Mes: 2022 de enero

7 formas prácticas de involucrar a los miembros de la iglesia en línea

¿Es necesario que una iglesia interactúe con los miembros en línea durante la semana? ¿Importa? ¿Es siquiera lo correcto? Muchas personas hacen preguntas como estas con respecto a la iglesia y la participación en línea.

La verdad es que si no apareces en las noticias de las personas en las redes sociales, el algoritmo tiene muchas otras cosas que ofrecer. Nuestras fuentes de noticias y líneas de tiempo nos están discipulando. Y somos formados a la imagen del contenido que más consumimos.

Quiero animarte a que reconozcas que tu congregación está en las plataformas sociales, te guste o no. Y, con la forma en que todos estamos condicionados en la era digital, el algoritmo es mejor para captar y mantener su atención que un sermón de 35 minutos. Esto es esencial de entender porque nuestra atención es una pieza fundamental en nuestra formación espiritual. John Mark Comer lo dijo de esta manera: “A lo que le prestas atención es a la persona en la que te conviertes” (La despiadada eliminación de la prisa, 54). ¿Puede usted, como pastor o líder de la iglesia, usar estas plataformas para dirigir la atención de las personas a Cristo? Y al hacerlo, ¿puedes fomentar su obra en ya través de ellos? Yo creo que tu puedes.

Sin embargo, tenemos que ser prácticos sobre cómo hacer esto, lo que puede ser incómodo. A nadie le gusta hablar sobre el meollo de la cuestión de cómo hacer este tipo de cosas porque se siente pequeño, ridículo o como marketing. Puede leer algunas de las ideas que comparto y pensar para sí mismo: “¿En serio? Eso se siente muy básico”. Pero la realidad es que involucrar a su congregación en línea significa usar principios básicos de marketing en redes sociales, no para construir la "marca" de la iglesia, sino para guiar a sus congregaciones durante las 167 horas de la semana que no están en su edificio.

Una cosa es debatir si la iglesia puede ser virtual o no. Otra cosa es usar estas plataformas como parte de su ministerio de la forma en que fueron diseñadas para ser utilizadas. La reunión física semanal siempre será el ministerio principal de la iglesia. No debemos abandonarlo (Hebreos 10:25). Como criaturas encarnadas que son parte del cuerpo de Cristo, nuestra presencia física es de suma importancia. Sin embargo, somos una generación que está viviendo esta realidad en la era digital. Y es importante que la iglesia vea el espacio virtual como la base para un ministerio legítimo.

Quiero sugerir ir un poco más allá de la transmisión en vivo, a la que muchos se han acostumbrado durante la pandemia. Puede ser cauteloso acerca de la adopción de nuevas plataformas, pero su congregación no lo es. Ya están en esas plataformas, siendo formado y formado por el contenido que ven que ni siquiera está en su radar. A la luz de esto, aquí hay siete ideas prácticas que puede probar en el nuevo año:

Carruseles de puntos de sermón

Tome los puntos del sermón de la semana y utilícelos Canva para convertirlos en un carrusel de Instagram. Un carrusel es donde usas las 10 ranuras de fotos disponibles en Instagram para crear lo que es esencialmente una plataforma de diapositivas. Un ejemplo de esto es de La iglesia del puente en Tennessee

Este es un gran papel para un voluntario y solo puede tomar unos 30 minutos. Envíe al voluntario las notas del sermón y el audio. Pueden tomar de tres a cinco puntos importantes y convertirlos en carruseles. El algoritmo de Instagram ama los carruseles y ayudará a las personas a recordar lo que se predicó esa semana.

Preguntas y respuestas en vivo de Facebook/Instagram

Haga un Facebook o Instagram Live durante el almuerzo con una sesión de preguntas y respuestas sobre cualquier cosa de la que la gente quiera hablar. Para hacer esto en Facebook, abra la aplicación de Facebook, vaya a la página de Facebook de su iglesia, desplácese hacia abajo debajo del botón "Crear una publicación" y haga clic en "En vivo". Luego haga clic en "Iniciar video en vivo".

En Instagram, simplemente deslícese hacia la derecha para acceder a la cámara, seleccione "En vivo" en la parte inferior de la pantalla y haga clic en el botón en el medio de la parte inferior de la pantalla.

Asegúrate de decirle a la gente que lo vas a hacer antes de transmitirlo en vivo para que puedan pensar en una pregunta. También puedes hacer esto en las Historias de Instagram. Use la etiqueta de pregunta para aceptar las preguntas de las personas y luego responda presionando la pregunta en sus notificaciones y luego grabe un video en la aplicación respondiendo a ella.

Solo debe tomar unos 30 segundos de su tiempo para hacer preguntas. Hacer esto aunque sea una vez al mes demostrará que le importa lo que está en el corazón y la mente de su congregación y que está dispuesto a conectarse con ellos donde estén.

Video del contenido del sermón recortado

Pastor, puede tomar uno de los puntos de su sermón más reciente que tuvo que cortarse y grabar un video en su iPhone hablando de eso. Hazlo de uno a tres minutos y publícalo en las redes sociales. Si necesita ayuda, puede solicitar la ayuda de alguien del personal que tenga más conocimientos sobre tecnología.

Tal vez sea esa palabra griega que te pareció interesante pero que no pensaste que era buena para mantener en tu sermón. O bien, podría ser una ilustración que no funcionó del todo pero que sigue siendo poderosa. Tal vez, es un cuarto punto que quería hacer pero no tuvo tiempo. Sea lo que sea, puede que no haya encajado el domingo, pero probablemente encaje en las redes sociales. Y no te olvides de pasar un tiempo respondiendo a los comentarios después de publicar. Muestra que desea interactuar y pastorear a su gente, no solo predicar y marcharse.

Haz preguntas en las historias de Instagram

En las Historias de Instagram, use la etiqueta de pregunta para preguntar algo como "¿Qué es lo más difícil de creer para usted esta semana?" Luego, comparte las respuestas (que son anónimas). Tal vez incluso puedas ir primero. Resista el tratar de dar respuestas; ayudará a crear una cultura de honestidad y vulnerabilidad en la iglesia. En un momento en que tantas personas dudan en expresar dudas, esta es una oportunidad para que sean honestos sobre sus luchas sin sentirse juzgados o condenados.

Su iglesia incluso recibirá una perspectiva pastoral sobre cómo pastorear mejor a las personas a partir de los resultados. ¿Estás viendo temas comunes? Su pastor puede incluir un aparte en un próximo sermón o hacer un video corto para publicar más adelante en la semana. Los pastores pueden sorprenderse de lo que aprenderán sobre su congregación con solo hacer una simple pregunta en Instagram.

Correo electrónico de recursos del sermón

Envíe un correo electrónico a la iglesia con las fuentes de los sermones de la semana. Pastor, le dará a la gente una idea de lo que está influyendo en usted y la oportunidad de profundizar más. Asegúrese de que el correo electrónico sea breve para que sea más probable que las personas lo lean todo. Asegúrese de incluir enlaces a los recursos que utilizó para que sea más fácil para sus miembros acceder a ellos. Su congregación se beneficiará enormemente de un simple correo electrónico que alguien del personal puede ayudarlo a configurar.

Servidor de Discord de toda la iglesia o grupo de Facebook.

Comience una iglesia amplia Servidor de discordia o un grupo de Facebook donde puede haber una conversación continua entre la congregación, el personal, los pastores, etc., y participar en esto diariamente. Puede crear subcanales para diferentes temas en Discord. Muchas personas se sienten desconectadas de su iglesia, y esta es una manera de mantenerse en contacto, fomentar la conversación y proporciona una ventana sobre cómo le está yendo a su congregación para que su personal pueda guiarlos mejor. Todo lo que necesita hacer es dedicar solo unos minutos todos los días a observar las conversaciones y unirse.

