Escrito por: jayson larson

Aprovechar el verdadero poder detrás del ministerio pastoral

Hay muchas maneras de fracasar como pastor. Sólo en los últimos años, hemos sido testigos de que el fracaso moral, el error teológico y la adaptación cultural destruyen los ministerios de hombres como nosotros. Sin embargo, un error insidioso que a menudo se pasa por alto es la falta de oración.

Si bien la mayoría de los pastores son buenos para permanecer vigilantes contra la tentación y proteger su teología, muchos frecuentemente descuidan la oración. Un estudio reciente de Lifeway Research encontró que casi el 75% de los pastores dicen que necesitan invertir más tiempo para ser consistentes en la oración.

El Nuevo Testamento, sin embargo, no sabe nada de los líderes espirituales que no oran. Considere que Jesús oró por sus discípulos y por todos aquellos que se unirían a él por la fe (Juan 17:17–21). En los primeros días de la iglesia, los apóstoles se negaron a permitir que las necesidades ministeriales valiosas cambiaran su enfoque de “la oración y el ministerio de la Palabra” (Hechos 6:4). Pablo les dijo a los romanos que los mencionaba “incesantemente” en sus oraciones (Romanos 1:9-10), como lo hizo con los efesios (Efesios 1:16) y los filipenses (Filipenses 1:3-4).

Jesús y los apóstoles expresan consistentemente su dependencia de la obra de Dios para edificar la iglesia a través de la oración. Derek Prime y Alistair Begg argumentan en su libro, Sobre ser pastor: Entendiendo nuestro llamado y trabajo, que la oración es la “obra principal y principal” del ministerio pastoral ya que es la primera forma en que ejercemos el cuidado de nuestro pueblo y el fundamento de un ministerio docente eficaz.

Hermanos, cuando podemos hacer ministerio sin oración, estamos en territorio peligroso, desarraigados de nuestro llamado bíblico, culpables de una autosuficiencia orgullosa y en camino hacia la caída. Pero Dios es misericordioso al perdonarnos por nuestra falta de oración y nos da una guía para la oración en Su Palabra.

Las siguientes oraciones de las cartas de Pablo me han resultado particularmente útiles para cultivar la humildad y la dependencia de Dios en mi ministerio. Cada oración desafía la creencia que está en la raíz de la falta de oración, es decir, que puedo cumplir mi llamado sin la ayuda de Dios.

Debemos orar por la unidad entre nuestro pueblo (Romanos 15:5-6) 

Debido a que el conflicto es una parte normal de la vida de la iglesia, muchos pastores se han vuelto expertos en manejarlo con un liderazgo cuidadoso y amoroso. Sin embargo, la unidad que glorifica a Dios es obra de su Espíritu (Efesios 4:3). Por lo tanto, debemos orar por la bendición de Dios de la unidad y la armonía entre nuestro pueblo.

Debemos orar para que nuestro pueblo tenga conocimiento de la verdad espiritual (Efesios 1:15-20). 

Si bien nunca debemos descuidar la fiel predicación y enseñanza de la Palabra de Dios a su pueblo, sabemos que su percepción espiritual debe provenir de la obra iluminadora del Espíritu de Dios. Mientras preparamos nuestros sermones y lecciones, debemos orar para que nuestra gente reciba beneficio espiritual de lo que escuchan y pedirle a Dios que bendiga el tiempo personal que dedican a la Palabra.

Debemos orar por la santificación y perseverancia de nuestro pueblo (Colosenses 1:9-14)

Aunque nos gustaría pensar que nuestros sermones son lo suficientemente importantes como para equipar a nuestra gente para la fidelidad durante toda la semana y que nuestros consejos pueden darles la victoria sobre el pecado, somos pobres sustitutos del Espíritu Santo, cuya obra es santificarlos. Debemos pedirle al Espíritu que continúe la buena obra que comenzó en ellos y los fortalezca para vivir vidas piadosas y fructíferas.

Debemos orar para que Dios se glorifique a sí mismo a través de nuestro pueblo (2 Tesalonicenses 1:11-12)

Dios nos ha confiado las personas de nuestras iglesias por un tiempo, pero nunca debemos olvidar que le pertenecen a Él. Por lo tanto, sus vidas no son meros reflejos de nuestros ministerios sino del Dios que los salvó por su gracia. Debemos orar para que Dios obre en ellos para glorificar el nombre de Jesús.

Debemos agradecer a Dios por nuestro pueblo (Filipenses 1:2–7; 1 Tesalonicenses 1:1–3)

Finalmente, al elevar a nuestro pueblo al Señor en oración, debemos agradecerle constantemente por el privilegio de pastorearlos y por su colaboración en el evangelio. Los miembros de nuestra iglesia son creados por Dios, redimidos por Jesús y habitados por el Espíritu. ¡Cada conversación e interacción que tenemos con ellos es un regalo!

Ninguno de nosotros es tan consistente en la oración como quisiera, pero nos debemos a nosotros mismos, a nuestro pueblo y a Dios persistir y crecer en esta tarea esencial. De ello depende la fecundidad de nuestros ministerios. Recuperemos, por tanto, el compromiso bíblico e histórico de orar por el pueblo que lideramos, y observemos cómo Dios escucha nuestras oraciones y las responde para Su gloria.

La junta ejecutiva de SBTC escucha informes sobre redes, plantación de iglesias y más

HORSESHOE BAY—Hay poder en la conexión.

Ese fue un mensaje clave que Spencer Plumlee, anciano y pastor principal de la Primera Iglesia Bautista de Mansfield, entregó a la junta ejecutiva de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas el 23 de abril durante su reunión trimestral. Plumlee estaba hablando sobre la Red de Pastores Jóvenes (YPN) de la SBTC, para la cual se desempeña como consultor.

YPN es una iniciativa de desarrollo de liderazgo y creación de redes ofrecida por SBTC para pastores de 40 años o menos. Hace varios años, YPN se reorganizó en torno a tres prioridades, según Plumlee: alentar a los pastores con recursos para ayudarlos a crecer en su llamado; empoderarlos para que tengan voz en el futuro de la convención; y conectarlos con relaciones y asociaciones ministeriales de por vida.

