Mes: Enero de 2024

Lo que aprendí mientras esperaba en el Señor

"¡Animarse!"

La amorosa reprimenda de mi esposa me golpeó como una tonelada de ladrillos. Durante seis meses, había alimentado un sentimiento de autocompasión por mi incapacidad para conseguir un puesto como pastor principal. En mi opinión, estaba completamente preparado para hacer la transición de un rol de apoyo a un rol de liderazgo en el personal de la iglesia, pero después de enviar 25 currículums, era un desastre.

El amor duro de mi esposa me devolvió a la realidad y comenzó un proceso de aprendizaje que me ayudó a conseguir el trabajo de mis sueños. Esto es lo que aprendí mientras esperaba que el Señor abriera esa puerta:

Obtener claridad

Es tentador aprovechar la primera oportunidad ministerial que se le presente y postularse para cada vacante que aparezca en las bolsas de trabajo ministeriales, pero antes de enviar su currículum, debe aclarar su llamado. Escriba la filosofía de su ministerio, identifique sus dones espirituales y establezca convicciones teológicas clave. En la medida de lo posible, aclara qué tipo de ministerio Dios te está llamando a hacer. ¿Te está llamando a plantar o revitalizar? ¿Le ha dotado para predicar o servir en otras áreas del ministerio? ¿Te está llamando a un contexto urbano, suburbano o rural? Uno de mis mentores lo expresó así: “Si pudieras hacer algo que maximizara tu gozo y la gloria de Dios, ¿qué sería?”

Perseguir el personaje

Mientras espera su próxima asignación ministerial, busque incansablemente un carácter piadoso. Después de todo, el Nuevo Testamento nos enseña que el carácter es la cualificación más importante para los líderes de la iglesia (1 Timoteo 3:1–7, Tito 1:6–9). La historia reciente nos advierte del peligro de que los líderes de la iglesia permitan que sus dones los lleven más allá de lo que su carácter puede llevarlos. Sólo Dios sabe qué tipo de conflicto u obstáculos enfrentarás cuando comiences tu nuevo trabajo. Podría ser que, en Su bondad, te esté impidiendo asumir un nuevo rol antes de que estés listo. Sea honesto consigo mismo y con Dios acerca de las deficiencias de su carácter y busque la transformación espiritual que espera brindar a los demás.

encontrar un entrenador

No busque un entrenador para su red o las oportunidades que cree que podrían brindarle. En lugar de eso, busca a alguien que pueda ayudarte a aclarar los dones que Dios te ha dado e identificar los puntos ciegos en tu vida. Es posible que ya tenga un pastor de confianza en su vida que estaría más que dispuesto a reunirse con usted para almorzar al menos una vez al mes. Preséntese con preguntas y tome notas. Cuéntale a tu mentor cómo crees que Dios obra en tu vida y pídele que ore contigo sobre tus próximos pasos. Si no tiene a alguien con quien se sienta cómodo invitando a almorzar, considere unirse al Cohorte de la Red de Pastores Jóvenes.

Hacer conexiones.

Dado que muchas iglesias llaman a sus pastores basándose en recomendaciones de personas en las que confían, conseguir un nuevo rol ministerial a menudo puede depender de a quién conoce. Debe desarrollar conexiones con pastores y líderes ministeriales en su área y en todo el estado. Puede hacerlo asistiendo a las reuniones de la asociación local o al EMPODERAMIENTO y Equip y la Reunión Anual de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas. Preséntate a chicos que no conoces y hazles preguntas sobre sus ministerios. Es posible que conozca a alguien que conozca una oportunidad ministerial que sería adecuada para usted o que Dios usará para traer mayor claridad a su vida.

Aprende la satisfacción

Es fácil fantasear con un nuevo rol que se ajuste a tus dones, pero ese tipo de descontento socava nuestros ministerios al alejarnos del buen trabajo que Dios nos ha llamado a hacer donde estamos. Si creemos que Dios es soberano sobre nuestro llamado ministerial, debemos esforzarnos por ser fieles dondequiera que Él nos plante. Jesús ve el ministerio fiel de hombres que están contentos de servir donde Él los llama y promete recompensar a quienes resulten fieles. Lo expresó así: “Al que es fiel en lo muy poco, también se le confiará mucho” (Lucas 16:10). Antes de comenzar a mirar hacia lo que vendrá después, entrégate por completo a servir al Señor justo donde estás.

Después de que mi esposa me confrontó acerca de mi egoísmo, el Señor me enseñó estas lecciones de la manera más difícil. Hermanos, si Dios puede ayudar a un hombre como yo, sé que también puede hacerlo por ustedes.

Un día de trabajo, una eternidad de impacto

Arlington International Church lidera el camino en una jornada de extensión que resulta en una profesión de fe

Debbie Figueroa se sentía insegura pero lista. Entonces, el estudiante del Seminario Teológico Bautista Southwestern, capacitado en metodología de evangelización esa mañana, partió con dos amigos hacia un parque cercano. 

Figueroa, miembro de la Iglesia Bautista Internacional de Arlington y nativo de El Salvador, vio gente caminando, corriendo y haciendo ejercicio en el parque: preocupada y ocupada. "Pensamos que tal vez no estarían dispuestos a detenerse a hablar con nosotros", dijo.

Pero algunos se detuvieron para charlar, incluida una mujer argentina.

“Ella nos dijo que era católica y estaba de acuerdo con todo lo que compartíamos”, recordó Figueroa. Cuando se le preguntó si estaba 100 por ciento segura de que iba a pasar la eternidad con Jesús, la señora dijo que sí, porque trataba de ser una “buena persona”.

“Compartimos el evangelio nuevamente y explicamos que la Biblia es clara al decir que todos somos pecadores y que incluso nuestros actos de justicia son 'trapos de inmundicia'”, dijo Figueroa. Cuando se le preguntó si el evangelio tenía sentido para ella, la señora respondió que sí. 

“La invitamos a confiar sólo en Jesús para la salvación y seguirlo como su único Señor y Salvador, y ella dijo que quería tomar esa decisión en ese momento. Entonces ese día, en medio del camino, se arrepintió de sus pecados y le pidió a Jesús que la salvara. Luego le dimos la bienvenida a la familia de Dios, compartimos algunos versículos de la Biblia y le preguntamos nuevamente si estaba 100% segura de pasar la eternidad con Jesús”, dijo Figueroa.