Para crear un servidor Discord, descargue la aplicación Discord en la tienda de aplicaciones, cree una cuenta y, en la barra lateral izquierda, haga clic en el botón "+". Siga el proceso para crear un servidor para su iglesia.

Para un grupo de Facebook, abra la aplicación de Facebook, haga clic en el ícono de Grupos en la parte inferior de la pantalla, luego haga clic en el ícono "+" en la parte superior derecha de la pantalla. Haga clic en "Crear un grupo" y siga el proceso para configurar un grupo para su iglesia.

Reutilice los sermones en un blog/boletín informativo

Un voluntario que es bueno escribiendo o editando puede usar Descripcion para transcribir el sermón y eliminar las palabras de relleno. Redúzcalo a unas 1,000 o 1,500 palabras y póngalo en Substack — un servicio que le permite escribir un boletín al que las personas se suscriben con su correo electrónico (esto crea una lista de correo electrónico) y también publicarlo en una URL única como blog.

Tener una lista de correo electrónico es uno de los únicos activos que puede poseer en la web (por ahora). Todos los demás servicios como Facebook, Instagram, YouTube, Discord y otros son espacios alquilados. Una lista de correo electrónico es un activo de su propiedad que le brinda acceso directo a las bandejas de entrada de las personas. Las personas pueden darse de baja, pero no dependes de una plataforma privada. También es la forma más directa de llegar a las personas. Todos revisan su correo electrónico. Es más probable que llegue a su gente porque abrirán su correo electrónico si valoran el contenido que envía. Hay muchas otras formas creativas en las que puede utilizar el correo electrónico para su congregación más allá de esto y enviar anuncios de eventos, pero primero comienza con la creación de la lista de correo electrónico. Esta es una gran manera de hacer eso.

Y aquí hay un consejo profesional: publique el boletín con un retraso de uno a dos meses a partir de la fecha en que lo predicó. De esa manera, no es inmediatamente redundante y puede ser un recordatorio fácil una vez que comienza a desaparecer de la mente de las personas.

Empiece con lo que tiene

Todas estas sugerencias son solo un comienzo. Hay miles de cosas que puede hacer en las plataformas en línea, pero no tiene que reinventar la rueda aquí, especialmente si esta perspectiva lo abruma. Estas siete ideas, que serán bastante simples una vez que las descubras, significan que tienes una estrategia para toda la semana. Si hace uno de estos un día, acaba de hacer más para involucrar a su congregación en línea que muchas iglesias. Si haces dos o tres por semana, estarás cubierto durante todo el mes y aún así te irá muy bien en la participación en línea.

Ahora vivimos nuestras vidas en un híbrido de lo físico y lo digital, y no hay vuelta atrás. Por supuesto, nunca queremos abandonar lo físico, somos seres físicos creados a la imagen de Dios que estamos llamados a reunirnos en el nombre de Cristo, pero tampoco debemos abandonar a nuestra gente por lo digital. Es importante que comencemos a ver nuestro ministerio extendiéndose a los espacios digitales, donde la gente pasa horas todos los días. Si los miembros de la iglesia están prestando la mayor parte de su atención a las plataformas en línea, busquemos formas creativas de captar su atención y dirigirlos a Cristo.

El puesto 7 formas prácticas de involucrar a los miembros de la iglesia en línea apareció por primera vez en ERLC.

El director senior de Send Network Español se une al personal de SWBTS

Félix Cabrera

El líder bautista del sur Félix Cabrera ha sido nombrado director asociado de Programas Hispanos en el Seminario Teológico Bautista del Suroeste, anunció el presidente Adam W. Greenway.

“El nombramiento de Félix Cabrera para ayudar a dirigir nuestros programas hispanos es una prueba más de nuestra determinación de satisfacer las necesidades de trabajadores evangélicos hispanos y latinoamericanos más fielmente capacitados con el fin de que el evangelio avance entre todos los pueblos de habla hispana en todas partes”. dijo Vía Verde. “Estoy agradecido con Dios por la bendición de tener a la Dra. Cabrera uniéndose al ya estelar equipo de Southwestern Seminary y espero cosas aún mejores en esta área de urgente prioridad institucional”.

Cabrera, quien permanecerá en su cargo actual en la Junta de Misiones de América del Norte como director senior de Send Network Español, servirá en el seminario a tiempo parcial para ayudar en la creación de programas hispanos, incluido el desarrollo de nuevos títulos universitarios.

"Dr. Félix Cabrera aporta a los Programas Hispanos de la Escuela de Evangelismo y Misiones Roy J. Fish de Southwestern una riqueza de experiencia ministerial como un plantador de iglesias talentoso, pastor, estadista denominacional y educador teológico”, dijo John D. Massey, decano de la Escuela Fish. , que alberga los programas hispanos del seminario. “Él es un líder probado y talentoso en el ministerio hispano entre los bautistas del sur y es una adición bienvenida al equipo. Llevará SWBTS en Español a nuevas alturas”.

Nativo de Puerto Rico, Cabrera actualmente pastorea la Iglesia Bautista Ciudad de Dios en San Juan, Puerto Rico, y es director ejecutivo de la Convención de Bautistas del Sur en Puerto Rico. También se desempeñó como segundo vicepresidente de la Convención Bautista del Sur (SBC) de 2018-2019. En su función con NAMB, donde ha servido desde 2019, Cabrera supervisa la estrategia de plantación de iglesias en América del Norte para el contexto de habla hispana, además de servir como director regional de Puerto Rico.

“Estoy convencido que mi llamado hasta que el Señor cambie está dirigido en tres áreas que convergen: pastorear el rebaño del Señor en una iglesia local, formar teológicamente a hombres y mujeres en el contexto de la academia, y preparar líderes y enviarlos a plantar iglesias ”, dijo Cabrera. “Por esta razón, la oportunidad que me brinda Southwestern Seminary encaja muy bien con lo que soy y lo que hago. Estoy emocionado, honrado y expectante de poder servir junto a mi mentor, el Dr. Mark McClellan, para continuar y expandir el legado de SWBTS hacia nuestra comunidad hispana de habla hispana. Estoy agradecido con el Dr. Adam Greenway por darme esta importante tarea”.

Antes de servir en NAMB, Cabrera fue pastor de la Iglesia Bautista Central (IBC) en Oklahoma City, Oklahoma, una iglesia que fundó en 2011. Además, se desempeñó como subdirector de estudios de español y profesor asistente de ministerio pastoral en Midwestern Seminario Teológico Bautista donde desarrolló el plan de estudios para los programas de nivel de maestría y certificado que se ofrecen en español.

“Félix Cabrera es uno de los ministros del Evangelio más fuertes y mejor preparados con los que he trabajado”, dijo Mark McClellan, director de Programas Hispanos en Southwestern Seminary. “Aportará a los estudios teológicos hispanos y la preparación para el ministerio de Southwestern una combinación sin precedentes de liderazgo, preparación teológica, pasión misionera y un modelo ejemplar para los líderes de iglesias y ministerios hispanos y latinoamericanos presentes y futuros”.

Cabrera ha servido a los bautistas del sur como miembro del Comité de Resoluciones de la SBC en 2017 y en 2015 como miembro del Comité de Comités de la SBC. Actualmente se desempeña como miembro del Consejo de Líderes Hispanos de SBC, así como miembro del Consejo Pastoral Hispano de Lifeway Christian Resources.

Cabrera obtuvo un Doctorado en Ministerio con concentración en liderazgo del Seminario Teológico Bautista del Medio Oeste en 2020. Obtuvo una Maestría en Consejería Pastoral del Seminario Teológico Bautista Liberty en 2015, así como una Maestría en Artes en Plantación de Iglesias del Seminario Teológico Bautista del Sureste. en 2017. Obtuvo su Bachillerato en Administración de Empresas de la Universidad de Puerto Rico en 2001.