“Lo que ha hecho prosperar a esta red es una profunda hermandad y conexiones”, dijo Plumlee. “Mientras miramos hacia el futuro, permítanme alentar a cualquier red que lancemos a que tengan las relaciones en su centro. El SBTC está estratégicamente posicionado para convocar, es decir, para reunir a los líderes en este tipo de conexiones significativas. Las redes son una manera increíble de lograr esto”.

Una de las formas en que YPN conecta a sus miembros es a través de cohortes. Los pastores participantes de YPN se ubican en grupos de cinco a 10, y cada grupo es dirigido por un mentor experimentado. Las cohortes se reúnen varias veces durante un período de dos años para discutir temas actuales relacionados con el ministerio pastoral, para conectarse y hablar en las vidas de los demás, y para responsabilizarse mutuamente. Plumlee dijo que hasta la fecha 80 pastores han participado en un grupo.

“Lo que está sucediendo en la Red de Pastores Jóvenes es una verdadera hermandad”, dijo Joe Lightner, director ejecutivo asociado de SBTC. "... Es algo que queremos que cada pastor experimente de alguna manera en nuestra convención".

Enviar red SBTC: 

"Ha sido una gran temporada"

La misión principal de la SBTC es movilizar a las iglesias para multiplicar los movimientos de discipulado en Texas y en todo el mundo. La Iglesia Well Community en San Marcos es un gran ejemplo de ello.

El pastor Chris Millar dio testimonio a la junta sobre el papel vital que ha desempeñado la SBTC en su viaje de miembro de la iglesia a plantador de iglesias y hasta llevar a The Well a convertirse en una iglesia plantadora de iglesias. Ese viaje incluyó conectarse con líderes de SBTC a través del evento colegiado anual Roundup, conectarse con pastores de SBTC en ciudades universitarias que lo alentaron y orientaron, y capacitación que lo equipó con las herramientas y la capacitación necesarias para llegar a las personas en San Marcos.

Ahora en su cuarto año, The Well ha bautizado a 60 personas.

“Recuerdo todo el apoyo que hubo, todas las relaciones que tuve a través de SBTC”, dijo Millar. “Realmente era como si hubiera una gran familia de iglesias y personas que decían: 'Chris, vamos a llevarte'. Y el Señor realmente nos ayudó a superar esa temporada”.

Julio Arriola, director de Send Network SBTC, dijo que la asociación de la SBTC con la Junta de Misiones Norteamericanas está generando un número creciente de iglesias plantadas como The Well en todo Texas cada año, el resultado de la bendición de Dios en la oración fiel y el compromiso inquebrantable de la convención de “descubrir , desarrollar y desplegar” pastores para lanzar nuevas congregaciones.

Aun así, queda mucho más trabajo por hacer.

"Ha sido una gran temporada", dijo Arriola. “La cosecha es abundante. Aunque estamos viendo un aumento en los plantadores de iglesias, necesitamos más trabajadores”.

El director ejecutivo de SBTC, Nathan Lorick, dijo: “No sólo estamos viendo un aumento en [iglesias plantadas], sino que estamos viendo un impulso en la plantación. Estamos viendo la energía de lo que Dios está haciendo”.

¿Vas a múltiples servicios? Se trata de sincronización y confianza.

Cuando recientemente me senté con un joven pastor de nuestra región, él compartió conmigo el último desafío en su iglesia.

estaba creciendo

Creo que las personas que crecen hacen crecer una iglesia, así que me sentí eufórico cuando compartió esta noticia conmigo. Pero no era exactamente así como se sentía este hermano. Estaba angustiado.

Al estar en su primer pastorado, este pastor estaba feliz de que su iglesia estuviera creciendo. Pero le encantaba la sensación y la experiencia de estar en un solo servicio, y sabía que el crecimiento en la adoración corporativa haría que sus mayores consideraran agregar un servicio de adoración adicional. Le preocupaba cómo la adición de un segundo servicio afectaría la unidad de la iglesia, así como el impacto que tendrían múltiples servicios de adoración en el reclutamiento de voluntarios.

Le recordé a mi amigo pastor que la unidad se impulsa al declarar consistentemente el evangelio, la claridad de visión y la confianza en el Espíritu Santo, y no necesariamente al tener a todos juntos en una habitación, y que ofrecer un servicio adicional no solo brindaría más oportunidades. para que otros sirvan, pero ya no los obligará a elegir entre asistir al servicio de adoración o ser voluntarios.

Mientras estábamos sentados allí y consideraba lo que este hermano estaba compartiendo conmigo, le pregunté esto: “¿Te preocupas más por tus preferencias por la iglesia o por la misión de la iglesia?” Mi punto era que si quería seguir llegando a más personas, iba a tener que crear un espacio para más personas, y una de las formas de hacerlo era con múltiples servicios de adoración.

Aquí hay dos cosas en las que pensar al implementar múltiples servicios de adoración:

El tiempo importa

Considere cuándo sería mejor agregar un nuevo servicio de adoración. Sugeriría elegir una pausa natural en el calendario de la iglesia, como el comienzo del año escolar o el año nuevo. Por lo general, estos son los aumentos de asistencia promedio de la temporada, lo que podría ayudarlo a ganar impulso para hacer crecer cada servicio.

Al pensar en el cronograma de sus servicios, hay varias opciones a considerar. Una opción es tener dos servicios el domingo por la mañana con escuela dominical o reuniones de grupos durante ambas horas. Si su programa de escuela dominical es sólido, podría ser bueno adoptar este modelo para que, a medida que sus grupos crezcan, tenga el espacio adecuado para acomodar a todos.

Otra opción es tener dos servicios con escuela dominical o grupos reunidos durante la hora intermedia. Si tiene familias con niños pequeños y quiere asegurarse de que los miembros de la iglesia se “ven” entre sí, esto es maravilloso. La limitación dependerá de sus instalaciones, lo que con el tiempo se convertirá en un problema, ¡Dios mediante!

Una tercera opción es agregar un segundo servicio el sábado por la noche o el domingo por la noche, o en un lugar alternativo en el mismo lugar. Esta puede ser una buena opción si su iglesia está llena de viajeros o personas que necesitan una variedad de opciones, pero es posible que no funcione en la mayoría de los entornos.