La respuesta de la señora fue un rotundo sí. “Dijo que estaba segura [de la eternidad] porque creía en Jesús como su Salvador”, dijo Figueroa.

Figueroa y sus amigos llevaron a la mujer a Cristo justo antes de la apertura de la Asamblea Anual de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas en noviembre pasado, cuando IBCA, una iglesia de 55 miembros, participó en un evento de extensión llamado Crossover SBTC.

Carl Bradford (extremo derecho) de Southwestern capacitó al equipo Crossover en el método de evangelización de los 3 Círculos antes de que se propusieron tocar puertas y hablarle a la gente acerca de Jesús. FOTOS ENVIADAS

Veintidós miembros de IBCA participaron en el evento y dos más brindaron apoyo en oración. Otras diez personas ayudaron a IBCA, incluidos miembros de Blueprint Community Church, una iglesia de cultura africana que alquila espacio para reuniones de IBCA, y de una organización evangelística llamada For the Kingdom. El grupo llevó a cabo evangelismo cara a cara en barrios del centro de Arlington,
en Vandergriff Park y en un campus universitario.

IBCA, una iglesia de 11 años, se enfoca en el ministerio a la comunidad y a los estudiantes internacionales en las universidades cercanas y en el Southwestern Seminary, dijo Glenn Melvin, director ejecutivo de IBCA. For the Kingdom se ha asociado con IBCA en esfuerzos de evangelización este año, añadió.

Antes de partir por la mañana, los participantes asistieron a una capacitación en IBCA presentada por Carl Bradford, consultor de evangelización de SBTC y profesor de SWBTS. Bradford enseñó al grupo cómo utilizar el método de los 3 círculos para compartir el evangelio. 

Figueroa elogió la capacitación de evangelismo Crossover como “muy práctica”, y señaló que los participantes aprendieron a compartir sus testimonios como parte de la presentación del evangelio. Al final del día, cuando los participantes se reunieron nuevamente en la iglesia para informar todo lo que Dios había hecho, había mucho que celebrar.

A lo largo del día, los participantes hicieron 184 contactos y tuvieron 67 conversaciones espirituales con personas, dijo Melvin, y agregó que dichas charlas se definieron como “cualquier discusión sobre asuntos espirituales”. De ellas, 41 se convirtieron en conversaciones sobre el evangelio, con presentaciones completas del plan de salvación.

Melvin, quien participó en SBC Crossover 2018 en Dallas, dijo que IBCA tiene evangelismo semanal todos los sábados, “pero Crossover SBTC fue una oportunidad para energizar a toda la iglesia para alcanzar a la comunidad. La gente necesita saber cómo compartir el evangelio porque, para alguien que conocen, pueden ser las únicas personas que pueden compartir a Jesús con esa persona”, dijo.

“Acercarnos a la comunidad nos permite conocer a nuestros vecinos, les permite conocernos, hablarles acerca de Jesús y permite que nuestra gente practique compartir el evangelio en situaciones menos presionadas que aquellos con relaciones ya establecidas”, agregó. “En pocas palabras, en cuanto a SBTC Crossover 2023, alguien vino a Cristo. ¡Tenemos una nueva hermana en el Señor!”

Tony Mathews, estratega principal de SBTC para Ministerios Misionales, dijo sobre IBCA y el evento inaugural Crossover SBTC: "Si una iglesia puede tener ese tipo de impacto, imagine lo que podrían hacer 1,000".

¿Busca maneras de equipar mejor a su iglesia para llevar el evangelio a su comunidad? El próximo SBTC ¿Quién es el tuyo? Avanzando el movimiento El entrenamiento llegará a Houston esta primavera. 

Cuatro soluciones para luchar contra un corazón enojado

Querido pastor, 

Es posible que tengas un problema de ira que, muy a menudo, puede llevarte a convertirte en un problema. Terminar la siguiente oración te ayudará a saber si esta publicación está dirigida a ti:

Podrías ser un pastor enojado si...

• Siempre agitas el puño cuando predicas.

• Culpas de todo a los actores y políticos.

• Despotricas en las redes sociales sobre, bueno, todo.

• Asumes que le estoy escribiendo esto a otra persona.

Tu enojo no es único, pero es molesto y distrae. Estoy seguro de que tú también estás cansado de eso, así que mi motivo es ayudarte a destruir la ira antes de que te destruya a ti, a tu familia y a tu ministerio.

Aunque la ira es una emoción normal, hay una línea invisible que cruzamos cuando nuestra ira saludable se vuelve dañina para los demás. Aquí hay cuatro soluciones que he encontrado útiles.

1. Cuida tu corazón.

Jesús es el único cardiólogo que puede solucionar este problema del corazón. Dado que la paciencia es fruto del Espíritu, Dios puede extinguir la ira que no podemos controlar.

Entonces, cuando mi sangre comienza a hervir, libero el control de la situación (y de mí mismo) simplemente rezando por paciencia.

“Enojaos y no pequéis; en tu cama, reflexiona en tu corazón y quédate quieto… y confía en el Señor” (Salmo 4:4).

2. Controla tu lengua.

Mientras escribo esto en la terminal de un aeropuerto, estoy esperando mi segundo vuelo retrasado del día. ¡Mi último viaje tuvo tantos retrasos y cancelaciones que llegué a casa con un día y medio de retraso! La tentación de transferir mi frustración a trabajadores inocentes de una aerolínea es real, pero nunca ayuda.

“El hombre inteligente refrena sus palabras, y el que mantiene la cabeza fría es un hombre entendido” (Proverbios 17:27). 

3. Protege tu púlpito.

Todos los cristianos debemos proteger cuidadosamente nuestros corazones, lenguas y publicaciones, pero los pastores aún más. Lo que decimos en el escenario se mide en gran medida no sólo en la tierra, sino también en el cielo (Santiago 3:1). 

Un pastor me dijo una vez que su iglesia estaba teniendo “múltiples incendios en contenedores de basura”. Como sustantivo, Webster define el incendio de un contenedor de basura como "una situación o suceso absolutamente calamitoso o mal gestionado: desastre".

En todas las iglesias se producen incendios en contenedores de basura... sólo asegúrate de no ser tú el pirómano.