Dance se une a Guidestone como Director de Bienestar Pastoral

Mark Dance se une a Guidestone

El Dr. Mark Dance se une a GuideStone Financial Resources en el puesto recién creado de Director de Bienestar Pastoral.

Dance se desempeñó anteriormente como pastor principal durante 28 años en iglesias en Texas, Arkansas y Tennessee antes de unirse a Lifeway Christian Resources en 2014. Es el cofundador de Care4Pastors. Más recientemente, se ha desempeñado como Director de Desarrollo Pastoral para los Bautistas de Oklahoma.

“Cuando fui llamado a unirme al ministerio de GuideStone, sentí en el fondo de mi alma la responsabilidad de cuidar a los pastores, no solo en sus vidas financieras y de salud, sino de todo el pastor y la familia del pastor, para ayudarlos a hacer el bien y hacer bien, estando bien, sirviendo bien y terminando bien ”, dijo el presidente electo de GuideStone, Hance Dilbeck. “Mientras he pasado estos últimos meses familiarizándome con GuideStone, estaba emocionado por las perspectivas de que Mark se uniera a nosotros aquí para avanzar en la visión que creemos que hemos recibido del Señor”.

Dios ha abierto muchas puertas para que Dance ministre a los pastores, dijo.

“Los pastores han sido una prioridad para GuideStone durante más de 100 años, y estoy encantado de construir sobre ese legado con el Dr. Dilbeck y su equipo”, dijo Dance. “Los pastores todavía están liderando una temporada históricamente desafiante, por lo que nuestro equipo de GuideStone desea unir los brazos con otros ministerios para ayudar a los pastores y otros líderes ministeriales a cumplir con su llamado. Nunca he estado más emocionado con una oportunidad de ministerio que hoy ".

A lo largo de la pandemia, GuideStone ha notado, junto con muchos proveedores de servicios de salud, que las declaraciones de propiedades de salud mental han aumentado, lo que a menudo conlleva un aumento de los costos correspondientes en el plan de atención médica en general.

“Los pastores están teniendo dificultades para terminar bien”, dijo Dilbeck. “A medida que hablamos sobre las formas de ayudar a los pastores a encontrar el cuidado que necesitan para que puedan ser los esposos y pastores que están llamados a ser, esta visión en torno al bienestar completo —espiritual, físico, financiero, mental y de salud— se ha vuelto más completa tomado forma. Creemos que podemos seguir haciendo las cosas que GuideStone hace bien, el enfoque de bienestar financiero y de salud, e influir en estos otros aspectos del bienestar ".

El trabajo de Dance trabajará en conjunto con los programas de bienestar para pastores patrocinados por otras entidades bautistas del sur.

“Quizás lo más emocionante es que no estamos asumiendo esto en el vacío”, dijo Dilbeck. “Mark traerá relaciones que ya ha establecido con nuestras entidades hermanas bautistas del sur, convenciones estatales y otros ministerios de ideas afines, para que podamos ayudar a servir a nuestros pastores de una manera integral. Este no es un cambio de enfoque para GuideStone; siempre hemos dicho que existimos para honrar al Señor siendo un socio de por vida con nuestros participantes para mejorar su seguridad financiera. Ese enfoque no va a cambiar. Reconocemos que cuando los pastores están bien en todos los aspectos de su vida, su seguridad financiera se vuelve aún más fuerte ”.

Dance tiene tres títulos, una Licenciatura en Administración de Empresas de la Universidad Howard Payne, una Maestría en Divinidad del Southwestern Baptist Theological Seminary y un Doctorado en Ministerio del Southern Baptist Theological Seminary. Está casado con Janet. Actualmente viven en Tulsa, donde se desempeña como pastor interino, y se trasladarán a Dallas. Tienen dos hijos adultos, Holly (casada con Brandon) y Brad.

Encuesta de Lifeway Research: el enfoque de 2022 es la salud, Dios y el dinero

NASHVILLE, Tenn. — Después de una temporada en la que evitar enfermedades estuvo en la mente de casi todos, muchos estadounidenses dicen que sus resoluciones de Año Nuevo se refieren a su salud.

Más estadounidenses dicen que sus resoluciones pasadas se han centrado en su salud, su relación con Dios, sus finanzas y su relación con un miembro de la familia que otras posibilidades, según un nueva encuesta de 1,005 estadounidenses de Lifeway Research.

“Las resoluciones de Año Nuevo reflejan los cambios que la gente aspira a realizar”, dijo Scott McConnell, director ejecutivo de Lifeway Research. “La pandemia de COVID-19 puede haber obligado o alentado a más personas a realizar cambios fuera del recordatorio anual que trae un nuevo año. Pero una resolución de Año Nuevo sigue siendo algo que la mayoría de los estadounidenses han hecho en algún momento de sus vidas”.

Mientras las personas contemplan sus resoluciones para 2022, más de 2 de cada 5 estadounidenses (44 %) dicen que las resoluciones anteriores de Año Nuevo se han centrado en su salud. Más de 1 de cada 4 dice que ha hecho resoluciones sobre su relación con Dios (29%), sus finanzas (29%) o su relación con un miembro de la familia (26%).

Menos dicen que sus resoluciones se han ocupado de su uso del tiempo (22%), su trabajo (18%) o su relación con un amigo (15%).

Más de una cuarta parte de los estadounidenses (28 %) dice que no ha tomado decisiones sobre ninguno de estos, mientras que el 4 % no está seguro.

Las clasificaciones de las resoluciones de Año Nuevo de este año se mantuvieron similares a Encuesta telefónica de Lifeway Research de 2015 a 1,000 estadounidenses. En comparación con el estudio anterior, las finanzas pasaron de la quinta resolución más común a la tercera en la lista de este año. Sin embargo, el porcentaje que seleccionó cada uno de los temas de resolución disminuyó con respecto a hace seis años.

 

Hacedores de resoluciones

Los adultos jóvenes (de 18 a 34 años) se encuentran entre los más propensos a decir que han hecho resoluciones de Año Nuevo en el pasado sobre cada uno de los temas: salud (52%), finanzas (40%), relación con Dios (35% ), relación con un familiar (36%), uso del tiempo (34%), trabajo (29%) y relación con un amigo (25%). Mientras tanto, es más probable que los mayores de 65 años (54%) digan que no han tomado una resolución sobre ninguno de los temas enumerados.

La asistencia a la iglesia también parece tener un impacto en aquellos que desean hacer cambios en el nuevo año. Entre los cristianos que se identifican a sí mismos, es más probable que los que asisten al menos una vez al mes digan que han tomado decisiones en cada una de las opciones que los cristianos que asisten con menos frecuencia. Aquellos que asisten menos de una vez al mes (44%) tienen más probabilidades de decir que no han hecho una resolución de Año Nuevo en ninguna de las áreas.

“Hacer una resolución de Año Nuevo no revela en quién o en qué confía una persona para hacer ese cambio en su vida, ni qué tan exitosas son esas resoluciones”, dijo McConnell. “Pero los números más altos observados entre los adultos más jóvenes, los que asistieron al menos a alguna universidad y los cristianos que asisten a la iglesia indican que tienen una mayor motivación para hacer tales cambios, al menos en forma de resoluciones de Año Nuevo”.

Las resoluciones sobre una relación con Dios son más populares entre los feligreses, los afroamericanos, los adultos jóvenes y los que tienen creencias evangélicas.

Los de 18 a 34 años (35 %) y de 35 a 49 (35 %) son más propensos que los de 50 a 64 años (25 %) y los de 65 años o más (17 %) a decir que han hecho una resolución de Año Nuevo anterior sobre su relación con Dios.

Los afroamericanos (41 %) son más propensos que los blancos (27 %) a hacer tales compromisos al comienzo de un nuevo año.

Los cristianos que asisten a un servicio de adoración cuatro veces al mes o más (48 %) o de una a tres veces al mes (39 %) son más propensos que los que asisten con menos frecuencia (20 %) a celebrar el Año Nuevo con una resolución sobre su relación. con Dios.