Elijas lo que elijas, no olvides considerar qué es lo más óptimo para los huéspedes y qué tipo de programas se deben ofrecer en cada franja horaria. Si tiene un programa sólido de ministerio infantil, por ejemplo, considere programar sus servicios cuando sea más probable que asistan las familias. El tiempo importa, así que elige sabiamente.

Confía en el proceso

Cuando tome la decisión de pasar a múltiples servicios, comience sabiendo que habrá una cantidad significativa de trabajo, incluida la coordinación con el personal, los voluntarios, las partes interesadas dentro de la iglesia y asegurarse de que aquellos fuera de la iglesia estén al tanto de los cambios. Tendrá que pensar en toda la logística: horarios del servicio, formato del servicio de adoración (diferentes estilos, iluminación, disposición), estacionamiento, personas que lo saludan, ujieres; la lista de cosas a considerar parece interminable.

Pero debes confiar en el proceso. Esto será un importante factor de estrés y tensión para sus recursos, personal, voluntarios e incluso su gente. Escuchará cosas positivas y negativas sobre el cambio. Por lo tanto, es importante tener un plan para abordar estas preocupaciones y ayudar a que cada persona se sienta escuchada. La iglesia debe asegurarse de que otros se sientan escuchados para poder mantener la unidad.

Confiar en el proceso le permitirá absorber la objeción común y el miedo de no conocer más a todos. Pero la realidad es que, cuando una iglesia crece más allá de las 120 personas, es difícil que alguien conozca a todos. Al confiar en el proceso, puedes ayudar a los miembros de la iglesia a recordar que la misión es la Gran Comisión: compartir el evangelio y hacer discípulos, no mantener a la iglesia como una comunidad pequeña y unida.

Pasar de un servicio a dos es una decisión importante para cualquier iglesia, independientemente de su tamaño. Nadie lo entiende perfecto. De hecho, es un momento emocionante de transición y una gran oportunidad para llegar a más personas que están lejos de Dios para que se conviertan en seguidores de Jesús.

SBTC DR ofrece información actualizada sobre la respuesta a las inundaciones de abril en el sureste de Texas

KIRBYVILLE—Tan pronto como cesaron las tormentas torrenciales del 10 de abril después de inundar Kirbyville con casi 18 pulgadas de lluvia, los equipos de Ayuda en Desastres de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas se desplegaron en el área con otros equipos de RD de los Bautistas del Sur y socorristas para ayudar a los sobrevivientes. Un equipo de gestión de incidentes con base en la Primera Iglesia Bautista en Kirbyville entró en funcionamiento casi de inmediato, dijo el director de DR de SBTC, Scottie Stice. Para el 11 de abril, un equipo de alimentación de SBTC DR que apoyaba a los voluntarios se instaló y comenzó a preparar y servir comidas. Los equipos de duchas y lavanderías también establecieron operaciones de apoyo, al igual que un equipo de comunicaciones. Los voluntarios de SBTC DR comenzaron los esfuerzos de limpieza en Kirbyville el 15 de abril. Al 29 de abril, solo quedaban cinco solicitudes de limpieza residencial, dijo Stice. Hasta la fecha, los voluntarios de SBTC DR han contribuido con lo siguiente en el sureste de Texas en respuesta a las inundaciones de abril:
  • 12 profesiones de fe reportadas por voluntarios;
  • Se prepararon y sirvieron casi 1,200 comidas en Kirbyville y en apoyo de un refugio de la Cruz Roja en Port Arthur;
  • 136 cargas de ropa lavada para voluntarios de RD en Kirbyville;
  • 2 unidades de recuperación desplegadas para limpiar viviendas inundadas;
  • 80 comunicaciones enviadas; y
  • 3,870 horas de voluntariado de SBTC DR realizadas en Kirbyville y Port Arthur.
"Alabamos a Dios por las 12 profesiones de fe informadas por nuestros voluntarios", dijo Stice. “Ora conmigo y pídele al Señor de la mies más trabajadores en Su campo”.

Paul Wood, voluntario de SBTC DR, raspa linóleo empapado en un sitio de limpieza. FOTO ENVIADA

La Conferencia Nacional de Oración Awakening busca transmitir información y provocar transformación en las iglesias de todo EE. UU.

FORT WORTH—La pregunta era tan aguda como simple.

“Cuando mueras”, preguntó Steve Gaines, “¿qué esperas hacer en el cielo?”

Gaines, pastor principal de la Iglesia Bautista Bellevue en Cordova, Tennessee, dijo a la multitud reunida en la Conferencia Nacional de Oración Awakening en el campus del Seminario Southwestern el 18 de abril que espera ver a varias personas en el cielo. Jesús, por supuesto. Su padre, madre y hermano. Santos históricos del Antiguo y Nuevo Testamento, desde José hasta Josué y Juan.

En medio de esa confusión de rostros fieles y nombres conocidos, Gaines dijo que buscará a alguien cuyo nombre desconoce, una “pequeña dama bautista” que le quebraba la voz al mencionarla. Aunque anónima (por ahora), su impacto en su vida fue tremendo.

Gaines explicó que cuando su madre tenía 24 años, le diagnosticaron cáncer en ambos senos. Los médicos le dijeron que sería necesaria una doble mastectomía para salvar su vida. Debido a la gravedad del procedimiento en aquellos días, los cirujanos comenzaron con un lado de su pecho y la enviaron a una sala de recuperación compartida postoperatoria, donde pasó el día siguiente consciente y inconsciente, esperando recuperarse lo suficiente para someterse al procedimiento. segunda parte del procedimiento.

En esa misma habitación estaba la pequeña dama bautista, que también acababa de ser sometida a una doble mastectomía. Gaines dijo que una vez que las mujeres se enteraron de la condición de su madre, ella se arrastró hasta la cama del hospital, apoyó la cabeza en su regazo y oró por ella durante las siguientes 12 horas, pidiéndole a Dios que la sanara.

A la mañana siguiente, los médicos y enfermeras vinieron a preparar a la madre de Gaines para la parte final del procedimiento cuando, para su sorpresa, no pudieron encontrar el bulto canceroso que habían localizado previamente. Una radiografía confirmó el milagro: el cáncer del otro lado de su cuerpo había desaparecido.