“Que vuestra palabra sea siempre amable, sazonada con sal, para que sepáis cómo debéis responder a cada uno” (Colosenses 4:6). 

4. Vestirse para el éxito.

Hace más de una década, estaba en camino de convertirme en el predicador enojado del que advierto aquí. Me memoricé el siguiente pasaje meditando en él todos los días durante casi un año.

“Quitad de vuestra boca todo lo siguiente: la ira, la ira, la malicia, la calumnia y las malas palabras… ya que os habéis despojado del viejo hombre con sus prácticas y os habéis vestido del nuevo… Por tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revestíos de compasión, bondad, humildad, mansedumbre y paciencia, soportándoos unos a otros y perdonándoos unos a otros si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor os ha perdonado, así también vosotros debéis perdonar. Vístanse, sobre todo, de amor, que es el vínculo perfecto de la unidad” (Colosenses 3:8-10,12-14).

Me avergüenza admitir que me llevó tanto tiempo arreglar mi corazón. Si usted es un pastor enojado, le recomiendo encarecidamente que se tome en serio el pedirle a Dios que erradique ese enojo antes de que la amargura se arraigue en su corazón, hogar y ministerio. 

5 minutos con Moisés Gómez

Moisés Gómez ha sido pastor de First Irving en Español desde su fundación en agosto de 2019. La iglesia, un ministerio de First Baptist Irving (donde Gómez forma parte del personal), ha crecido de un grupo central de 14 a 225. Gómez, de 46 años, nació y Criado en Santo Domingo, República Dominicana. Él y su esposa, Betsey, tienen cuatro hijos de edades comprendidas entre 2 y 14 años.

¿Qué es algo que has podido celebrar recientemente en First Irving en Español?

Estamos celebrando cómo la iglesia ha abrazado la Palabra de Dios y el evangelio. Además, nos regocijamos al ver cómo los miembros de nuestra iglesia viven en comunidad como un solo cuerpo. Algo especial sucede en muchas formas orgánicas: personas sirviéndose unas a otras, atendiendo las necesidades del cuerpo, orando y leyendo la Biblia en comunidad. Están amando y viviendo las verdades del evangelio, internamente dentro de la iglesia y externamente en la comunidad. 

¿Cuáles son algunos de los mayores desafíos que ha enfrentado en su ministerio últimamente?

Las diferencias culturales que enfrentamos pueden ser un desafío. Como pastor hispano en una congregación de habla estadounidense/inglesa, siempre estoy aprendiendo y sirviendo como puente con los miembros de habla hispana. Hay más que traducir e interpretar que sólo el lenguaje. Incluso dentro de las culturas hispanas, hay mucha diversidad y queremos que todos entiendan que nuestra identidad no está principalmente en nuestro origen nacional o estatus social sino en Cristo.

¿Cuál es una lección que has aprendido hasta este punto de tu ministerio que sabes que nunca olvidarás?

Que Dios es quien edifica Su iglesia. Él es el indicado. Tenemos muchísimos testimonios de la poderosa mano de Dios que nos hace crecer mientras estamos bajo la autoridad de Su Palabra. No queremos llevarnos el mérito. Dios es quien prometió construir Su iglesia. Nunca debemos olvidarlo.

¿Qué es lo que te gustaría que Dios hiciera específicamente en First Irving en Español este año?

Me gustaría ver al Señor moverse en nuestro pueblo para que continúen creciendo en su comprensión del evangelio, para que puedan mostrar su belleza y poder en sus hogares y comunidades.

¿Cómo pueden orar por ti las otras iglesias de la SBTC?

Por favor oren por los trabajadores dentro de la iglesia, por los siervos que entienden el llamado sacrificial del ministerio, y que Dios continúe dándonos amor unos a otros y a la comunidad. 

Iglesia de El Paso comprometida a plantar y alcanzar con el evangelio a la creciente población en su ciudad

Sembrando Semillas del Evangelio

Es común oír hablar de iglesias de habla inglesa que plantan iglesias de habla hispana. Pero lo que la Iglesia Jezreel Dios Siembra está haciendo en esta floreciente ciudad fronteriza en los confines del oeste de Texas no es tan común.

Daniel Moreno, pastor de Jezreel, cree que su iglesia hispana es la primera de El Paso, y posiblemente de los alrededores, que planta una iglesia de habla inglesa. Aunque se calcula que casi el 82% de los 550,000 residentes de la ciudad son hispanos, Jezreel comenzó a descubrir lo que otras iglesias hispanas están encontrando: hogares con miembros de la familia que hablan predominantemente inglés o español viviendo bajo el mismo techo. 

Así que, después de 17 años compartiendo el evangelio en su ciudad, Jezreel se puso en contacto con Send Network SBTC, la asociación para la plantación de iglesias entre la Convención de los Bautistas del Sur de Texas y la Junta de Misiones Norteamericanas, para pedir. consejo y ayuda en la formación de un pastor que dirigiera el campus en inglés.

Moreno dijo que Jezreel fue motivado por un fuerte deseo de unir a las familias de habla mixta que querían adorar juntos.

“Había personas que preferían el inglés como lengua materna, pero que estaban casadas con personas [hispanohablantes] de nuestra congregación”, dijo Moreno. “Para llenar la necesidad de [esas familias] reunirse, decidimos comenzar una obra en inglés”.

Moreno ha llevado a Jezreel a plantar seis iglesias hasta ahora, con planes de comenzar pronto a preparar a más plantadores. Recientemente comenzó a servir como catalizador de plantación para la SBTC, compartiendo con otros plantadores el conocimiento sobre plantación y evangelización que Dios le ha dado durante 30 años de ministerio. No hace falta decir que la plantación está arraigada en su corazón. 

Iglesia Jezreel Dios Siembra y su pastor Daniel Moreno (arriba junto a su familia) está liderando la creciente iglesia para ministrar a la necesidad en El Paso, algo que les está abriendo las puertas para compartir el evangelio. FOTOS COMPARTIDAS

Comenzando desde joven

Moreno creció en un hogar cristiano muy activo en las misiones y evangelismo. Nació en El Paso pero creció en Chihuahua, México, en donde su familia regresó para continuar su ministerio. Su padre, Fernando, fue uno de los líderes fundadores de una iglesia en Chihuahua, también llamado Jezreel, la cual se dirigió por 12 años como diácono ordenado, mientras se encontraban un pastor. De esta iglesia nació 9 misiones entre el 1978 – 1980, algunas de ellas bajo el liderazgo de Fernando. 