Los estadounidenses con creencias evangélicas (48 %) son más propensos que aquellos sin tales creencias (23 %) a decir que han abordado su relación con Dios en una resolución de Año Nuevo en el pasado.

Aunque menos que cualquier otro grupo religioso, el 14% de los no afiliados a una religión dicen que una resolución sobre su relación con Dios ha sido parte de sus reflexiones de fin de año.

Los no afiliados se encuentran entre los que tienen más probabilidades de haber tomado decisiones sobre sus finanzas (36 %), su uso del tiempo (29 %) y su trabajo (22 %).

Un futuro de cooperación, no de competencia

Cooperación, no competencia

Los chicos eran héroes locales, amados, admirados y respetados por groupies que creían que su favorito era el mejor. En el cuento popular de Piri Thomas, “Amigo Brothers”, Tony y Felix eran boxeadores prometedores de 17 años del lado este inferior de Manhattan. También eran los mejores amigos. Crecieron juntos, entrenaron juntos y representaron a su comunidad juntos. Eran el orgullo de su comunidad puertorriqueña. Pero cuando la ronda del campeonato regional se disputó entre los dos, por primera vez lucharían uno contra el otro en lugar de luchar entre sí.

A medida que se acercaba el partido, "incluso cuando bromeaban entre ellos, ambos sintieron que se levantaba un muro entre ellos". Y cuando sonó la campana en Tompkins Square Park en ese día tan esperado, todo el pueblo se presentó para ver la 'pelea de pies a cabeza'”. Había tanta sangre. Mucho dolor. Allí, en el cuadrilátero, para gran diversión de quienes los defendían, los mejores amigos se convirtieron en los enemigos más acérrimos. Lo mejor se convirtió en lo peor, y a su gente le encantó.

Durante varias décadas he visto cómo aspirantes a pastores poco conocidos caminaban juntos a través del entrenamiento teológico, celebraban las victorias de los demás y se convertían en íconos de la comunidad bautista del sur. Mientras competían por la fe entregada de una vez por todas a los santos, captaron la atención y se ganaron el respeto de nuestra comunidad confesional. Otros, como yo, hemos surgido en sus sombras aprendiendo y creciendo como hombres y mujeres de Dios fielmente dedicados a las doctrinas y mecanismos de nuestro marco cooperativo. Pero en los últimos años, he sentido que se levantaba un muro entre nosotros. ¿Tú también lo has sentido?

En lugar de luchar unos por y con otros, hoy hay más luchas unos contra otros de las que recuerdo. Quizás eso no sea del todo exacto. Tal vez sea la naturaleza más pública y accesible de nuestra arena lo que ha cambiado la naturaleza de la competencia interna entre denominaciones. De cualquier manera, hoy nuestra comunidad confesional observa y se hace eco en las redes sociales, con fuego en los ojos y un apetito insaciable de sangre en sus paletas.

En algunos casos, lo mejor de nosotros se ha convertido en lo peor, y a nuestra gente le ha encantado.

La comunidad Bautista del Sur (Bautista de la Gran Comisión) es diferente a cualquier otra comunidad de fe sobre la faz del planeta. La autonomía y la cooperación voluntaria son la dieta y el ejercicio de nuestra camaradería misional. Pero si no tenemos cuidado, pueden quedar relegados al doble golpe de una competencia acalorada. Los escenarios sociales donde nuestra comunidad de fe ha crecido para amar, admirar y defender lo mejor de nosotros pueden convertirse rápidamente en escenarios de peleas sangrientas entre nosotros.

¿A quién engañamos? Esta realidad ya no es cuestión de “un día”. Es hoy. Y cada día.

 

...Cuando sentimos que las paredes se elevan entre nosotros, debemos dar un paso atrás. Para luchar unos con otros en lugar de unos contra otros, tendremos que redirigir nuestras energías hacia la cooperación en lugar de la contienda nuevamente.

¿Pero no somos amigos? ¿No nos hemos puesto de acuerdo en las cosas principales y, por extensión, en dar gracia en las otras cosas? Después de todo, “¿Cómo podrían dos caminar juntos a menos que estén de acuerdo?” Nuestra comunidad ha determinado y codificado nuestras convicciones doctrinales compartidas en la Fe y el Mensaje Bautista. Cooperamos voluntariamente dentro de esos parámetros hacia nuestra meta común, que las naciones puedan conocer y adorar al único Dios verdadero a través del arrepentimiento del pecado y la fe en Jesucristo. Eso significa que mantenemos la línea en ciertas cosas y miramos más allá de otras cosas. También significa que cuando la línea es borrosa, no nos tomamos fotos en público. Y ciertamente, si lo hacemos, nuestra comunidad de fe debería cerrarse, no regocijarse. Puede que no sea popular entre una multitud sedienta de sangre, pero la amistad a través de un sano desacuerdo está en la naturaleza misma de la cooperación.

Los bautistas de la Gran Comisión de hoy están resolviendo algunas líneas borrosas en nuestra relación confesional: el papel, las funciones y las posiciones de las mujeres en el ministerio oficial de la iglesia (aparte del oficio de pastor, por supuesto); el endurecimiento de nuestras prácticas para protegernos contra el abuso sexual y ministrar a sus sobrevivientes; el alcance de la autoridad de nuestro Comité Ejecutivo y su papel en nuestro mecanismo de cooperación; filosofías contemporáneas, implicaciones y aplicaciones de nuestra intransigente convicción compartida contra el racismo en todas sus formas; el papel de la iglesia y la denominación en la política; y más. Debido a que no tenemos una jerarquía eclesial, más de 47,000 iglesias están trabajando a través de los fundamentos del ministerio práctico y teológico de su época, como lo han hecho durante 176 años.

Debería haber algún combate amistoso. Nos agudiza. Nos entrena. Nos hace más fuertes y mejores. Pero el combate amistoso no es un evento público que se lleve a cabo en un escenario abierto. E incluso en privado, cuando sentimos que se levantan los muros entre nosotros, debemos dar un paso atrás. Para luchar unos con otros en lugar de unos contra otros, tendremos que redirigir nuestras energías hacia la cooperación en lugar de la contienda nuevamente.

En el cuento de Thomas, Tony y Félix lucharon duro. El daño a cada uno fue brutal. Cada lado de la multitud sedienta de sangre rugió con aprobación, convencidos de que su hombre había ganado la pelea. Esperaron la decisión final de los jueces, aunque la comunidad dividida ya había tomado una decisión: mitad para uno y mitad para el otro. Pero para su sorpresa, cuando el maestro de ceremonias tomó el centro del escenario para anunciar la decisión de los jueces, los niños no se encontraban por ningún lado. Habían salido de la arena hombro con hombro, felicitándose mutuamente por una pelea bien peleada, cada uno mejor por sus esfuerzos y sin preocuparse por la victoria.

Fueron cooperadores antes de ser competidores. Y debido a su devoción mutua, fueron cooperadores después de que también fueran competidores.

Todavía creo que los mejores días de la cooperación de la Gran Comisión de los bautistas del sur están delante de nosotros, no detrás de nosotros. Para que esto sea realidad, en algún momento la competencia debe detenerse, incluso para decepción de la multitud. Debemos volver a luchar con y por los demás en lugar de luchar unos contra otros. Si vamos a estar a la altura de las oportunidades de la Gran Comisión que Dios ha puesto ante nosotros en la próxima generación, tendremos que alejarnos del ring hombro con hombro, sin saber o sin importarnos quién ganó algunas de estas peleas. Fuimos cooperadores antes de ser competidores. Decidámonos hoy a ser cooperadores también ahora.