"¿Qué pasó?" Preguntó la madre de Gaines entre lágrimas.

“Dios te sanó”, le dijo la pequeña dama bautista. “Anoche oré por ti y le pedí a Dios que te sanara, y Él lo hizo”.

Hablando en la conferencia de oración, Gaines preguntó: "¿Alguien cree que Dios todavía puede sanar?" A fines del año pasado, anunció su propia batalla contra el cáncer, una que, según dijo, está mejorando. “… Esa señora luego llevó a mi mamá a Cristo. Ella fue sanada y salvada en ese mismo lecho”.

La anécdota subrayó el mensaje de Gaines al iniciar la conferencia, basado en Daniel 9: La oración puede mover la mano de Dios. La oración también puede revelar la voluntad de Dios, dijo, y bendice el corazón de Dios. La oración era importante para Daniel, quien según Gaines oró decenas de miles de veces a lo largo de décadas de su vida, lo que llevó a Dios a concederle favor incluso en cautiverio. Y la oración era importante para su madre, quien conoció a Cristo porque una pequeña dama bautista dedicó una noche de su vida a dar a conocer a Dios sus peticiones por una mujer que no conocía.

“Hay cosas que Dios hace por las personas que oran que no hace por las personas que no oran”, dijo Gaines. “…Algunos de ustedes están desanimados, y todo desánimo es simplemente el diablo quitándoles el valor. Algunos de ustedes están desanimados porque no oran. Dios quiere animarte. Él quiere devolverte el valor, y si oras, no desmayarás. No te desanimarás”.

"Cada mañana, cuando nos despertamos, todo el infierno debería estremecerse, no por nuestras capacidades o a quién conocemos o qué podemos financiar, sino simplemente porque la mayor arma del creyente contra los demonios del infierno es la oración", dijo el director ejecutivo de SBTC, Nathan. Lorick en la Conferencia Nacional de Oración del Despertar. FOTO SWBTS

Impresionando a Dios a través de la desesperación

La conferencia de oración contó con algunas de las principales voces del país sobre la oración y el avivamiento. Los sermones fueron pronunciados por el Director Ejecutivo de los Bautistas del Sur de Texas, Nathan Lorick; Bill Elliff de The Summit Church en Little Rock, Arkansas; Ronnie Floyd, autor y pastor emérito de Cross Church en Springdale, Arkansas; y Robby Gallaty, pastor principal de la Iglesia Long Hollow en Hendersonville, Tennessee. También se ofrecieron un par de sesiones sobre el tema de la oración y el avivamiento, con la participación de la esposa de Gaines, Donna, y los pastores de SBTC, Todd Kaunitz (Iglesia Bautista New Beginnings, Longview). y Nathan Lino (Primera Iglesia Bautista Forney). La adoración estuvo dirigida por Julio Arriola, director de la plantación de iglesias Send Network SBTC.

El evento atrajo a participantes no sólo de Texas, sino también de estados tan lejanos como Oklahoma, Ohio e Indiana, según Kie Bowman, director nacional de oración de la Convención Bautista del Sur que organizó la conferencia. Bowman dijo que su corazón no era sólo informar a los participantes de la conferencia sobre la oración, sino equiparlos para "mover el dial" con respecto a la oración en sus contextos locales.

Se ha atribuido un aumento en la oración a varios movimientos notables de Dios en todo el país. En esto se incluyen miles de personas que entregan sus vidas a Cristo en los campus universitarios de todo el país y las iglesias que claman a Dios con desesperación por verlo revitalizar sus congregaciones y comunidades.

“Cada mañana, cuando nos despertamos, todo el infierno debería estremecerse, no por nuestras capacidades o a quién conocemos o qué podemos financiar, sino simplemente porque la mayor arma del creyente contra los demonios del infierno es la oración”, dijo Lorick.

Lorick, quien ha defendido la importancia vital de la oración desde que fue llamado a liderar la SBTC en 2021, dijo que clamar con desesperación, y no nuestras habilidades o logros, es lo que más impresionará el corazón de Dios y lo llevará a hacer cosas solo Él. puede hacer.

“La verdad del asunto es que la oración no falta en nuestras iglesias”, dijo Lorick. “Casi todas las iglesias tienen alguna forma de oración transaccional. Oramos antes del servicio, oramos antes de la ofrenda, oramos al final del servicio.

“Pero lo que debemos buscar no es la oración transaccional, sino la oración transformadora”, continuó. “Me pregunto cómo sería si los creyentes, los pastores, el personal y las iglesias asumieran una nueva postura de desesperación [en oración]”.

 

Send Network SBTC celebra y alienta a los plantadores de iglesias

BOERNE—“Estamos plantando iglesias para una audiencia de Uno”, dijo Dean Inserra, pastor de City Church en Tallahassee, Florida, y uno de los oradores en el retiro de plantadores de iglesias Send Network SBTC celebrado el 4 de abril. alegría. Sed esparcidores de alegría”.

Inserra ofreció un mensaje de aliento, recordando a los plantadores la importancia de la unión, la colaboración, la oración y el apoyo de la iglesia.

“La plantación de iglesias es un trabajo duro, y se supone que debe serlo. No puedes hacerlo solo. Nos inscribimos para servir de esta manera, por llamado de Dios, para hacer algo que nunca fue diseñado para ser fácil. … Sois héroes en primera línea y vale la pena”.

Dios ha bendecido grandemente los esfuerzos de Send Network SBTC, la asociación de plantación de iglesias entre la Convención de los Bautistas del Sur de Texas y la Junta de Misiones Norteamericanas, según Julio Arriola, director de Send Network SBTC.

“Esta familia de iglesias plantó 90 iglesias en Texas. Este es un gran movimiento de Dios”, dijo Arriola. Agregó que de 48 iglesias que fueron plantadas en 2023, más de 30 fueron plantadas por pastores hispanos.

Los plantadores no sólo se sintieron alentados por la predicación en la reunión, sino también por un tiempo de oración, alabanza y adoración dirigido por Jimmy McNeal. Todos los eventos fueron traducidos al español por Mario Moreno, pastor de la Iglesia Bautista Oak Meadow en Austin.

