El talento en las bancas hizo de la cinematografía una opción para la Iglesia Bautista Retta

BURLESON — La realización de películas puede que técnicamente no sea un don espiritual, pero el pastor Chuck Kitchens cree que Dios coloca a las personas en iglesias específicas para sus propósitos. El Señor llevó a Jarod O'Flaherty a la Iglesia Bautista Retta en Burleson y el resto es historia del cine.

La película "My Son", una producción de RettaVision, se proyectó para 400 invitados en Burleson el 16 de agosto. La película se estrenará el 20 de septiembre en Burleson Premiere Cinema. Se ha llegado a un acuerdo con la empresa de plataformas web Tugg para su distribución en cines a nivel nacional.

Entonces, ¿cómo una iglesia de 300 personas produce un largometraje?

Empieza por el talento.

Cuando Kitchens se convirtió en pastor de Retta Baptist hace casi tres años, notó que la iglesia había producido varios videos musicales cristianos dirigidos y filmados por Jarod O'Flaherty. O'Flaherty también había producido un documental sobre la Segunda Guerra Mundial en honor a su abuelo, un veterano de la Segunda Guerra Mundial.

Kitchens pensó: "Este tipo tiene lo que se necesita". Cocinas se convenció de que Dios quería que Retta hiciera un largometraje. Le mencionó su idea a O'Flaherty, quien se mostró escéptico. Los dos programaron una reunión para discutir la idea. O'Flaherty tenía la intención de declinar.

“Había planeado ir a decirle al pastor Chuck que sería una gran idea hacer la película, pero no me involucraría porque mi horario de trabajo no lo permitía”, dijo O'Flaherty.

Ese mismo día, el empleador de O'Flaherty, una empresa de hospedaje de TI, anunció un programa que permitía a los empleados titulares tomar dos meses sabáticos pagados para "hacer algo que les apasiona" y que de otro modo no podrían hacer, dijo O'Flaherty. Ya no tenía excusa.

El dominio de O'Flaherty, de 31 años, con la videografía comenzó hace 10 años cuando comenzó a filmar eventos juveniles de la iglesia y a editar el metraje para presentaciones en la iglesia. Filmó bodas, eventos deportivos y, eventualmente, videos musicales.

El equipo personal de O'Flaherty se utilizó en la producción de "My Son". Lo que O'Flaherty no pudo proporcionar fue proporcionado por la iglesia.

“Una buena parte de nuestro presupuesto de producción cinematográfica que la iglesia recaudó se utilizó para comprar equipo para la película”, dijo O'Flaherty.

El presupuesto de "My Son" era minúsculo para los estándares de Hollywood, apenas 25,000 dólares. Sin embargo, esta cantidad es considerable para una iglesia de 300 personas. No fue necesaria una larga campaña de recaudación de fondos.

“Anunciamos el proyecto una noche y todos los fondos llegaron casi de inmediato”, dijo O'Flaherty. "Los miembros de nuestra iglesia estaban emocionados de escuchar sobre la película".

Incluso antes del anuncio formal en la iglesia, la trama de la película estaba escrita.

 “Habíamos desarrollado un equipo de escritores de nuestra iglesia y les pedimos que presentaran múltiples propuestas de guiones”, explicó Kitchens. Luego, un equipo ejecutivo de tres miembros de O'Flaherty, Kitchens y el productor asociado Michael Dennis se reunieron para calificar las ideas del guión.

“Nadie [inicialmente] eligió la idea que terminó convirtiéndose en la película”, recuerda Kitchens. Sin embargo, mientras el equipo hablaba, la idea "cobró vida" en la reunión. Los tres hombres decidieron irse a casa y orar por el asunto.

“Cuando volvimos a estar juntos, todos estábamos ansiosos por contarnos lo que había sucedido. Mientras hablábamos, más y más conflictos que se convertirían en el guión cobraron vida ”, dijo Kitchens.

La trama de la película involucra la historia de una pareja joven, Jess y Cadon, que pierden la custodia del hijo pequeño de Jess en "circunstancias cuestionables", según el sitio web oficial de la película, mysonmovie.com. Cadon se acerca a un amigo para ayudarlo a recuperar al niño. Las tensiones aumentan; sobreviene una crisis de rehenes en una iglesia; los personajes principales enfrentan decisiones que cambian sus vidas.

La película tiene un tema cristiano, el evangelio integrado en la trama. La película también trata temas de raza y racismo.

"En tantas películas cristianas, casi parece que dejan de actuar y los personajes ... comienzan a testificar a la cámara", dijo Kitchens. “Queríamos que [el evangelio] fuera parte de una historia continua para que pareciera natural”.

“Decidimos que vamos a tener una película que no es la típica película de la iglesia”, dijo Kitchens, quien expresó su esperanza de que la película llegue a los que no asisten a la iglesia.

Los guionistas no tenían experiencia. Las diferencias de visión entre el director y los escritores se resolvieron en una reunión de ocho horas y una sesión de oración. Al final de la reunión, los escritores y el equipo de producción estaban en "completa unidad", dijo Kitchens. El guión completo estaba bloqueado en una pizarra blanca.