Después de que Roe se haya ido

Roe contra Wade. Vadear

Me gradué de la escuela secundaria el año de la trascendental decisión de la Corte Suprema de Estados Unidos que imaginaba el derecho a destruir una vida humana por nacer dentro del derecho a la privacidad de un estadounidense. Unos años más tarde me di cuenta de ello y del horror que celebraba en una nación que regularmente reivindicaba la alta moral entre sus vecinos.

Los años entre esa conciencia y la La inversión. de la defensa de los bautistas del sur por el aborto a pedido fueron los únicos años en los que consideré seriamente dejar la denominación. Desde entonces, he sido oficial de un grupo pro-vida en todo el estado, columnista que escribe sobre este tema con más fuerza que casi cualquier otro, y colaborador de varios grupos pro-vida en Austin que han afectado la legislación que, a su vez, ha salvado miles de vidas en Texas. Por primera vez en casi 50 años, me atrevo a esperar que nuestra Corte Suprema se arrepienta de Roe v. Wade, devolviendo el derecho de los estados a proteger a sus no nacidos y sus madres. Es todo el rumor entre los pro-vida como los 49th El aniversario se acerca este mes.

Imaginamos un Estados Unidos donde aprovecharse de las jóvenes embarazadas para obtener ganancias ya no es una industria de miles de millones de dólares, donde nuestro gobierno federal ya no favorece nada que pueda decirse que se llama “aborto” porque temen que se considere que están en contra de las mujeres. Imaginamos una generación donde a la gente le gusta Jorge Tiller or Kermit Gosnell son considerados monstruos míticos más que personajes reales, honrados por sus vecinos. Incluso podríamos imaginar un momento en el que la abstinencia sexual antes del matrimonio alcance un mayor nivel de respeto en nuestra cultura. Algunas cosas cambiarán si se anula a Roe, muchas de ellas realmente inimaginables.

Pero algunas cosas no deberían cambiar. La defensa pro-vida seguirá siendo necesaria, porque los jóvenes seguirán concibiendo hijos que no pueden cuidar. La red de voluntarios que ha surgido en los últimos 50 años será igualmente necesaria, aunque tal vez por menos niñas. Una de las cosas que descubrimos desde Roe es un grupo de niñas que anteriormente habían desaparecido de sus escuelas secundarias si quedaban embarazadas. Algunos de ellos estaban en familias que asumieron parte de la carga de sus hijas y sobrinas, pero muchos estaban en familias que no podían ayudar por razones económicas, sociales y espirituales.

Nuestros centros de recursos para el embarazo se organizaron originalmente como centros de crisis para el embarazo destinados a combatir el aborto, pero tenían que convertirse en algo más que eso. A medida que el movimiento maduró, estos oasis de amor y vida se convirtieron en lugares donde los niños podían aprender habilidades básicas para la vida, tomar un asiento para el automóvil y comprar pañales o comida para bebés. Un ejército de mujeres de mediana edad aprendió a aconsejar y testificar a las niñas que visitaban los centros. Se convirtieron en depósitos de todo tipo de información útil para niñas que no habían sido criadas por adultos competentes. Los voluntarios de PRC se convirtieron en esos adultos competentes. Esas chicas no desaparecerán si Roe se ha ido; los voluntarios tampoco deben hacerlo.

Derrocar a Roe disipará la lucha pro-vida de regreso a los estados. Puedo ver a Texas prohibiendo efectivamente el aborto, sacando a Planned Parenthood del estado porque ya no pueden ganar millones (o acceder a fondos públicos) aquí. Eso, por cierto, probará lo que muchos de nosotros sabemos sobre Planned Parenthood: esta charla sobre "salud de la mujer" o "servicios reproductivos" siempre ha sido una tapadera para su lucrativo producto del aborto. Elimine su capacidad de vender el único producto que los hace rentables y su preocupación por las mujeres desaparecerá.

Pero los estados provida como Texas no necesariamente se mantendrán así. Nuestra cultura no se convertirá en pro-vida porque recuperemos la capacidad de proteger la vida por nacer. La gente seguirá haciendo lo que quiera mientras evita la responsabilidad de sus acciones. Muchos seguirán viendo a los bebés como una lamentable consecuencia de la libertad sexual. Habrá un clamor constante para aflojar las leyes en nombre de la libertad. Necesitaremos activistas pro-vida en Texas porque los cabilderos a favor del aborto irán socavando implacablemente las leyes que protegen a los bebés de la misma manera que los pro-vida socavaron el impacto de Roe en las últimas décadas. Quizás la marea esté en contra del aborto en general, pero eso puede cambiar, lo sabemos. Seguirá siendo importante que tengamos legisladores que honren la santidad de la vida humana, y que tengamos quienes escudriñen la legislación propuesta pensando en el impacto de un proyecto de ley en los derechos de las personas por nacer. Incluso en Texas.

Sigo orando por el fin de Roe v. Wade como la “ley” impuesta judicialmente en la tierra. Cuando se me dé la oportunidad, trabajaré con ese fin. La gente pro-vida está preparada para hacer las cosas correctas después de que Roe se haya ido porque hemos construido una infraestructura pro-vida durante las oscuras décadas de Estados Unidos. Nuestro cuidado, nuestro amor por nuestro prójimo, no debe menguar cuando nuestra nación emerge de su mayor vergüenza.

Galván, preparándose para su celebración navideña número 42

Esta navidad tiene un significado especial para el pastor David Galván, el pastor de la Iglesia bilingüe Nueva Vida New / Life Baptist Church ubicada en Garland, una comunidad en las afueras de Dallas, Texas. Después de servir como pastor en esta iglesia por 40 años, junto con su esposa Elvia, El pastor Galván está preparando su última celebración navideña como pastor en su iglesia. El pastor Galván también fue el plantador de la iglesia El Buen Pastor, en el este de Texas, por dos años por medio de la iglesia First Baptist Dallas, donde también planeó dos celebraciones navideñas, las cuales le da un total de 42 celebraciones navideñas proclamando el nacimiento de Cristo Jesús.   

La vida ministerial del pastor Galván está basada en edificar a la iglesia predicando la palabra de Dios, y entrenando y capacitando a los creyentes a servir al Señor según sus habilidades y los dones espirituales dado a ellos por Dios. Esta determinación es el resultado de su fe en Efesios 4: 11-12 que dice, “Y él mismo realiza a unos apóstoles, a otros profetas, a otros evangelistas, ya otros pastores y maestros,  a fin de capacitar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. ”(RVA). Con esta misma dinámica Galván está orando sus versículos bíblicos personales para el próximo pastor que vendrá a servir a la iglesia; Proverbios 3: 5-6, que dice, "Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas.”(RV1960). Galván se va a retirar como pastor de Nueva Vida y la iglesia está en la búsqueda de su sucesor. 

En el 14 de noviembre, la iglesia Nueva Vida celebró al pastor Galván al cumplir 40 años sirviendo a la comunidad de Garland durante un servicio especial. Asistieron a la celebración varios lideres bautistas los cuales presentaron a Galván con placas de reconocimiento. Entre ellos estaba el Dr. Jespersen de la Asociación Bautista de Dallas (DBA), el Dr. Bruno Molina representado a la Convención de los Bautistas del Sur de Texas (SBTC).  

Galván apoya generosamente al programa cooperativo por medio de su iglesia, y aunque estuvo críticamente hospitalizado para COVID y usando oxígeno para predicar, se recuperó y sigue fielmente sirviéndole a Dios. La iglesia Nueva Vida actualmente tiene cerca de 700 miembros activos sirviendo con Galván y apoyando las misiones ya los misioneros locales e internacionales en El Salvador, México, Nicaragua, Guinea Bissau en África, Nuevo México, Texas, y en Israel por medio de su apoyo mensual. 