El retiro también incluyó un recorrido para mujeres basado en Jeremías 17:1-8. Rivers Partin, quien forma parte del equipo de desarrollo de cónyuges plantadores de Send Network, ministró a las mujeres de habla inglesa involucradas en la plantación de iglesias. Dijo que le gustaría que las mujeres dependieran siempre de Dios.

“Mientras continúan haciendo su trabajo para Dios, deben descansar en el amor de Dios por ellos y estar arraigados en el amor de Dios por ellos”, dijo. “Todas estas señoras están involucradas en la plantación de iglesias porque quieren ver a la gente salva, quieren ver el fruto de sus ministerios, y eso sólo viene de estar arraigadas en Cristo”.

Carla Arriola, quien ministró a las mujeres de habla hispana que asistieron al retiro, dijo: “Como ayudantes de plantadores de iglesias, nos ayudamos unas a otras, pero las personas no deben ser nuestro principal refugio y apoyo. Dios debe ser la primera fuente de ayuda. … Como creyentes, todos vamos a ser atacados por el enemigo, especialmente aquellos que están plantando iglesias. Estás en la primera línea de ataque del enemigo. Es muy importante que permanezcan arraigados en el Señor y busquen de Él alimento diario para no defenderse con sus propias fuerzas, sino depender del Señor y afrontar esas pruebas de una manera que bendiga a otros”.

Otros presentes en el retiro incluyeron a los catalizadores de plantadores de iglesias de SBTC, Aaron Clayton, Edgar Trinidad, Cameron Whitley y James Martínez, así como mentores de plantadores de iglesias, incluidos Russ Barksdale y Travis Berger. Varios miembros del personal de SBTC también compartieron sobre los recursos que sus departamentos brindan a los plantadores de iglesias. Ese grupo incluía a Colin Rayburn, asociado de movilización de misiones; Dan Acharya, asociado de grupos étnicos; Bruno Molina, asociado de lengua y evangelismo interreligioso; y Jason Crandall, líder de plantación de iglesias para Send Network SBTC.

 

Mensaje de Chosen Conference a la iglesia: 'Debemos comprometernos' con la acogida y la adopción

PLANO—El mensaje fue claro y sin remordimientos: cada niño es precioso a los ojos de Dios.

Pero el corazón del Conferencia elegida, celebrada el sábado 13 de abril en la Iglesia Bautista de Prestonwood, tenía como objetivo no sólo proclamar esa verdad, sino también movilizar a los seguidores de Cristo para marcar una diferencia en las vidas de los niños vulnerables y olvidados. Las cifras citadas a lo largo de la conferencia pintan un panorama urgente: más de 400,000 niños están en el sistema de acogida en Estados Unidos y 100,000 están esperando ser adoptados. Cada año, 20,000 niños salen del sistema de crianza sin haber sido asignados a una familia.

La iglesia, dijo el pastor principal de Prestonwood, Jack Graham, debe tomar medidas.

“Este es un tema crítico y clave no sólo en la comunidad y el país, sino también en la iglesia del Señor Jesucristo”, dijo Graham. “Nuestro objetivo es elevar este trabajo de acogida y adopción. … Creemos que cada niño es un niño deseado, cada niño es elegido por Dios. No están aquí por accidente o casualidad, sino a través del plan divino, las providencias y los propósitos de Dios.

“Esto significa que la iglesia, nosotros, el pueblo de Dios, debemos involucrarnos en esto”.

La conferencia se basó en “tres pilares de esperanza” destinados a empoderar a las iglesias locales para que establezcan un ministerio de adopción y cuidado de crianza dentro de sus comunidades; involucrar a todos los creyentes para que comprendan su papel en el apoyo a la adopción y el cuidado de crianza; y equipar a las familias que han sido llamadas a adoptar y acoger.

'Todo el mundo puede hacer algo'

Para Shane y Kasi Pruitt, la crianza temporal y la adopción son cuestiones profundamente personales: tienen seis hijos, cuatro de los cuales son adoptados (dos de Texas y dos de África, incluido su hijo Titus, que falleció el verano pasado a los 10 años).

Aunque su conexión con la crianza y la adopción es directa, Shane, director nacional de próxima generación de la Junta de Misiones Norteamericanas, señaló cómo Gálatas 4:4-5 enseña que todos los seguidores de Jesús son benefactores del ministerio de adopción y del cuidado de huérfanos: “Cuando llegue el momento llegó a su cumplimiento, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo la ley, para redimir a los que estaban bajo la ley, para que recibiéramos la adopción como hijos”.

“Le hubiera bastado liberarnos, pero fue un paso más allá y dijo… 'mi Padre va a ser vuestro Padre, mi familia va a ser vuestra familia, y mi herencia va a ser vuestra herencia'. ”, dijo Shane. “Dios hizo la obra [a través de Jesús] para hacernos parte de Su familia. Ahora todo lo que hacemos es en respuesta a esa verdad”.

Kasi habló sobre lo que ella llama la parte “ambos/y” de la crianza y la adopción. En otras palabras, hay un lado que es una hermosa imagen del evangelio, la plenitud y el rescate que se contrarresta por el hecho de que todas las necesidades de crianza y adopción surgen de la caída y comienzan con el trauma y la pérdida. “El cuidado de crianza y la adopción son desgarradores y alegres, traumáticos y hermosos, dolor y paz, pérdida y amor, trágicos y redención”, dijo. "Podemos estar agradecidos de poder ser padres de nuestros hijos y sentirnos desconsolados cuando sea necesario".

La pérdida de Titus, compartió Shane, fue uno de esos casos desgarradores. Titus sufría convulsiones diarias, estaba confinado a una silla de ruedas, no podía hablar y era alimentado a través de un tubo. Su muerte trajo una ola simultánea de dolor y celebración para la familia, ya que extrañaban la presencia diaria de Tito pero se regocijaban sabiendo que estaba en el cielo en la presencia del Señor y completamente restaurado.

“Creo que muchas veces pintamos este cuadro como si obedeciéramos a Dios, todo será fácil”, dijo Shane. “Tenemos que recordarnos a nosotros mismos que Jesús no nos promete una vida fácil. Él nos promete vida eterna. A veces la obediencia no es nada fácil”.