Moreno dice que su padre siempre animó a dar oportunidades a los niños y jóvenes de la iglesia. Eso incluía dar a Moreno –desde los 11 años–la oportunidad de predicar en la iglesia y dar clases de Biblia a los niños. A los 16 años, ya ayudaba a dirigir iniciativas misioneras y se familiarizaba con la plantación de iglesias.

Sin embargo, la vida de Moreno dio un giro inesperado cuando cumplió 17 años. Fernando—creyendo erróneamente que cualquiera nacido en Estados Unidos estaba obligado a servir en el ejército— envió a su hijo de vuelta a El Paso para que se enlistara. Moreno regresó a Estados Unidos y se enteró de que no estaba obligado a enlistarse, lo que le dejó sin un lugar donde vivir. Buscó refugio en una iglesia local, sin saber aún cómo Dios utilizaría la experiencia para abrirle una puerta de regreso al ministerio.

La iglesia no sólo acogió a Moreno, sino que le ofreció la oportunidad de servir después de que los líderes conocieran su amplia experiencia en el ministerio. Fue una buena combinación que permitió a Moreno ayudar al pastor de la iglesia, quien era un nuevo creyente sin experiencia en el ministerio. Moreno comenzó a trabajar con los jóvenes de la iglesia y allí conoció a su esposa, Margarita.

Más tarde recibió una oferta para ser pastor de jóvenes por tiempo completo en otra iglesia de El Paso, y durante ese tiempo obtuvo una licenciatura y una maestría en trabajo social en la Universidad Estatal de Nuevo México. Cuando terminaron sus estudios, la iglesia lo ordenó como pastor e inmediatamente lo invitó a plantar una iglesia hispana en El Paso. Aceptando el reto, Moreno comenzó este trabajo en casa de una familia. Con el tiempo, la iglesia en casa se quedó pequeña y los miembros consiguieron recaudar fondos suficientes para trasladarse a un edificio abandonado que les donaron.

“En todos estos años, hemos visto que Dios no nos abandona sino que pelea nuestras batallas y cuida de su iglesia”.

'Dios cuida de su iglesia'

Jezreel—llamada así en honor a la iglesia de su padre en México—sigue siendo una congregación sana y en crecimiento que, a pesar de los desafíos, continúa creyendo que Dios es quien sostiene la obra. 

Uno de esos retos: La población transeúnte de El Paso. Según Moreno, su iglesia—al igual que muchas otras de la ciudad—pierde alrededor del 20% de sus miembros cada año, ya que las familias van y vienen en busca de trabajo o de oportunidades para mejorar sus vidas.  

“Las iglesias de esta ciudad tienen que crecer constantemente para sobrevivir”, dice Moreno, “porque si no, [se] quedarán vacías en unos años”.

Por eso, compartir el Evangelio es mucho más urgente. Una vez al mes, los miembros de Jezreel visitan un callejón donde viven muchos sin techo y adictos. Lo más hermoso, dice Moreno, es que algunos de los miembros de la iglesia que hacen las visitas vivieron ellos mismos en ese callejón antes de que Cristo los transformara. En otras ocasiones, también los miembros de la iglesia llevan comida y ropa a los más de 200 inmigrantes que se han instalado en el centro de la ciudad.

Al igual que su padre, Moreno siente pasión por la evangelización y cree que hay que dar oportunidades de crecimiento a niños y jóvenes. La iglesia tiene dos grupos de alabanza formados en su mayoría por adultos jóvenes y, cada domingo, el servicio incluye un breve tiempo en el que los niños comparten un mensaje bíblico con la iglesia. Es parte de la razón, dijo Moreno, de que la iglesia prospere.

Lo que plantea otro reto: el espacio. Con una asistencia dominical de unas 220 personas, en ocasiones Jezreel tiene que celebrar los servicios en su estacionamiento para que nadie se quede fuera. Los líderes de la iglesia buscan ahora la forma de recaudar los fondos para construir un nuevo edificio.

“En todos estos años, hemos visto que Dios no nos abandona”, dijo Moreno, “sino que pelea nuestras batallas y cuida de su iglesia”.

La iglesia de El Paso tiene un corazón para plantar y alcanzar con el evangelio a la creciente población de la ciudad

Sembrando semillas del evangelio

Es común escuchar acerca de iglesias de habla inglesa que plantan iglesias de habla hispana. Pero lo que está haciendo la Iglesia Jezreel Dios Siembra en esta floreciente ciudad fronteriza del oeste de Texas no es tan común.

Daniel Moreno, pastor de Jezreel, cree que su iglesia hispana es la primera en El Paso—y posiblemente en el área circundante—en plantar una iglesia de habla inglesa. Aunque se estima que casi el 82% de los 550,000 residentes de la ciudad son hispanos, Jezreel comenzó a descubrir lo que otras iglesias hispanas están encontrando: hogares con familiares que hablan predominantemente inglés o predominantemente español viviendo bajo el mismo techo. 

Entonces, después de 17 años de compartir el evangelio en su ciudad, Jezreel se acercó a Send Network SBTC, la asociación de plantación de iglesias entre la Convención de los Bautistas del Sur de Texas y la Junta de Misiones Norteamericanas, para obtener consejo y ayudar a capacitar a un pastor para liderar a los ingleses. -campus de habla.

Moreno dijo que Jezreel estaba motivado por un fuerte deseo de unir a familias de idiomas mixtos que quieren adorar juntas.

“Había personas que preferían el inglés como idioma principal pero que estaban casadas con personas [de habla hispana] de nuestra congregación”, dijo Moreno. “Para satisfacer esa necesidad de que [esas familias] se reunieran, decidimos iniciar una obra en inglés”.

Moreno ha llevado a Jezreel a plantar seis iglesias hasta ahora, con planes de comenzar a capacitar a más plantadores pronto. Recientemente comenzó a servir como catalizador de plantación para la SBTC, compartiendo el conocimiento de plantación y evangelización que Dios le ha dado durante 30 años de ministerio con otros plantadores. La plantación está integrada en este corazón. 