Galvans

Galván se graduó con una licenciatura de la Universidad Panamericana, el cual actualmente es la Universidad de Texas en Arlington (UTA), y obtuvo una maestría por medio de Criswell College en Dallas, Texas. Él es autor de varios libros, La estrategia de grupos de crecimiento, y el manual de discipulado escrito en ambos idiomas. Galván ha hecho 2 viajes misioneros a Israel working en la réplica del Tabernáculo en el sur de Israel, y 3 viajes cuando una de sus hijas servía como misionera en Jordania. Él dice que está enamorado de Israel, la tierra santa de Dios. 

En el 1997, el Pastor Galván fue el primer hispano de ser vicepresidente de la Convención Bautista del Sur (SBC) al igual que vicepresidente de la SBTC desde el 2002 hasta el 2004. Él ha sido vicepresidente en la Convención Bautista de México, fue parte del comité para la Conferencia de pastores de la SBC, y mediador para el Comité Ejecutivo. Desde el 1998 hasta el 2006, fue parte del Consejo de Administración del Southwestern Baptist Theological Seminary y presidente de este por dos años. Actualmente, Galván ha sido parte del Consejo de Administración de Criswell College por los últimos 12 años. 

El pastor Galván y Elvia celebraron sus 49 años de matrimonio, y él dice que él ha sido bendecido porque, "Dios me ha dado una esposa linda y una verdadera ayuda idónea". Ellos tienen tres hijas y un hijo, Jonathan, quien sirve en el Southeastern Baptist Theological Seminary en Carolina del Norte. Estos hijos les han dado a los Galván 17 nietos y nietas.

El pastor Galván y su esposa Elvia también iniciaron un colegio cristiano, New Life Christian Academy, en el 1983 con el objetivo de capacitar a los jóvenes cristianos en los más altos principios del liderazgo cristiano, autodisciplina, responsabilidad individual, integridad personal, buena ciudadanía, moralidad y comportamiento cristiano. 

En su historia ministerial favorita, El pastor Galván cuenta que una vez estaba teniendo "una fiesta de lástimas" para sí mismo y dijo, "esta iglesia no me merece." Al entrar en una tienda cristiana vio un marco en la pared con el Salmo 100: 2 que dice, “Servir a Jehová con alegría.”Al ver la cita, Galván dice que,“ En esos momentos el Espíritu Santo me llenó de convicción y de inmediato, viendo la cita bíblica mientras mis ojos derramaban lágrimas, le pedí perdón a Dios por mi torpeza. Gracias a Dios por su misericordia, y porque me llamó a ser su hijo, y porque tengo el privilegio de servirle en su viña. " Su vida cambio desde ese día. Galván dice que su mayor consejo para los siervos de Dios es, “¡Servir al Señor con alegría, ”Teniendo en mente las palabras de Pablo en 1 Corintios 15: 10a que dice,“Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y su gracia para mí no ha sido en vano."

Galván cierra capítulo sobre pastoral fiel después de cuatro décadas

GARLAND — Esta Navidad tuvo un significado especial para David Galván, el pastor de la iglesia bilingüe Nueva Vida / New Life Baptist Church ubicada en esta comunidad en las afueras de Dallas. Después de servir como pastor en esta iglesia durante 40 años, junto con su esposa Elvia, hizo la transición a la jubilación. 

Galván también plantó la Iglesia El Buen Pastor en el este de Texas durante dos años, a través de First Baptist Dallas, donde también planeó dos celebraciones navideñas, lo que le dio un total de 42 celebraciones navideñas como pastor proclamando la encarnación de Jesucristo.   

La vida ministerial de Galván se basa en edificar la iglesia predicando la palabra de Dios y capacitando y capacitando a los creyentes para servir al Señor de acuerdo con sus habilidades y los dones espirituales que Dios les ha dado. Esta determinación es el resultado de su fe en la verdad de Efesios 4: 11-12 que dice: “Y a unos dio como apóstoles, a otros como profetas, a otros como evangelistas, a otros como pastores y maestros, para el equipamiento de los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo ”. Con esta misma confianza, Galván está orando su vida en los versículos bíblicos — Proverbios 3: 5-6 — por el próximo hombre que dirigirá la iglesia: “Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas ".

La familia Galván

El 14 de noviembre, Nueva Vida celebró el 40 aniversario de Galván durante un servicio especial. Varios líderes bautistas asistieron a la celebración y entregaron a Galván placas de reconocimiento. Entre ellos se encontraba el Dr. Ryan Jespersen de la Asociación Bautista de Dallas (DBA) y el Dr. Bruno Molina de la Convención de los Bautistas del Sur de Texas (SBTC).

Galván está impulsado por las misiones y ha apoyado generosamente el Programa Cooperativo a través de su iglesia. Cuando fue hospitalizado con un caso crítico de COVID, usó oxígeno para poder continuar predicando. Se recuperó por completo y continúa sirviendo fielmente a Dios. Nueva Vida tiene actualmente alrededor de 700 miembros activos que sirven con Galván, apoyando los esfuerzos de la Gran Comisión a través de misioneros locales e internacionales en El Salvador, México, Nicaragua, Guinea Bissau en África, Nuevo México, Texas e Israel a través de su apoyo mensual.

Galván se graduó con una licenciatura de la Universidad Panamericana, ahora la Universidad de Texas en Arlington (UTA) y obtuvo una maestría de Criswell College en Dallas. El es el autor de varios libros, La estrategia de crecimiento del grupo y al Manual de discipulado, escrito tanto en inglés como en español. Galván ha realizado dos viajes misioneros al Medio Oriente: uno al sur de Israel mientras trabajaba en una réplica del Tabernáculo, y tres viajes a Jordania mientras una de sus hijas servía como misionera allí. Dice que está enamorado de Israel, la tierra santa de Dios.

En 1997, Galván fue el primer hispano en ser nombrado vicepresidente de la Convención Bautista del Sur (SBC). También se desempeñó como vicepresidente de la SBTC de 2002 a 2004. Ha sido vicepresidente de varias convenciones bautistas en México, parte del comité de la Conferencia de Pastores de la SBC y mediador del Comité Ejecutivo. De 1998 a 2006, sirvió en la Junta Directiva del Southwestern Baptist Theological Seminary y fue su presidente durante dos años. Galván se ha desempeñado en la Junta Directiva de Criswell College durante los últimos 12 años.

Galván y Elvia celebraron sus 49th aniversario de bodas el año pasado, y dijo que ha sido bendecido porque "Dios me ha dado una hermosa esposa y una verdadera ayuda". Tienen tres hijas y un hijo, Jonathan, que sirve en el Southeastern Baptist Theological Seminary en Carolina del Norte. Estos cuatro hijos han dado a los Galváns 17 nietos.

Los Galváns también comenzaron una escuela cristiana privada en 1983, New Life Christian Academy, con el objetivo de capacitar a los jóvenes cristianos en los más altos principios de liderazgo cristiano, autodisciplina, responsabilidad individual, integridad personal, buena ciudadanía, moralidad y comportamiento cristiano.

En su historia ministerial favorita, Galván cuenta cómo una vez estaba teniendo "una fiesta de lástima" y se dijo a sí mismo: "Esta iglesia no me merece". Al entrar en una tienda cristiana, vio un marco en la pared en el que estaba inscrito el Salmo 100: 2: "Servid al Señor con alegría".

“En esos momentos, el Espíritu Santo me llenó de convicción e inmediatamente, al ver el versículo bíblico, mientras mis ojos se derramaban lágrimas, le pedí perdón a Dios por mi ineptitud”, dijo Galván. “Agradecí a Dios por su misericordia, porque me llamó a ser su hijo, y porque tuve y tengo el privilegio de servirle en su viña”. Dijo que desde ese día, su vida cambió y nunca volvió a ser la misma.

El mayor consejo de Galván para los siervos de Dios es: “Servid al Señor con gozo”, teniendo en cuenta las palabras de Pablo en 1 Corintios 15:10 que dice: “Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y Su gracia para conmigo no resultar vanidoso.