Kasi compartió varias formas en que las iglesias y los creyentes pueden involucrarse más en el ministerio de crianza y adopción. Una forma es que las familias adopten y adopten cuando Dios los llame a hacerlo. Otros pueden establecer relaciones con las oficinas locales de Servicios de Protección Infantil y ministrar a los trabajadores sociales proporcionándoles comidas y estímulo. Kasi señaló que una oficina de CPS compartió con su iglesia que, en los casos en que un niño pudo reunirse con su familia original, una iglesia había estado involucrada de alguna manera el 100% del tiempo.

“Todo el mundo puede hacer algo, absolutamente todo el mundo”, afirmó.

Más tarde, Gregg Matte, pastor principal de la Primera Iglesia Bautista de Houston, compartió un testimonio sobre cómo Dios usó la tragedia en la vida de su familia para llevarlos a fundar un ministerio llamado Legacy 685, que proporciona recursos financieros, educación y otra ayuda práctica para familias en la primera línea de los ministerios de adopción, crianza y huérfanos. Asimismo, Scott Turner, pastor asociado de Prestonwood, anunció que la iglesia de Plano ha iniciado un fondo para apoyar a las familias en el proceso de adopción y acogida.

Cientos de personas llenaron la sala y miles más observaron en línea durante la Conferencia de Elegidos de Prestonwood, que incluyó una sesión de preguntas y respuestas entre el pastor principal de Prestonwood, Jack Graham, y el gobernador de Texas, Greg Abbott. FOTO DE LA IGLESIA BAUTISTA DE PRESTONWOOD

Dando forma al futuro de Texas

El gobernador de Texas, Greg Abbott, conoce de primera mano el impacto que puede tener una familia a través del proceso de adopción. Él y su esposa, Cecilia, adoptaron a su hija, Audrey, en la década de 1990. Abbott compartió una serie de fotografías familiares personales durante una sesión de preguntas y respuestas con Graham que narran la vida de Audrey desde la infancia hasta la graduación universitaria y el día de su compromiso.

“Lo que se hace realmente no sólo cambia la vida de un niño, sino que también cambia el futuro de nuestro estado”, dijo Abbott. “... El quid de la cuestión es que tendríamos que aprobar menos leyes si tuviéramos más familias, mejores padres y cuidáramos a nuestros hijos. Son buenos padres que educan a buenos niños, los aman y los apoyan, lo que hace que esos niños sean muy productivos y mejoren nuestra sociedad”.

Abbott dijo que la necesidad de padres calificados para adoptar y acoger sigue siendo alta, ya que las estadísticas más recientes muestran que 4,000 niños están disponibles para adopción en Texas. Este año ya se han adoptado dos mil niños, afirmó. Hay otras vías que el estado ha creado para brindar a las iglesias oportunidades de contribuir. Señaló la existencia de “cuartos arcoíris” abastecidos con artículos como pañales, asientos para el automóvil y útiles escolares que los trabajadores de CPS pueden entregar a los niños en crisis. Las salas Rainbow están ubicadas en todas las regiones de Texas y las iglesias que tienen los medios para ayudar pueden abastecerlas.

Otra vía de participación es el programa Clero en la Corte para Niños operado a través del Departamento de Servicios Familiares y de Protección de Texas. El programa invita a líderes religiosos a asistir a procedimientos judiciales, conocer a familias necesitadas y actuar como una influencia tranquilizadora en entornos judiciales que pueden resultar intimidantes para la mayoría de los niños.

“Necesitamos la participación de la iglesia en nuestras comunidades hoy más que nunca”, dijo Abbott. “Una forma de hacerlo es que las iglesias de todo nuestro estado se sumerjan en este proceso de unión de unidades familiares que se puede realizar a través del proceso de adopción y cuidado de crianza. A través de ese proceso, usted participará para garantizar que crezcan y fortalezcan las unidades familiares en el estado de Texas y, al mismo tiempo, haga lo que se nos dice bíblicamente que tenemos la responsabilidad de hacer, y es cuidar de nuestros más jóvenes. especialmente los huérfanos entre nosotros”.

Los Robertson comparten su historia de adopción

Sadie Robertson Huff y su madre, Korie Robertson, que apareció en el popular reality show Duck Dynasty, fueron entrevistadas por Tasha Calvert, ministra de la mujer de Prestonwood. Posteriormente, la iglesia transmitió un avance de la película a favor de la adopción Possum Trot, basada en la historia real de una pequeña iglesia del este de Texas cuyos miembros adoptaron a 77 niños del sistema de Texas. La película llegará a los cines el 4 de julio.

“La adopción ha hecho de nuestra familia lo que es. … Amamos una familia grande”, dijo Korie sobre los seis hijos que comparte con su esposo, Willie. Tres de los hijos de Robertson son adoptados.

“No es exactamente lo que habíamos planeado… no es necesariamente más fácil, pero es mejor porque Dios nos llama a esta vida abundante”, dijo Korie. También señaló que las generaciones más jóvenes parecen cada vez más abiertas a adoptar niños.

Sadie, madre de dos niños pequeños, añadió que ella y su marido estaban considerando adoptar en el futuro.

"Como iglesia, tenemos la responsabilidad de la adopción", añadió Sadie. “Se espera que la iglesia acoja a los niños que necesitan ayuda... el lugar que acoge a los huérfanos y los cuida” como un hospital que atiende a su comunidad.

“He podido ver a mi familia hacer eso y estoy muy agradecida”, dijo Sadie, y luego recordó a la audiencia que todos los cristianos “hemos sido adoptados en la familia de Dios a través de la sangre de Cristo y podemos compartir la misma cosa”. familia [eternamente]”.

Korie elogió la ayuda de su iglesia y su familia en su viaje como madre adoptiva. "Encuentra eso. Eso es lo que debe ser la iglesia”, dijo. "Y si no está ahí, empieza".

 

El esfuerzo cooperativo entre los equipos estatales de ayuda en casos de desastre ayuda a los ganaderos afectados por los incendios forestales del Panhandle

CANADÁ—Un esfuerzo cooperativo masivo entre los equipos estatales de Ayuda para Desastres de los Bautistas del Sur, incluida la Ayuda para Desastres de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas, transportó 1,031 grandes fardos redondos de heno a principios de marzo a áreas devastadas por los recientes incendios forestales del Panhandle.