El pastor de la Iglesia Jezreel Dios Siembra, Daniel Moreno (en la foto con su familia), está liderando la creciente iglesia para atender las necesidades de las personas en El Paso, lo que está abriendo puertas para compartir el evangelio. FOTOS ENVIADAS

Comenzando joven

Moreno creció en un hogar cristiano muy activo en misiones y evangelización. Nació en El Paso pero creció en Chihuahua, México, donde su familia regresó para ministrar. Su padre, Fernando, fue uno de los líderes de plantación de una iglesia en Chihuahua, también llamada Jezreel, que dirigió durante 12 años como diácono ordenado mientras buscaba un pastor. De esta iglesia nacieron nueve misiones entre 1978 y 1980, algunas de ellas bajo el liderazgo de Fernando.

Moreno dijo que su padre animó a dar a los niños y jóvenes de la iglesia oportunidades de servir. Eso incluyó brindarle a Moreno, a partir de los 11 años, oportunidades para predicar en la iglesia y dar clases bíblicas a niños. A los 16 años, ayudaba a liderar iniciativas misioneras y se familiarizaba más con la plantación de iglesias.

Sin embargo, la vida de Moreno dio un giro inesperado cuando cumplió 17 años. Fernando, creyendo erróneamente que cualquier persona nacida en Estados Unidos debía servir en el ejército, envió a su hijo de regreso a El Paso para alistarse. Moreno llegó a Estados Unidos y se enteró de que no estaba obligado a alistarse, lo que lo dejó sin un lugar donde vivir. Buscó refugio en una iglesia local, sin saber todavía cómo Dios usaría la experiencia para abrir una puerta de regreso al ministerio.

La iglesia no sólo acogió a Moreno, sino que también le ofreció la oportunidad de servir después de que los líderes de allí conocieron su amplia trayectoria ministerial. Fue una buena opción permitirle a Moreno ayudar al pastor de la iglesia, un nuevo creyente sin experiencia ministerial. Moreno comenzó a trabajar con los jóvenes de la iglesia y, mientras estaba allí, conoció a su esposa, Margarita.

Más tarde aceptó una oferta para ser pastor de jóvenes de tiempo completo en otra iglesia en El Paso, obteniendo una licenciatura y una maestría en trabajo social en la Universidad Estatal de Nuevo México durante ese tiempo. Cuando terminó sus estudios, la iglesia lo ordenó pastor e inmediatamente lo invitó a iniciar una iglesia hispana en El Paso. Aceptando el desafío, Moreno inició este trabajo en una casa familiar. Con el tiempo, la iglesia se quedó pequeña y los miembros pudieron mudarse a un edificio abandonado que les fue donado.

“En todos estos años hemos visto que Dios no nos abandona sino que pelea nuestras batallas y cuida de Su iglesia”.

'Dios cuida de su iglesia'

Jezreel—llamado así en honor a la iglesia de su padre en México—es una congregación saludable y en crecimiento que, a pesar de los desafíos, continúa creyendo que Dios es quien sostiene su trabajo. 

Uno de esos desafíos es la población transitoria de El Paso. Según Moreno, su iglesia—junto con muchas otras en la ciudad—pierde alrededor del 20% de sus miembros cada año a medida que las familias van y vienen en busca de trabajo u oportunidades para mejorar sus vidas.  

“Las iglesias en esta ciudad tienen que crecer constantemente para sobrevivir”, dijo Moreno, “porque si no lo hacen, [estarán] vacías en unos pocos años”.

Compartir el evangelio, entonces, se vuelve mucho más urgente. Una vez al mes, los miembros de Jezreel visitan un callejón donde viven muchas personas sin hogar y adictos. Lo más hermoso, dijo Moreno, es que algunos de los miembros de la iglesia que hacían las visitas vivieron en ese callejón antes de que Cristo los transformara. En otras ocasiones, los miembros de la iglesia llevan comida y ropa a los más de 200 migrantes que se han asentado en el centro de la ciudad.

Al igual que su padre, Moreno tiene pasión por la evangelización y cree en brindar oportunidades para que los niños y jóvenes crezcan. La iglesia tiene dos grupos de adoración compuestos en su mayoría por adultos jóvenes, y cada domingo el servicio incluye un breve tiempo en el que los niños comparten un mensaje bíblico con la iglesia. Es parte de la razón, dijo Moreno, por la que la iglesia está prosperando.

Lo que trae otro desafío: el espacio. Con una asistencia dominical de alrededor de 220 personas, Jezreel a veces tiene que realizar servicios en su estacionamiento para que nadie se quede fuera. Los líderes de la iglesia ahora están buscando maneras de financiar la construcción de un nuevo edificio.

“En todos estos años, hemos visto que Dios no nos abandona”, dijo Moreno, “sino que pelea nuestras batallas y cuida de Su iglesia”.

Un mensaje de esperanza

La salud mental y la integridad son temas importantes para mí. Dios me ha ayudado mucho y ha utilizado a personas en mi vida para sacarme de la ansiedad y la depresión, y me encanta ayudar a otros a salir de su estancamiento. Hay muchas personas en nuestro mundo que están deprimidas y necesitan desesperadamente esperanza.

Parte de la desesperanza en nuestro mundo tiene su origen en cuestiones macroeconómicas como las guerras en Ucrania e Israel y en otras historias trágicas que leemos en lugares como Haití y Sudán. Hay una desesperanza más existencial y personal que impregna las vidas de muchas personas incluso en nuestro gran estado de Texas. Muchos se han alejado del Dios de la Biblia y de sus enseñanzas fundamentales sobre cómo vivir como personas de fe. 

Pero tengo buenas noticias: ¡hay esperanza! Uno de mis versículos favoritos de la Biblia es Romanos 15:13. Dios ha usado este versículo poderosamente en mi vida y creo que Él te bendecirá a medida que medites en él también: “Y el Dios de la esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza con el poder del Espíritu Santo”. 

“Esta es mi definición de esperanza: la seguridad segura de que todo estará bien porque Dios está con nosotros”.

La palabra griega traducida “esperanza” es “elpis” y, curiosamente, el Diccionario Bíblico Lexham dice: “La palabra aparece en el Nuevo Testamento sólo como verbo o sustantivo, nunca como adverbio o adjetivo. Probablemente esto se deba a que el énfasis no está en los estados mentales subjetivos que tenemos cuando decimos "esperanzadores" o "esperanzados". Más bien, la esperanza en el Nuevo Testamento tiene un enfoque objetivo”.