Pastor a pastor: las conexiones críticas ayudarán en nuestra batalla contra el cansancio

No eres solo tú. Yo también estoy cansado. Cada contexto de ministerio tiene suficientes desafíos para desgastar a cualquier pastor emocional, física, mental, relacional y espiritualmente. Sabemos que se requiere perseverancia. Recuerde las palabras de Pablo: "No nos cansemos de hacer el bien, porque cosecharemos en el momento adecuado si no nos damos por vencidos". (Gálatas 6: 9)

Quizás no estemos cansados ​​de hacer el bien, pero quizás estamos cansados ​​de tratar de resolver todas las complejidades de los últimos dos años. Cuando COVID-19 comenzó a cambiar nuestro mundo, tenía seis meses en un nuevo pastorado. Cada día mi lista de áreas de importancia crecía más. Sin embargo, responder a una pandemia global no estaba en mi lista de consideraciones. ¿Pero quién tenía eso en su lista?

Al instante, las complejidades de COVID-19 y sus efectos dominó comenzaron a robar nuestra atención, agotar nuestra energía y exigir acción. La comunidad de nuestra iglesia local ha sufrido pérdidas devastadoras debido al COVID-19, ataques cardíacos e incluso un asesinato en los últimos 18 meses. Absolutamente capas de horrible. Me da vergüenza pensarlo de nuevo junto con todas las reuniones. ¡Oh, las reuniones!

Nuestras experiencias pueden diferir, pero el agotamiento emocional, la fatiga por tomar decisiones, los escenarios sin salida y la energía gastada hacia los lados nos han dejado a todos agotados y cansados. ¡La confusión mezclada con la agresión irracional en torno a cuestiones especulativas seguro que me ha agotado! ¿Dónde vamos a encontrar la energía para restablecer los ministerios cuando estamos tan agotados por tratar de navegar por estas complejidades en el liderazgo?

A pesar de todo, me recuerda que la misión sigue siendo importante y también nuestro liderazgo. De muchas maneras estamos cansados ​​mientras intentamos reconstruir ministerios, relaciones e instalaciones, todo en medio de un trauma colectivo. Es un trabajo duro. Es un trabajo espiritual. Vale la pena cultivar una cultura eclesial saludable para los años venideros.

Como pastores, entendemos la importancia de las prácticas espirituales básicas, pero a menudo encontramos que la tiranía de lo urgente puede robar un tiempo precioso de nuestra propia salud espiritual y relacional. Aquí hay varias prácticas intencionales que continúan ayudando a estabilizar mi vida durante este tiempo:

Disminuye la velocidad para estar con Jesús

Mi conexión comunal intencional con Jesús nunca debe ser sacrificada en el altar de "Simplemente no tuve tiempo para llegar hoy". Todos hemos estado en modo de crisis durante demasiado tiempo y reduciendo la velocidad para estar en la palabra, caminando en silencio susurrando oraciones, escribiendo en un diario nuestras experiencias y respirando profundamente mientras miramos el horizonte, son todos los ritmos poderosos que necesitamos.

Come una comida con un amigo de confianza

Algo especial sucede cuando priorizamos el tiempo con personas seguras que nos abrazan como persona en lugar de como puesto. Estoy muy agradecido por otro amigo pastor que se toma el tiempo para reunirse semanalmente. Todos necesitamos un amigo que lo entienda. Sea ese amigo y ore para que Dios le envíe a usted también a ese amigo.

Estar presente y comprometido con la familia.

Nuestras familias se han visto afectadas por el trauma de los últimos años. Necesitan que estemos presentes y comprometidos. Apague el teléfono, salga de las redes sociales, tómese sus días libres, use su tiempo de vacaciones, mire a su familia a los ojos cuando hable, haga preguntas abiertas y preste atención. ¡Ellos te necesitan!

Hermano, no eres solo tú. Usted no está solo. Tu papel en el reino es importante. Recuerda que las sombras del sufrimiento cubren este mundo y necesitamos que la luz de Cristo brille a través de ti.

Como dijo Jimmy Draper: "No renuncies antes de terminar". Creemos que hay esperanza y sanidad en Jesús. Creemos que podemos experimentarlo y ayudar a otros a experimentarlo mientras permanecemos en Cristo, construimos relaciones saludables y cuidamos de nuestra comunidad.

Llevemos nuestro cansancio a Jesús y confiemos en él para que nos ayude a perseverar un momento a la vez.

Líderes de consejería dicen que las conexiones bíblicas son clave para el bienestar mental y espiritual

Los líderes de consejería dicen que las amistades bíblicas, las iglesias que se ayudan unas a otras son clave para navegar por los problemas de salud mental

El estado de abordar los problemas relacionados con la salud mental está mejorando en nuestras iglesias, pero todavía hay trabajo por hacer. Le pedimos a algunos de los principales consejeros y directores de consejería cristiana en Texas que participaran en temas que van desde el estigma que puede existir en la iglesia con respecto a la salud y el bienestar mental, a cómo los pastores pueden tomar medidas para cuidar su propia salud mental, y qué las iglesias de cualquier tamaño pueden hacer para ministrar a otros que están luchando.

¿Por qué la salud mental es un problema que la iglesia debería abordar? ¿Por qué todavía existe un estigma asociado al problema de los cristianos que luchan con su salud mental?

La iglesia debe cuidar a las personas que luchan contra la ansiedad, la depresión y otras luchas, porque la esperanza se necesita desesperadamente. La verdadera esperanza se encuentra en Dios (Salmo 42). La iglesia tiene la oportunidad de compartir el evangelio con los no cristianos y mostrarles a los cristianos cómo el evangelio es relevante para nuestros problemas en la vida. Confiar en Dios no significa que los problemas desaparecerán, pero podemos conocer el gozo y la paz al buscar la perspectiva de Dios a través de las Escrituras y depender del Espíritu (Romanos 12: 2; Gálatas 5:22). Nuestra confianza en la vida no está en nosotros mismos, sino en Dios que nos creó y nos conoce más íntimamente que nadie en el mundo (Salmo 139). 

A menudo, es difícil para los cristianos hablar de sus luchas debido a la vergüenza y el miedo al hombre. A veces, es difícil de compartir porque creemos erróneamente que la vida cristiana significa una vida feliz, al menos en el exterior. Los líderes de la iglesia promueven la transparencia en la iglesia cuando reconocen que la vida cristiana es dura y que todos los cristianos, incluidos ellos mismos, necesitan la ayuda de Dios a diario. Dios también nos creó para ser seres relacionales, lo que significa que necesitamos compañerismo con otras personas piadosas. 

- Parque Lilly, profesor asociado de Consejería Bíblica, Southwestern Baptist Theological Seminary

Según lo que está viendo profesionalmente y lo que ha recopilado de sus colegas y otras personas, ¿qué impacto ha tenido COVID en la salud mental en la iglesia?

Veo un aumento dramático en la depresión y la ansiedad como los problemas que se presentan, especialmente desde COVID. Sin embargo, cuando miro un poco más profundo y exploro un poco más, veo algo nuevo y omnipresente ahora más que nunca y definitivamente desde COVID. Es la soledad. Una nueva investigación de Harvard sugiere que el aislamiento social está aumentando, especialmente entre los adolescentes mayores y los adultos jóvenes. La investigación de otras fuentes sugiere que la mayoría de nosotros, más del 60 por ciento, nos sentimos solos. El uso prolongado de las redes sociales también se relacionó con mayores sentimientos de soledad.

Según la Asociación Estadounidense de Psicología y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la soledad se ha relacionado con problemas de salud física y mental como diabetes, insomnio, depresión, obesidad y muerte prematura. Una cosa es enfrentar la depresión, la ansiedad y otros desafíos de salud mental a diario. Es muy diferente sentir que estás solo en la batalla y que a nadie le importa realmente.