La financiación siguió rápidamente a la finalización del guión.

Luego vino el casting de la película.

Un comité de casting voluntario publicitado para actores. Las audiciones se llevaron a cabo en Retta Baptist. En algunos casos, la gente simplemente conocía a personas que encajaban en el papel. A nadie se le pagó ni a un intérprete profesional. Algunos eran miembros de Retta; dos vinieron de First Baptist Burleson.

Joseph Madlock, que interpreta a Andrew, trabajó en la empresa de O'Flaherty. Aunque los dos nunca habían hablado antes, O'Flaherty le pidió a Madlock que hiciera una audición y el actor novato ganó el papel.

Kitchens se acercó inicialmente a Restin Burk, quien interpreta a Cadon, para que sirva como asesor técnico de Madlock, cuyo personaje acaba de salir de prisión. De hecho, Burk también había estado en prisión. Burk sorprendió a Kitchens al pedir una audición para un papel en la película.

"Restin tiene un testimonio increíble que hemos incorporado en el tratado del evangelio que reunimos para acompañar la película", dijo Kitchens, quien calificó el casting de Burk como "uno de esos milagros que Dios acaba de obrar".

“La vida de Restin podría ser una película en sí misma”, dijo Kitchens.

O'Flaherty recordó a Kate Randall de un video musical en el que había trabajado en 2009 con un pastor de jóvenes en Ohio.

“Seguí diciéndole a nuestro equipo de casting que necesitábamos a alguien como Kate para la protagonista femenina. Para entonces, se había casado con un soldado y vivía en California. Le envié un mensaje pidiéndole que considerara venir a Texas durante tres semanas para filmar una película. Funcionó con su horario, y ella voló desde California y se quedó con un miembro de nuestra iglesia durante la filmación ”, dijo O'Flaherty.

“No somos una iglesia que simplemente está llena de talento actoral”, agregó O'Flaherty. “Dios, obviamente, sabía lo que estaba haciendo. Tenía a esta chica a 1,000 millas de distancia que iba a traer para desempeñar ese papel. Kate fue mejor de lo que podríamos haber esperado ".

Kitchens fue elegido para interpretar al padre del personaje de Kate Randall.

La mayor parte de la filmación tuvo lugar en julio y agosto de 2012. Abundaron las bendiciones inesperadas.

"Filmamos todos los días, prácticamente de la mañana a la noche", dijo Kitchens. Las ubicaciones se ofrecieron de forma gratuita: un juzgado, dos restaurantes, tiendas de conveniencia, iglesias. Una empresa de ambulancias donó vehículos y servicios un día gratis. El departamento del alguacil del condado de Johnson donó tiempo, personas y el uso de sus vehículos.

A veces, señaló, incluso parecía que Dios estaba proporcionando efectos especiales.

“Durante el rodaje, a veces la luz brillaba en las paredes en diferentes momentos y funcionaba mejor de lo que podríamos haber imaginado. Simplemente nos detendríamos y diríamos: '¡Mira eso! Mira lo que Dios ha hecho por nosotros '. Todo parecía milagroso ".

El trabajo continuó después de que se completó la filmación. O'Flaherty, director y director de fotografía principal, también se convirtió en editor, mezclador de sonido y experto en color de la película.

El estudiante universitario Connor Watkins compuso una banda sonora original para una película.

“Nadie en los créditos podría ser considerado un profesional, ni experimentado, ni siquiera capacitado en actuación, iluminación, grabación y sonido. Que la historia sea coherente es milagroso ”, se maravilló O'Flaherty.

Hasta ahora, la respuesta a las pruebas de detección ha sido positiva. Un grupo de enfoque independiente de 10 críticos ofreció sugerencias en una proyección temprana. "Cuando se les preguntó si les gustó la película, los 10 dijeron que sí", dijo O'Flaherty, quien agregó: "Los instamos a dar opiniones honestas e incluso los presionamos para que dijeran que no".

“Nuestro objetivo al hacer esta película no era tanto entretener a una audiencia cristiana, sino llegar a una audiencia que no se presentaría en la iglesia y no vería películas cristianas tradicionales”, explicó O'Flaherty. “Dentro de diez o 20 años todavía podremos ver esta película. Con suerte, seguirá siendo relevante, un acto de ministerio que no desaparecerá ".

Lo más leído

Graduados SWBTS cifra histórica de graduados hispanos

FORT WORTH—El departamento de español del Seminario Teológico Bautista Southwestern (SWBTS), bajo la dirección de Mark McClellan, ha estado trabajando diligentemente para equipar a los hispanos en América del Norte y en todo el mundo. Southwestern celebró un hito este...

Manténgase informado sobre las noticias que importan más.

Manténgase conectado a noticias de calidad que afectan la vida de los bautistas del sur en Texas y en todo el mundo. Reciba noticias de Texas directamente en su hogar y dispositivo digital.