Esta es mi definición de esperanza: la seguridad confiada de que todo estará bien porque Dios está con nosotros. La clave para vivir con esperanza es que debemos creer. Efesios 1:19 dice: “Y cuál es la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación de su gran potencia”. Cuando creemos, Dios hace que abundemos en esperanza. Es la cerilla que enciende el fuego del Espíritu Santo. La creencia o la confianza es la llave que abre los tesoros de la multitud de bendiciones de Dios sobre nuestras vidas. 

Quiero animarte a vivir la vida cristiana como empezaste, y eso es por fe.  Tres veces la Biblia dice que aquellos que conocen al Señor vivirán por la fe (Habacuc 2:4, Romanos 1:17 y Gálatas 3:11).

Cree en Dios para los grandes días. Él tiene un plan maravilloso para tu vida lleno de esperanza, paz y alegría. Confía en Dios y disfruta de una vida de maravillosa esperanza, la seguridad de que Dios tiene el control y todo estará bien. 

La esperanza tiene un nombre: ¡Jesús!

¿Cuál es tu historia? No soy un misterio, soy un milagro.

En el otoño de 2022, fui al hospital por algo que pensé que era menor. No tuve síntomas mayores ni nada por el estilo, pero mi esposo Rafael insistió en que fuera a urgencias. Me dijeron que había tenido dos infartos y necesitaba una cirugía a corazón abierto.

Al parecer nací con un defecto en el corazón. Como dije, nunca pensé que fuera algo importante, pero me dijeron que no podía volver a casa hasta que pudiera operarme. Fue un milagro que un cirujano cardíaco con mucha experiencia ordenara una serie de pruebas hasta que entendió lo que estaba pasando con mi corazón. 

Estuve en el hospital del corazón una semana después de haberme sometido a una cirugía a corazón abierto, eso fue el 21 de noviembre. Después de eso,
todo salio mal. Todo. Según los médicos, mi corazón y todos mis órganos, todo, se detuvo durante más de una hora. 

Todos los órganos (riñones, pulmones, hígado) simplemente se detuvieron. Me declararon muerto. Le dijeron a Rafael que no podían hacer nada más y que necesitaba estar preparado. Fue a la funeraria e hizo arreglos porque una vez que desconectaron las máquinas se acabó.

Pero el Señor dijo que no y mi corazón empezó a trabajar. Cuando mi corazón empezó a funcionar, me dieron este medicamento para ayudar a que mi cerebro y todos mis órganos reciban oxígeno. Ese medicamento me quemó las manos y los pies. Al final me amputaron la mano derecha. Me amputaron algunos dedos de la mano izquierda, las puntas de los dedos, y un tercio del pie derecho. También perdí todos los dedos del pie izquierdo, pero estoy vivo.

Luego le dijeron a mi esposo que si no me desconectaba de las máquinas, iba a tener muerte cerebral o daño cerebral por el resto de mi vida porque estuve sin oxígeno por mucho tiempo. Estuve en coma durante más de tres semanas. Cuando me desperté a mediados de diciembre, pensé que era el día siguiente de la cirugía. Estaba alerta y empezaron a hacerme preguntas.

"Sólo el gozo de tener al Señor, y que el Señor me bendiga y me use, eso es más que suficiente para mí".

El médico que me operó del corazón ha sido médico durante más de 50 años. Cuando le pregunté: “Doctor, ¿cuánto tiempo estuvo mi corazón y todo se detuvo?” Simplemente me miró y dijo: "Durante más de una hora". Él dijo: "Eres un misterio para nosotros".

Le dije: "No, no soy un misterio, soy un milagro". Ellos no entienden. Desde el punto de vista médico, es casi imposible. Mi médico de familia me dijo que debería estar agradecido de no estar conectado a una máquina de oxígeno en un asilo de ancianos por el resto de mi vida.

Pero mi cerebro está perfectamente bien y estoy bien excepto donde me quemaron las manos y los pies. Aparte de eso, estoy bien. Mi cerebro está mejor que nunca porque ahora tengo que ser más creativo. Hago crochet, cocino, limpio, lavo la ropa.
Todavía sirvo en mi iglesia, trabajando en la computadora. Quiero decir, es un poco más difícil que antes. Me lleva un poco más de tiempo, pero camino sin bastón, sin andador, y voy bien.

Estoy disfrutando de la vida y estoy sirviendo al Señor. Le estoy contando a otras personas lo que me pasó, lo crean o no. Esa es mi historia.

Desde que me convertí al cristianismo hace 35 años, ha sido mi deseo y mi pasión servir a Dios. He servido en misiones, fui uno de los asistentes en la oficina [en nuestra iglesia anterior]. Quiero decir, lo que sea, lo he hecho todo. Ahora mismo estoy sirviendo en el ministerio de benevolencia distribuyendo alimentos. El boletín lo hago en mi iglesia [First Sunnyvale Español]. Actualmente también estoy trabajando con nuestro comité de misiones. Estoy trabajando con los líderes del grupo celular. Estoy trabajando con el comité de bienvenida. Estoy involucrado en todo lo que puedo ser.

No ha habido un solo día en el que le haya preguntado al Señor: “¿Por qué?” Ahora estoy buscando otras maneras de animar a la gente que ha pasado por algo similar, por amputaciones, gente que se está dando por vencida. Esto es sólo físico. Eso es lo que siempre les digo. Desde el punto de vista espiritual, tu cuerpo es simplemente físico: va a pasar. Sólo el gozo de tener al Señor, y que el Señor me bendiga y me use, eso es más que suficiente para mí.

¿Cuál es tu historia?

¿Quiere compartir una historia de lo que Dios está haciendo en su vida o en su iglesia? 

Comparte tu historia aquí

El presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Mike Johnson, un bautista del sur, se dirige a la manifestación Marcha por la Vida

WASHINGTON, DC—Dirigiéndose a una multitud a la que llamó “una hermosa imagen de Estados Unidos”, el presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, Mike Johnson, expuso su filosofía para el movimiento provida estadounidense en un discurso en un mitin justo antes de la 51ª Marcha anual por la Vida el 19 de enero. XNUMX.