- steve cazador, profesor y presidente de Hope for the Heart de Consejería Bíblica, Criswell College

La pandemia ha sido y sigue siendo muy difícil. Demasiada gente se aferra a cada palabra que publican los principales medios de comunicación. Los principales medios de comunicación necesitan aumentar sus índices de audiencia, por lo que, por supuesto, lo hacen más emocionante, pero a su vez ha aumentado la ansiedad en todos, especialmente en los niños. También creo que el aislamiento contribuye en gran medida a este problema. Estamos hechos para estar en comunión con Dios y entre nosotros y, a veces, es bueno tener interacción con alguien en la carne. Una cosa buena que hizo el gobernador de Texas, Greg Abbott, al comienzo de la pandemia fue permitir sesiones virtuales para que los consejeros pudieran acceder a sus clientes. Antes de esta orden muy pocos consejeros hacían consejería virtual, de hecho algunos de nuestros códigos éticos lo prohíben. Aunque el gobernador abrió la puerta al acceso de todos, trabajar con un niño o adolescente en línea es casi imposible. Los niños generalmente se expresan más a través del juego y los adolescentes odian discutir sus problemas en línea. Me he preguntado si su odio es más una paranoia que alguien está escuchando, especialmente sus padres.

- Sharon L. Bueno, LPC superior, Consejeros Cristianos de Texas tesorero

COVID ha aislado a la gente y eso nunca es bueno para la salud mental. Fuimos creados para estar con la gente. Tras la revisión de Dios de todo lo que creó en el Jardín del Edén, lo único que "no era bueno" era que el hombre estaba solo, por lo que creó a Eva. La adoración colectiva es un nivel aún más profundo de conexión de persona a persona. Si bien mirar la iglesia desde casa es la "mejor alternativa" de ir a la iglesia, es un sustituto que ocupa un segundo lugar y que no reemplaza la adoración colectiva. Como tal, veo que la gente ha luchado más en su fe y en su salud mental. Incluso ahora, a medida que volvemos cada vez más a la iglesia los domingos por la mañana, conozco a muchas personas que luchan por venir el domingo porque están acostumbradas a la comodidad de mirar desde el sofá de su sala, tomar café y en pijama. 

Otro aspecto de COVID y la iglesia es que el miedo a contraer COVID ha creado mucha ansiedad. Esto da como resultado que las personas se queden en casa más tiempo, estén más aisladas y luego se sientan más deprimidas. Se convierte en un ciclo descendente de enfermedad mental.

- Audra Dahl, directora de asesoramiento, Centro de asesoramiento de Rush Creek (Arlington)

¿Por qué los pastores todavía luchan por admitir sus propias luchas de salud mental, y qué pueden hacer la iglesia y sus líderes para ministrarles?

He trabajado con pastores y las principales razones por las que no quieren admitir sus propias luchas con la salud mental es la vergüenza, la vergüenza y el miedo a perder su trabajo. Lo que les digo a esos pastores es que son humanos y que a veces la vida simplemente pasa. En lugar de vivir con miedo, deje que su congregación sepa lo que está sucediendo y confíe en que amarán y abrazarán a su pastor. Las iglesias pueden ayudar orando por su pastor (incluso si no están luchando; creo firmemente que deberíamos orar por aquellos que pastorean su rebaño). Luego, lleve a su pastor a comer de vez en cuando. Estoy seguro de que su esposa agradecería un día libre para cocinar. Si su pastor tiene hijos, ofrézcase a cuidarlos para que mamá y papá puedan tener una cita. Un matrimonio saludable contribuye en gran medida a la salud mental. Hay muchas otras formas que pueden ayudar: llévelo a un juego de pelota, déle una semana extra de descanso para las vacaciones (su pastor ha estado bajo intensa presión durante los últimos dos años debido a COVID, bendícelo con tiempo para relajarse) , o simplemente ofrecerte a pasar el rato y tener compañerismo con él.

-jonathan okinaga, profesor asistente de Consejería Bíblica, Southwestern Baptist Theological Seminary

He sido pastor y misionero. Creo que hemos recorrido un largo camino para obtener la ayuda profesional que necesitamos, reconociendo nuestras limitaciones, compartiendo nuestras propias luchas personales y buscando amistades bíblicas con cristianos maduros del mismo sexo con el propósito de transparencia, responsabilidad, apoyo y aliento. fuera del contexto de nuestros ministerios personales. Además, más que nunca, veo a más pastores y denominaciones abordar públicamente los problemas de salud mental, especialmente desde COVID. Es una hermosa vista para ver. Por ejemplo, el SBTC está haciendo un gran trabajo al proporcionar recursos para los pastores y sus cónyuges durante este momento difícil. Esto incluye ayuda financiera para los servicios de asesoramiento. Me ha honrado ver el fruto de este ministerio. Al mismo tiempo, es difícil para nosotros como ministros admitir nuestros propios desafíos de salud mental. Una razón es debido a expectativas poco realistas, ya sean autoimpuestas, percibidas o ambas….

- Steve Hunter, profesor y presidente de Hope for the Heart de Consejería Bíblica, Criswell College

¿Qué pueden hacer las iglesias, especialmente las iglesias más pequeñas que no tienen consejeros capacitados o ministerios de consejería, para dirigirse y ministrar a quienes luchan con su salud mental?

Es importante que las iglesias proporcionen recursos que aborden los problemas de salud mental. Esto puede presentarse de muchas formas, entre las que se incluyen: capacitar a los pastores y al personal de la iglesia para que estén al frente de las necesidades de salud mental y conozcan sus limitaciones en la prestación de servicios; asociarse con proveedores comunitarios de salud mental que pueden actuar como objetivos de derivación para necesidades que requieren intervención profesional o para orientación en casos donde el personal de la iglesia pueda necesitar orientación; establecer grupos de apoyo que puedan alentar a la comunidad para quienes enfrentan posibles desencadenantes de problemas de salud mental, como cuidadores de personas con necesidades de atención médica a largo plazo, uso de sustancias, abuelos que crían a sus nietos, recuperación de violencia doméstica y agresión sexual, y muchos más; y asociarse con iglesias más grandes que pueden tener servicios de salud mental disponibles y cooperar en la publicidad de esos servicios en toda la comunidad.

-Dr. Bobbie Burks, 4:13 Centro para el cambio (Tyler)

Hay grandes programas grupales que las iglesias pueden hacer o asociarse con otras iglesias que ya los tienen. Celebre la recuperación, la regeneración, el duelo compartido y el divorcio son solo algunos. Estos programas son dirigidos por laicos que han pasado por el programa ellos mismos y luego son capacitados como líderes. En el Centro de Consejería de Rush Creek, tenemos muchas iglesias que se refieren a nuestros servicios de consejería. Muchas de estas iglesias también ayudan a sus miembros con necesidades económicas al proporcionar becas de consejería. Pero, más que nada, estar dispuesto a tener las conversaciones en la iglesia, hacer lo que estás haciendo al tener las conversaciones en otros medios, comienza a eliminar el estigma e incluso puede ayudar a poner a alguien en el camino de la curación.

—Audra Dahl, directora de consejería, Rush Creek Counseling Center (Arlington)

¿Qué más pueden hacer las iglesias, los líderes de la iglesia y las denominaciones para ayudar?

Creo que uno de los primeros pasos y probablemente uno de los pasos más difíciles es comenzar a cambiar la forma en que la cultura de nuestra iglesia ve los trastornos y problemas de salud mental. Incluso podríamos comenzar cambiando nuestro lenguaje cuando se trata de problemas de salud mental. Por ejemplo, podemos cambiar nuestro lenguaje de lo que "podemos" hacer cuando se trata de salud mental a lo que "debemos" hacer. Podemos cambiar nuestro lenguaje de "abordar" y "ayudar" a "priorizar" la salud mental como uno de los principales problemas en la vida y el liderazgo bautista. 

- Steve Hunter, profesor y presidente de Hope for the Heart de Consejería Bíblica, Criswell College