El 21 de marzo también estaban en marcha planes para transportar 1,200 fardos más. Hasta el domingo 24 de marzo, 1,600 fardos de heno adicionales estaban disponibles en espera de que se organizara el transporte.

El esfuerzo de ayuda, que también ha incluido Send Relief de la Junta de Misiones Norteamericanas, el Ejército de Salvación de Texas y una corporación importante, comenzó cuando se contactó a SBTC DR el 8 de marzo con una solicitud de ayuda. El director de SBTC DR, Scottie Stice, estaba desconcertado. Los equipos de SBTC DR, junto con otros equipos estatales de SBDR, se habían apresurado a llegar al Panhandle incluso cuando los incendios forestales arrasaban. Los equipos de alimentación, ducha, lavandería y recuperación estaban ocupados. Pero, ¿cómo adquiriría y transportaría el equipo el heno?

“No podemos manejar esto. No tenemos el equipo. No tenemos el tiempo. No tenemos la gente. No tenemos semirremolques ni remolques”, recordó Stice haberle dicho al Señor.

El 10 de marzo, Stice estaba sentado en la escuela dominical de la Iglesia Bautista Tabernacle en Ennis pensando en la desesperada necesidad de heno. Miró la pizarra donde el maestro suplente había escrito: “Pregúntale a Dios”.

Así lo hizo Stice.

“Lo leí dos veces. Luego oré y le pedí a Dios”, dijo Stice. “Envié un mensaje de texto a otros directores estatales de RD. Antes de que terminara la escuela dominical, habíamos recibido una promesa de dos camiones cargados de heno de parte de Kentucky Baptist DR”.

El esfuerzo cobró impulso a partir de ahí, con equipos de SBDR de Missouri, Nuevo México, Illinois, Tennessee, Ohio y Arkansas—además de Kentucky—que prometieron ayudar.

“Los agricultores y ganaderos de los distintos estados están donando heno, en general”, dijo Stice.

Los voluntarios cargan fardos de heno en un camión para entregarlos en el Panhandle de Texas, donde los incendios forestales devastaron no solo la superficie cultivada, sino también el ganado. FOTO ENVIADA

Send Relief proporcionó algunas cargas de heno y una subvención para facilitar los esfuerzos de distribución, dijo. Aún se necesitaban más camiones, por lo que Stice se comunicó con los Servicios de Emergencia para Desastres de la División de Texas del Ejército de Salvación notificándoles la necesidad.

“Hemos estado esperando su llamada”, dijo el director Alvin Migues.

En un día, el Ejército de Salvación envió dos camiones, dos conductores y remolques alquilados a Arkansas para recoger cientos de fardos de heno y transportarlos a sitios en Borger, Canadian y Pampa designados como depósitos de heno por los agentes de Texas A&M AgriLife. Luego, los agentes de AgriLife comenzaron a coordinarse con los ganaderos para distribuir el heno donde fuera necesario.

Una gran corporación que solicitó el anonimato también envió tres semirremolques a Arkansas. El esfuerzo continúa.

"Ha sido un enorme esfuerzo cooperativo para satisfacer una necesidad real en el oeste de Texas", dijo Stice. “Esto ilustra cómo los equipos bautistas de DR y organizaciones con ideas afines pueden asociarse para realizar la obra del Señor”.

Texas alberga unos 11 millones de cabezas de ganado, más del 85% ubicadas en el Panhandle, según el Departamento de Agricultura de Texas. Decenas de miles de cabezas fueron afectadas por los incendios que quemaron más de un millón de acres.

“Oremos para que Dios nos proporcione un medio para llevar el heno a donde es vitalmente necesario”, dijo Stice.

 

Un libro breve, pero poderoso, para predicarle a su gente.

Disfruto del senderismo. Reúne algunas de mis cosas favoritas: familia, naturaleza y ejercicio. Aprecio los momentos de descubrimiento en el sendero cuando mis hijos se sorprenden con vistas espectaculares. Me encanta cómo la tranquilidad de una caminata por la naturaleza declara la gloria de Dios. Espero con ansias el desafío físico de una caminata.

Pero no todas las caminatas son adecuadas para mi familia. Algunos senderos son demasiado técnicos, otros demasiado largos y otros demasiado simples o cortos. También descubrí que necesitamos una variedad de perspectivas. Necesitamos montañas y lagos, costas y cañones, cascadas y bosques. En pocas palabras, el proceso de selección de un sendero es a la vez un arte y una ciencia.

Pastor, su calendario de predicación es como seleccionar un camino, que lo lleva a ser sensible a las necesidades de su congregación y al mismo tiempo le brinda una vista panorámica de todo el consejo de Dios (Hechos 20:27). Con eso en mente, quiero darle dos razones para guiar a su congregación por el camino de Filemón:

Es un breve recorrido por el Nuevo Testamento.

Su iglesia necesita variedad en temas y géneros bíblicos. Así como a mi familia le gusta caminar por una variedad de paisajes, su gente necesita todo el consejo de Dios. Evalúe sus calendarios de predicación pasados, presentes y futuros para determinar si los está proporcionando.

¿Has estado leyendo un libro extenso durante incontables semanas? ¿Has abordado una serie de libros extensos? Si es así, la brevedad de Filemón será reconfortante para su congregación. Es un sendero corto con unas vistas espectaculares. Tal vez haya estado predicando una serie de pasajes narrativos, proféticos, de ley o de sabiduría. Si es así, Filemón podría encajar perfectamente en su congregación. Es una epístola centrada en el evangelio e impulsada por las relaciones.

Es un camino maestro en el perdón.

Si tu iglesia se parece en algo a la mía, sabrás que las relaciones pueden volverse complicadas. Amargura. Envidiar. División. Herir. Tu dilo. El libro de Filemón insiste en que la misericordia y la gracia deben cimentar nuestras relaciones.

Aquí está el escenario: Filemón es un cristiano rico y propietario de esclavos. Es un líder de la iglesia de Colosas que abre su casa para que se reúna un grupo de creyentes. Onésimo es el esclavo fugitivo de Filemón que hizo daño a su amo (Filemón 18). Por la mano providencial de Dios, Onésimo se cruza en el camino de Pablo en prisión. Mientras está allí, Pablo lo lleva a la salvación. “Te ruego por mi hijo Onésimo, de quien engendré en mi prisión” (Filemón 10).