El evento, que marca el aniversario de la ahora revocada decisión Roe v. Wade de la Corte Suprema que legalizó el aborto en todo el país, atrajo a miles de personas de todo el país, que desafiaron las frías temperaturas y la nieve para marchar bajo el lema “Con cada mujer, Para cada niño”.

Johnson fue el primer presidente de la Cámara en asistir al evento desde que Paul Ryan se dirigió a los manifestantes en 2018. Johnson fue uno de varios bautistas del sur que participaron en la manifestación de este año, incluido el senador de Oklahoma James Lankford y Greg Laurie, pastor de Harvest Christian Fellowship en Southern California, quien también se dirigió a la multitud.

La Comisión de Ética y Libertad Religiosa de la Convención Bautista del Sur también tuvo varios representantes entre los manifestantes.

La santidad de la vida humana es una idea que está incorporada en los documentos fundacionales de la nación, dijo Johnson a los asistentes a la manifestación.

"Fue el gran estadista británico, GK Chesterton, quien observó que Estados Unidos es la única nación del mundo fundada sobre un credo", dijo Johnson. “Y dijo que estaba incluido con lucidez teológica en la Declaración de Independencia”.

Al llamar a la Declaración de Independencia el “certificado de nacimiento” de la nación, Johnson relató sus garantías de los derechos de las personas a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad, como “dotados por su Creador”.

“Desde el principio…, nuestros fundadores proclaman audazmente esas verdades evidentes de que nuestros derechos no provienen del gobierno. Nuestros derechos provienen de Dios, nuestro Creador”.

"Cada persona tiene una dignidad y un valor inestimables", dijo. “Y tu valor no está relacionado de ninguna manera con el color de tu piel o en qué código postal vives, qué tan bueno eres en los deportes, dónde fuiste a la escuela secundaria. Es irrelevante. Tu valor es inherente porque te lo da tu Creador.

“Nuestro credo nacional es la esencia de quiénes somos en este país. Es el principio fundamental que nos convirtió en la nación más libre, más exitosa, más poderosa y más benévola de la historia del mundo”.

Johnson luego le dijo a la multitud que él mismo es el resultado de un embarazo no planificado.

“En enero de 1972, exactamente un año antes de Roe v. Wade, mis padres, que en ese momento eran apenas adolescentes, eligieron la vida”, dijo. "Y estoy profundamente agradecido de que lo hayan hecho".

Johnson instó a los asistentes a ayudar a construir una cultura que anime a las madres a elegir la vida como lo hizo su madre.

“Este es un momento crítico para ayudar a todas las mamás que enfrentan embarazos no planificados”, dijo, “a trabajar con niños de crianza y ayudar a las familias que están adoptando, a ser voluntarias y ayudar a nuestros vitales centros de recursos para el embarazo y nuestras casas de maternidad.

“Y extender una mano renovada de compasión y decir la verdad en amor. Éso es lo que hacemos."

El gobierno también tiene un papel que desempeñar, y Johnson mencionó dos leyes provida aprobadas en el Congreso esta semana: la Ley de derechos de las estudiantes embarazadas y la Ley de apoyo a las mujeres y familias durante el embarazo y la crianza de los hijos.

Luego advirtió a la multitud que la Administración Biden está proponiendo una regulación que restringiría los fondos para los centros de recursos para el embarazo.

“Sabemos que esos son los centros de los que dependen los estados para ayudar a las mamás y los papás embarazadas”, dijo. “Y esa acción socavaría ese importante trabajo”. Johnson dijo que un proyecto de ley propuesto impediría que la nueva regulación entre en vigor.

"Estamos aprobando estos proyectos de ley y estamos marchando hoy porque se necesita mucho trabajo para convencer a la gente de que cada niño humano, cada niño no nacido, tiene un valor que es demasiado profundo y precioso para ignorarlo", dijo. “Y tenemos todos los motivos para ser optimistas, amigos míos, de que podemos cambiar la opinión pública.

“Encontramos aliento por parte de los líderes de generaciones anteriores. Podemos aprender de los grandes estadounidenses que cambiaron la opinión pública a lo largo de nuestra historia. Abraham Lincoln, Frederick Douglas y Susan B. Anthony, desafiaron las narrativas predominantes de su época y lo lograron.

“¿Y sabes cómo hicieron eso? … Su éxito se basó en el credo de nuestra nación del que acabamos de hablar. Y recordaron a sus compatriotas estadounidenses nuestros principios fundacionales. … Animémonos. Sigamos adelante con la esperanza y que podamos unirnos y marcar esta gran diferencia. Creo que podemos, podemos apoyar a cada mujer por cada niño, y realmente podemos construir una cultura que valore y proteja la vida”.

No solo lo de siempre

El nuevo comienzo de una pareja emprendedora en el este de Texas allana el camino para un evento evangelístico masivo

La pandemia impulsó a Anthony y Missy McElroy a cambiar de estado (y de enfoque) mientras encontraban formas de utilizar sus habilidades comerciales para ganar a los adolescentes para Cristo con la ayuda de Iglesia Bautista Nuevos Comienzos.

Anthony, ex gerente de cuentas en reclutamiento, y su esposa, Missy, propietaria de una empresa de eventos involucrada en la industria musical de Nashville, encontraron una oportunidad inesperada durante el COVID. Con Anthony trabajando de forma remota y las actuaciones de las que dependía el negocio de Missy cerradas, la pareja decidió mudarse de Tennessee al este de Texas, donde estarían más cerca de la familia de Missy.

Los McElroy, con sus dos hijos pequeños, se establecieron en Hallsville, la ciudad natal de Missy, cerca de Longview, en julio de 2020. 

“Es bueno tener raíces en casa”, dijo Missy. Aun así, no era divertido “ir de iglesia en iglesia” con niños pequeños. Con el tiempo empezaron a oír hablar de una iglesia cercana, Nuevos Comienzos.

“Escuchamos acerca de las cosas milagrosas que el Señor estaba haciendo en New Beginnings y lo visitamos”, dijo Anthony. “El sermón fue fantástico”. 

Personas que apenas conocían los invitaron a almorzar. “Si la gente se acerca a la comunidad como lo hacen con nosotros, este es el lugar donde queremos estar”, recordó haber pensado Anthony.

Pronto se unieron a Nuevos Comienzos. Siguieron otros cambios. Anthony aceptó un trabajo en una compañía nacional de seguros, mientras Missy comenzaba a explorar formas de reanudar la creación de eventos.

