:

El pueblo de Cristo debe, según lo requiera la ocasión, organizar las asociaciones y convenciones que mejor aseguren la cooperación para los grandes objetivos del Reino de Dios. Tales organizaciones no tienen autoridad unas sobre otras ni sobre las iglesias. Son órganos voluntarios y consultivos diseñados para suscitar, combinar y dirigir las energías de nuestro pueblo de la manera más eficaz. Los miembros de las iglesias del Nuevo Testamento deben cooperar unos con otros para llevar adelante los ministerios misionero, educativo y benéfico para la extensión del Reino de Cristo.

El BF&M 2000 nunca tuvo la intención de cruzar cada "t" y puntear cada "i" con respecto a cada asunto de fe y práctica. Más bien, fue escrito por quienes tenían diferentes puntos de vista sobre muchos temas, pero los miembros del comité encontraron lugares de acuerdo donde los bautistas del sur podían cooperar en misiones, educación y ministerios benévolos. 

Continuarán surgiendo focos culturales, políticos y teológicos. Son importantes en nuestros días. Las generaciones pasadas de bautistas del sur se ocuparon de que las mujeres recibieran el derecho al voto (1920), así como del "baño mixto" y el baile en las décadas de 1950 y 1960. Sí, los problemas culturales de hoy son mucho más desafiantes, pero los bautistas del sur vencerán si cooperan juntos. 


 
¿Cómo usaría la prominencia de la presidencia de la SBC para abordar los desafíos que ve? 

El presidente de la SBC no tiene poder, ni paga, y solo una fracción de los bautistas del sur saben quién es. La persona prominente en la SBC es el pastor local de cada iglesia bautista del sur cooperante independiente, y así es como debe ser. 

Pero el presidente de la SBC tiene cierta influencia. Él inicia el proceso del comité en la SBC nombrando el Comité de Comités. Este comité llena a los miembros del Comité de Nominaciones que recomienda nuevos miembros para las diversas juntas directivas de las muchas entidades de la SBC. Además, el presidente de la SBC establece el tono y el énfasis para las reuniones anuales de su presidencia y en las reuniones del Comité Ejecutivo de la SBC donde habla. Usaría mi presidencia para recordarles a los bautistas del sur que “recuerden la misión” como se describe en Hechos 1:6-11:

Entonces, cuando se habían reunido, le preguntaron: "Señor, ¿estás restaurando el reino a Israel en este momento?" Él les dijo: “No os toca a vosotros saber los tiempos ni los períodos que el Padre ha fijado con su propia autoridad. pero recibiréis poder cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y seréis mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”. Habiendo dicho esto, fue alzado mientras ellos miraban, y una nube lo ocultó de sus ojos. Mientras El iba, estaban mirando al cielo, y de repente dos hombres vestidos de blanco se pararon junto a ellos. Dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este Jesús, que os ha sido llevado al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo”. 


 
¿Por qué una iglesia debe afiliarse o permanecer con los bautistas del sur?

Mi iglesia, New Song Community Church, fue plantada por otra denominación bautista hace 29 años. Nuestro pastor, Hal Seed, me dice que New Song se unió a los bautistas del sur hace 10 años porque estaban muy por encima de todos los demás en la plantación de iglesias y la evangelización. Las iglesias en los EE. UU. deben afiliarse y/o seguir siendo bautistas del sur porque nuestra denominación sobresale en misiones nacionales y extranjeras. ¿Qué tiene de bueno nuestra confraternidad? Nuestras juntas misioneras están llenas de misioneros destacados que inician iglesias bíblicas sólidas. Mi esposa y yo servimos como misioneros y he capacitado a muchos de ellos desde que me convertí en profesor de misión. Además, nuestros seminarios están llenos de profesores piadosos que creen en la Biblia y enseñan de acuerdo con el BF&M 2000. Estos profesores son mis colegas y amigos. 


 
¿Algún comentario final? 

Escuché a Adrian Rogers decir una vez: “Bautistas del sur, somos muchos, pero no somos mucho”. De hecho, en 2020, los bautistas del sur sumaban alrededor de 14 millones de personas que adoraban en poco más de 47,500 4,000 iglesias. Nos tomó a todos enviar y mantener un poco menos de 14 misioneros en el extranjero. Curiosamente, cuando un portaaviones de la Marina de los EE. UU. sale del puerto, lleva a bordo solo unos pocos marineros más que eso para cumplir su misión. En otras palabras, se necesitan XNUMX millones de nosotros para enviar suficientes personas para casi llenar un portaaviones. Necesitamos hacerlo mejor. Planeo anunciar la necesidad de que más bautistas del sur dejen lo que están haciendo, escuchen el llamado de Dios en sus vidas y se rindan a una carrera en misiones locales, misiones en el extranjero y plantación de iglesias. Recuerda la misión. 

Preguntas y respuestas sobre el candidato a presidente de la SBC:

tom ascol

Preguntas y respuestas sobre el candidato a presidente de la SBC:

peluquero bart

Preguntas y respuestas sobre el candidato a presidente de la SBC:

robin hadaway

Corresponsal
gary ledbetter
Tejano bautista del sur
Lo más leído

George Liele: un pionero del evangelio que ayudó a miles de personas a venir a Cristo

Una de las figuras más importantes en la historia de las misiones cristianas es un esclavo liberado de Georgia llamado George Liele. Aunque William Carey puede ser llamado el padre del movimiento misionero moderno, George Liele...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.