Onésimo no es el hijo natural de Pablo. Es un hijo por la fe en Cristo. Pablo fue el medio que Dios usó para traer a Onésimo a la familia de Dios. En esta breve carta, Filemón es el hermano ofendido. Por todos los derechos legales, podía castigar a Onésimo. Sin embargo, Pablo le pide que perdone libremente a Onésimo.

“Por lo tanto, aunque tengo la suficiente valentía en Cristo para mandaros a hacer lo que se requiere, sin embargo, por amor prefiero apelar a vosotros, yo, Pablo, un hombre viejo y ahora también prisionero por Cristo Jesús... Así que si consideráis yo tu compañero [Filemón], recíbelo [Onésimo] como me recibirías a mí” (Filemón 8-9, 17).

Predica a Filemón, porque tu pueblo necesita de este hermoso modelo de perdón. El perdón es costoso. Le costaría a Filemón y le costará a su congregación. Pero también tiene un poder incalculable para la sanación y el ministerio. Esta es la razón por la que Pablo identificó a Onésimo como útil para Filemón (Filemón 11) sólo después de su conversión. Juntos, Filemón y Onésimo podrían servir como hermanos en la obra del ministerio del evangelio.

En mi iglesia abordamos el libro de Filemón en tres semanas. Acababa de terminar una serie larga del libro de Colosenses y, sinceramente, estaba cansado. Aproveché esta pequeña carta como una oportunidad para descansar y compartir el púlpito con tres hombres calificados y competentes de mi congregación. Fue una oportunidad para enseñar a mi congregación a confiar en la Palabra de Dios, equipar a los futuros pastores y descansar. Durante esas tres semanas, fui un miembro alegre al contemplar las sorprendentes vistas de esta caminata tan necesaria.

Su iglesia necesita esta epístola porque el perdón y la reconciliación están en el centro mismo del mensaje del evangelio. Además, al menos, ¡es divertido decir Onésimo!

Cómo cercamos la mesa del Señor en nuestra iglesia

¿Alguna vez has notado que cuando ves una película o un programa de televisión y un club nocturno es parte del escenario, parece haber dos tipos diferentes de estrategias de seguridad?

Una estrategia emplea un portero que se para al frente de la fila y deja entrar a las personas cuyos nombres están en la lista. La segunda estrategia utiliza un portero, que permite la entrada a todos y solo los retira cuando hay problemas.

A veces las iglesias utilizan una forma de estas estrategias cuando se trata de la Cena del Señor. Algunas iglesias tienen una mentalidad de portero, donde los requisitos están establecidos y se hacen cumplir, mientras que otras tienen una mentalidad de portero, donde no existen requisitos y los problemas se tratan sólo cuando surgen.

En nuestra iglesia, utilizamos Baptist Faith & Message 2000 para informar nuestra estrategia para observar la Cena del Señor. El artículo 7 establece lo siguiente:

“La Cena del Señor es un acto simbólico de obediencia mediante el cual los miembros de la iglesia, al participar del pan y del fruto de la vid, conmemoran la muerte del Redentor y anticipan su segunda venida”.

Nuestra iglesia entiende que esto significa que la Cena del Señor es sólo para miembros de la iglesia local. Entonces, ¿quién es miembro de una iglesia local? Nuevamente, nuestra iglesia recurre al BF&M 2000, Artículo 6, en busca de orientación:

“Una iglesia neotestamentaria del Señor Jesucristo es una congregación local autónoma de creyentes bautizados, asociados por pacto en la fe y comunión del evangelio; observar las dos ordenanzas de Cristo, regirse por Sus leyes, ejercer los dones, derechos y privilegios que les confiere Su Palabra y procurar extender el evangelio hasta los confines de la tierra. Cada congregación opera bajo el Señorío de Cristo a través de procesos democráticos. En tal congregación cada miembro es responsable y rinde cuentas ante Cristo como Señor”.

Como lo leemos, un miembro es un creyente bautizado por pacto de fe y compañerismo con otros creyentes y operando bajo los mandatos de Jesús para esa iglesia local. Dado que nuestra iglesia cree que la Cena del Señor debe tener requisitos que deben cumplirse para que alguien pueda participar, rechazamos la estrategia del portero, que representa la comunión abierta.

Eso deja a nuestra iglesia con la estrategia del portero. Esta estrategia tiene dos opciones: comunión cerrada, donde solo los miembros de esa iglesia local pueden participar en la Cena del Señor, o comunión cerrada, donde un creyente bautizado con buena reputación en una iglesia local puede participar en la Cena del Señor incluso si no es miembro. de ese organismo específico. Nuestra iglesia cree que ambas opciones están permitidas de acuerdo con las pautas de BF&M 2000, y el organismo autónomo local puede decidir qué opción practica.

Entonces, ¿cómo cercamos o protegemos la Cena del Señor en nuestra iglesia? Les daré cuatro declaraciones que usamos cada mes cuando participamos en la Cena del Señor:

  1. Declaramos que la Cena del Señor es para cristianos que han seguido el bautismo de creyente después de la salvación, y si no cumplen con esos requisitos, no pueden participar.
  2. Declaramos que si hay un invitado que cumple con los requisitos anteriores y es miembro acreditado de otra iglesia local, puede participar.
  3. Declaramos que si los padres tienen hijos en el servicio que no son cristianos o que no han seguido el bautismo de los creyentes después de la salvación, no pueden participar. Alentamos a los padres a aprovechar esa oportunidad para tener una conversación sobre el evangelio con sus hijos sobre por qué no podían participar de la Cena del Señor.
  4. Declaramos que cualquiera que esté mirando en línea no puede participar, pero esperamos con ansias el día en que puedan participar cuando vuelvan a estar en comunión con el organismo local.

Si bien estas prácticas funcionan en nuestro contexto, cada iglesia debe decidir cómo administrar bíblicamente la Cena del Señor en su propio contexto. Aun así, creo que estas cuatro declaraciones le permitirán administrar con gracia la Cena del Señor en su iglesia local y guiar efectivamente a su pueblo a recordar la muerte de Jesús como Él nos instruyó en Su Palabra.