“Con mi experiencia en la industria musical, tenía muchas ganas de hacer algo. Pero no pudimos hacer mucho. Era la mitad del COVID”, dijo.

Después de hablar con funcionarios de la ciudad y el condado de su área, Missy se acercó a la Rhett Walker Band para hacer un concierto navideño al aire libre en Hallsville producido por Stories and Songs, la corporación de responsabilidad limitada que los McElroy fundaron después de llegar al este de Texas. Con algo de ayuda corporativa, el evento fue un éxito, alentando a la comunidad en un momento de incertidumbre.

Stories and Songs continuó produciendo conciertos y beneficios regionales, pero los McElroy anhelaban hacer más creando eventos orientados a ayudar a los niños de la comunidad. Querían causar un impacto y en 2023 nació el evento IMPACT, un alcance evangelístico para adolescentes.

En IMPACT, el pastor principal de Nuevos Comienzos, Todd Kaunitz, entrevistó a Dan Orlovsky, el analista de la NFL de ESPN que oró en vivo en la televisión nacional por la recuperación del safety de los Buffalo Bills, Damar Hamlin, el año pasado.

Soñando en grande

Los McElroy encontraron al orador destacado para el primer evento IMPACT cuando Dan Orlovsky de ESPN oró en vivo en la televisión nacional, intercediendo por el safety de los Buffalo Bills, Damar Hamlin, el 3 de enero de 2023. La noche anterior, durante un partido de Monday Night Football de la NFL, Hamlin sufrió un evento cardíaco importante en el campo y colapsó.

"Podría haber perdido su trabajo", dijo Anthony sobre Orlovsky. “Las circunstancias le dieron a Orlovsky una oportunidad que aprovechó. Qué lección que aprender”.

Anthony intentó ponerse en contacto con Orlovsky y finalmente envió un correo electrónico general a la agencia del comentarista deportivo. Al cabo de una semana, el agente respondió y Orlovsky accedió a venir a Longview.

“La evidencia de que Dios se mostró a través de este proceso es innegable”, dijo Anthony.

"Yo sueño en grande. Anthony me mantiene realista”, dijo Missy, “En este caso, los roles se sintieron invertidos. Me preguntaba cómo íbamos a conseguir a este tipo [Orlovsky], pero si sientes que el Señor te está llamando, ¿quiénes somos nosotros para no intentarlo?

Orlovsky no sólo aceptó venir de inmediato, sino que los patrocinadores se unieron cuando 14 de los 15 que se acercaron dijeron que sí, aliviando la carga financiera que Stories and Songs había asumido desde el principio. New Beginnings ofreció el uso de su personal, voluntarios y centro de adoración.

Anthony siguió el consejo de su padre, quien sugirió contactar a los entrenadores de fútbol locales para ayudar a determinar la fecha del evento gratuito, estableciendo el 26 de julio de 2023. Con la ayuda publicitaria de la Comunidad de Atletas Cristianos y entrenadores, los equipos del área se comprometieron a asistir. Pronto se llenaron todas las plazas. 

“Fue un sí tras un sí”, recordó Anthony. Trece escuelas acordaron traer equipos de fútbol: entre 750 y 800 niños y entrenadores.

Los equipos de Longview, Lindale, Carthage, Marshall y otras ciudades llegaron en autobuses y recibieron comidas y bebidas en cajas proporcionadas por restaurantes locales. Un entrenador calificó el viaje de regreso como “el mejor viaje en autobús” que su equipo había tenido jamás, y señaló que algunos jugadores se volvieron creyentes esa noche.

“Podría haber perdido su trabajo. Las circunstancias le dieron a Orlovsky una oportunidad que aprovechó. Qué lección que aprender”.

El evento principal comenzó con los presentadores deportivos regionales Harlen the Sports Guy y Pigskin Bob del Friday Night Scoreboard de KKYX haciendo una rutina y presentando un juego de “Football Jeopardy”, enfrentando a tres entrenadores entre sí. Luego, estos entrenadores fueron honrados con un premio IMPACT por sus contribuciones.

El pastor principal de Nuevos Comienzos, Todd Kaunitz, realizó una entrevista en el escenario con Orlovsky, quien dio su testimonio.

“Hacer de Jesús el centro de mi vida me hizo mucho menos consciente de preocuparme por lo que otras personas pensaban de mí y mucho más consciente de lo que Jesús pensaba de mí”, dijo el analista de la NFL.

Kaunitz siguió con una presentación del evangelio. El diez por ciento de los atletas se puso de pie para indicar que habían respondido con fe.

“Los asientos golpeando los respaldos [mientras los atletas estaban de pie]… sonaban como un helicóptero sobre nosotros. Fue un sonido que nunca olvidaré”, dijo Anthony.

Animadores de la iglesia estuvieron disponibles para aconsejar a los niños y un equipo de 50 personas oró durante toda la noche en un área separada. Se ha realizado un seguimiento con los entrenadores y las iglesias locales, incluido New Beginnings.

Los miembros del equipo de fútbol americano Gilmer Buckeyes, campeón estatal de la División 2023 4A de 2, posan con el entrenador Alan Metzel y Orlovsky en IMPACT.

"Fue sorprendente ver a esta familia aprovechar su influencia, sus dones y sus recursos para acercar a los estudiantes a Jesús".

"Sin nuevos comienzos, esto no sucede", dijo Anthony. “Los padrinos, los voluntarios, el Señor. La infraestructura del evento es relativamente sencilla. Incluso en enero sentí que ya iba a suceder y que simplemente necesitábamos ser parte de ello. Sentí que Dios pedía mi asistencia”.

Los McElroy esperan ampliar el alcance, y Orlovsky hablará en futuros eventos IMPACT en todo el estado e incluso en todo el país. 

"La visión de IMPACT de los McElroy fue una gran bendición para New Beginnings y el noreste de Texas", dijo Kaunitz. “Fue sorprendente ver a esta familia aprovechar su influencia, dones y recursos para acercar a los estudiantes a Jesús. … Estoy convencido de que el próximo gran movimiento de Dios en nuestro país será a través de personas como los McElroy, que reconocen su llamado y utilizan sus habilidades de manera práctica para la evangelización”.

Para obtener más información, envíe un correo electrónico a los McElroy a StoriesandSongsEvents@gmail.com.